enfermedades en los perros grandes más comunes

Las enfermedades más comunes en perros grandes

¿Puede el tamaño de un perro influir en que sufra unas enfermedades u otras? Bueno, realmente no es que existan patologías específicas para cada raza de perro o para cada perro según su tamaño. Pero sí es cierto que hay enfermedades más comunes que se dan en los perros grandes.

¡Veamos cuáles son esos problemas de salud que más se repiten entre los grandullones peludos!

Enfermedades más frecuentes en los perros grandes

Antes de empezar a hablar de las enfermedades que con mayor frecuencia aparecen entre los perros de razas grandes, vamos a aclarar qué se considera un perro de raza grande.

Cuando hablamos de tipos de perros por su tamaño nos encontramos que los perros pequeños son aquellos que pesan hasta 10 kilos y cuya altura se encuentra entre los 20 y los 40 cm.

Los perros medianos son los que miden entre 30 y 60 cm y su peso se mueve entre los 10 y los 30 kilos.

En cuanto los a los perros grandes, su peso estaría entre los 30 y los 50 kilos, con una altura entre 50 y 75 cm.

Por su parte, los perros gigantes son los que miden entre 60 y 90 cm de altura y pesan más de 50 kilos.

enfermedades en los perros grandes

A continuación, hablamos de las enfermedades más frecuentes en perros grandes y gigantes.

La torsión de estómago

Aunque ningún perro está exento de padecer una torsión de estómago, es mucho más frecuente en perros de razas grandes.

Este problema consiste en que el estómago se distiende y gira sobre su propio eje. Es una situación que tiene solución si se actúa rápido llevando al perro al veterinario, pero que puede ser mortal si no se hace nada.

La torsión de estómago en perros puede surgir por diversos motivos. Los más frecuentes son la ingesta de alimento en gran cantidad en poco tiempo o el ejercicio excesivo. Por eso, no es de extrañar que los perros de razas grandes sean propensos a padecerla, ya que son muy activos… ¡y muy glotones!

Entre los síntomas que presenta está enfermedad se encuentra la inquietud del perro, un babeo intenso y arcadas, eructos, espasmos abdominales y la tripa hinchada y tensa.

La displasia de cadera

Esta es una de las enfermedades más comunes en perros grandes.

La displasia de cadera en perros, también conocida como displasia coxofemoral no tiene un origen concreto: puede ser una patología hereditaria, como suceder por un ejercicio excesivo, sobrepeso y otras causas aleatorias.

Esta malformación de la articulación que une el fémur con la pelvis es una dolencia que se agrava con el tiempo y que produce mucho dolor en el animal.

Al principio los signos pueden no ser muy evidentes, pero a medida que el problema vaya aumentando los síntomas se notarán más.

Algunas de las señales que pueden indicar displasia de cadera en un perro son:

  • Se vuelve más inactivo.
  • Deja de realizar ciertas actividades como jugar, saltar, correr, subir escaleras, subirse al sofá, etc.
  • Cojea
  • Rigidez en las patas traseras y/o dificultad para moverlas.
  • Dificultad para andar y para levantarse.
  • Espalda curvada debido a la imposibilidad de mover bien la parte trasera del cuerpo.
  • Quejidos de dolor al caminar o incorporarse.

la displasia de cadera es una de las enfermedades más comunes de los perros grandes

Síndrome de Wobbler

Esta enfermedad se produce porque el disco intervertebral puede tener deformación o desplazarse, provocando una compresión sobre la columna y consecuentemente sobre la médula espinal y las terminaciones nerviosas del animal.

Esto provoca que el perrete sufra problemas neurológicos y entre los síntomas más evidentes está que el perro se tambalee. En su evolución, provoca discapacidad y dolor.

Entre las causas que provocan el síndrome de Wobbler puede encontrarse el factor hereditario, pero también puede estar asociado a un crecimiento demasiado rápido o exceso de calcio, proteínas o calorías.

Artritis

La artritis canina es una inflamación de las articulaciones que puede tener diferentes orígenes: la genética, un traumatismo, una infección o ser degenerativa, en el caso de los perros ancianos. Esta última es la más común y especialmente en perros de razas grandes.

En caso de padecer artritis, los movimientos del perro se ven dificultados y le produce mucho dolor. Otros síntomas, además de la limitación al moverse son rigidez, dificultad para saltar, correr, tumbarse o levantarse.

Hipotiroidismo

Aunque el hipotiroidismo canino puede darse en cualquier perro, suele ser una de las enfermedades comunes en perros grandes.

En este caso, el problema se produce porque la glándula encargada de producir las hormonas del tiroides produce menos de las necesarias. Eso hace que su metabolismo funcione más lento de lo normal.

Entre las consecuencias que esto acarrea está el aumento considerable de peso, la apatía, colesterol, caída del pelo o pelo sin brillo, depresión o anemia, entre otros.

enfermedades comunes en perros grandes

El Gran Danés, el San Bernardo, el Mastín Napolitano, el Bullmastiff o el Terranova son algunos de los perros de razas grandes más conocidos. En este artículo te hemos hablado de ciertas enfermedades que estos pueden padecer. Si tienes uno de ellos como mascota, ¡cuídalo bien!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − 10 =