la cabra enana como mascota

La cabra enana como mascota

Está claro que para muchas personas, conformarse con tener un perro o un gato como mascota, no es suficiente. Por eso, optan por otros curiosos animales como compañeros peluditos. ¿Sabías que la cabra enana como mascota está cobrando mucha fama? Seguro que si lees este artículo y la conoces un poco mejor, ¡entenderás bien los motivos!

La cabra enana: ¿cómo es?

¿Te habías planteado tener alguna vez una cabra enana como mascota? ¡Quizás algunos de vosotros no sabíais ni que existía este animalito tan adorable! No pasa nada, ¡para eso está Wakyma!

Existen diversas razas de cabras enanas. pero es la cabra enana africana o pigmea la más conocida.

características de la cabra enana

El surgimiento en África occidental de las cabras de reducido tamaño, se cree que se debe a que las temperaturas extremas, así como otras condiciones de su lugar de origen, impidieron el correcto desarrollo de algunas cabras.

Luego, la cría selectiva a partir de esas cabras de dimensiones más pequeñas de lo normal, hizo que aparecieran las primeras cabras enanas que hoy en día conocemos.

Pero… ¿cómo una cabra, algo que normalmente está relacionado con el entorno ganadero y rural, ha llegado a convertirse en mascota?

Allá por la década de los años 50 del siglo XX, varios ejemplares fueron transportadas hasta Estados Unidos para exhibirlas en los zoológicos.

El animal captó la atención por su adorable aspecto y fue cobrando fama. Así, luego se trasladó a Europa, siendo hoy conocida en gran parte del mundo.

Su carácter afable y sociable, hicieron el resto, convirtiéndola en una mascota increíble para muchos.

Características de la cabra enana

Como su propio nombre indica, la característica principal de este animal es su reducido tamaño. Este no suele superar los 45 centímetros de alto.

A su vez, ese pequeño tamaño va acorde con un peso que oscila entre los 18 y los 30 kilos.

El pelaje de la cabra enana es corto y son válidas diferentes tonalidades (gris, blanco, marrón, negro, etc.), incluyendo el contraste de manchas.

Tanto los machos como las hembras tienen cornamenta, aunque la de ellos suele ser superior en tamaño. Además de los cuernos, su cabeza presenta unas orejas cortas que normalmente están erguidas.

En cuanto a su carácter, lo más destacable es lo sociables que son. No solo disfrutan de la compañía de otras cabras, sino que también son cariñosas y juguetonas con las personas.

Consejos para tener una cabra enana como mascota

Si lo que has visto hasta ahora te ha llamado tanto la atención que te estás planteando tener una cabra enana como mascota, lo que viene a continuación es esencial que lo tengas en cuenta.

Como cada animal, la cabra de reducido tamaño también tiene unas necesidades específicas que deben verse cubiertas para asegurar su bienestar. ¡Estas son las más importantes!

cuidados de la cabra enana

1. El espacio para vivir

Que estemos hablando de una cabra enana no implica que puedas meter al animalito en un piso pequeño o una vivienda, que aunque sea de tamaño superior, no dé posibilidades de que la cabra esté en exterior.

Lo más importante es que la cabra habite en un lugar muy espacioso que le permita saltar y correr cuando le apetezca. No es como un perro que solo corre y juega las dos o tres veces al día que lo sacamos a la calle.

Dicho espacio debe estar vallado para evitar que el animal escape. Además, debe contar con vegetación para que pueda pastar.

También debe tener una zona cubierta donde pueda descansar, comer, beber y donde pueda resguardarse de lluvias, vientos o temperaturas extremas.

Teniendo en cuenta estas características podemos interpretar que la ciudad no es exactamente el mejor lugar para que viva este animal.

2. La alimentación

La dieta alimenticia de esta cabra es muy variada. Se compone principalmente de heno, alfalfa, granos, forraje y vegetales.

Pero además de asegurar que ingiere estos alimentos, se debe tener en cuenta el aporte extra de minerales que necesita. Uno de los más importantes es la sal, necesaria para su correcto desarrollo.

Para ello, existen preparados tipo bloques de sal listos para ofrecer a estos animales.

3. Cuidados físicos

Es importante que las cabritas sean revisadas por un veterinario cada cierto tiempo para comprobar que su estado de salud es el óptimo.

Las pezuñas deben ser recortadas cada 6 semanas para evitar el sobrecrecimiento y así el daño y la incomodidad que eso les puede provocar.

Cepillar el pelo de la cabra con cierta frecuencia ayudará a eliminar suciedad superficial de su cuerpo. Del mismo modo, si fuese necesario por sobrecrecimiento, también se procederá a esquilarla.

4. Otras atenciones

Dado que se trata de animales sociales, prefieren estar en compañía que solas.

Por ello, es necesario que compartas momentos diarios con tu cabra enana, que juegues con ella y que la estimules mentalmente, puesto que son activas y curiosas. Pero además, lo ideal es que le permitas tener la compañía de, al menos, otra cabra más.

En caso de que antes de la llegada de este animal a tu familia, ya hubiese en ella algún perro, ten muy en cuenta el carácter del mismo, puesto que si el can no está correctamente educado, la cabra enana puede convertirse en una presa fácil para él.

Con los cuidados adecuados, una cabra enana puede vivir entre 10 y 15 años. Eso sí, antes de aventurarte a adoptar a esta animalito, no solo debes asegurarte de que le vas a poder proporcionar todo lo que ya hemos comentado, sino también si hay algún requisito legal en tu lugar de residencia para la tenencia de estos animales.

 

Y a ti, ¿te gustaría tener una cabra enana como mascota?

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =