terapia con conejos

Terapia con conejos: ¿en qué consiste?

A lo largo de los años han ido cobrando relevancia diferentes terapias asistidas con animales. Estas actúan de forma complementaria a tratamientos más convencionales frente a ciertas afecciones físicas y/o psicológicas. En este caso vamos a hablarte específicamente de la terapia con conejos. ¿Sabías que existía?

¿Qué son las terapias asistidas con animales?

Las terapias asistidas con animales son un tipo de tratamiento basado en actividades donde participan animales y personas con ciertas necesidades.

Entre esas personas se encuentran aquellas con problemas de movilidad o con problemas de carácter psicológico, como el estrés, la ansiedad, el autismo o el alzhéimer.

las terapias con animales son muy efectivas

Los animales empleados en estas terapias son animales sociables, perfectamente sanos y correctamente educados para formar parte de estas actividades. Cada uno de ellos, con su temperamento propio, aporta un tipo diferente de ayuda a las personas.

Las actividades, por supuesto, están plenamente adaptadas a las necesidades de los pacientes y se planifican con antelación para establecer los objetivos a lograr. También están coordinadas y supervisadas tanto por profesionales de la salud humana como por especialistas en la terapia con animales.

Entre las terapias con animales más conocidas están las que se realizan con caballos o la canoterapia (terapia con perros).

Pero ahora, queremos que conozcáis, específicamente, la terapia con conejos, una de las que más relevancia ha cobrado en los últimos años.

¿Qué es la terapia con conejos?

La terapia con conejos es aquella en la cual interviene uno de estos animales y un paciente.

Esta terapia (como otras terapias con animales) se asienta en los increíbles vínculos que pueden crearse entre un animal y una persona, y en todo lo positivo que ello puede aportar.

Una de las características que definen a los conejitos domesticados es lo dóciles que pueden llegar a ser. Además, su inteligencia les permite aprender trucos que pueden ayudar muchísimo en las actividades.

Y si a todo ello le sumamos lo bonitos y suaves que son, ¡se convierten en unos grandes colaboradores!

la terapia con conejos es muy efectiva

El contacto con los animales, acariciándolos suavemente, reduce los niveles de cortisol, hormona que se libera por el estrés. Esto hace que los niveles de estrés se reduzcan. A su vez, aumentan las endorfinas y la serotonina, mejorando el estado anímico y favoreciendo la relajación y la sensación de bienestar.

Tras años desarrollando y llevando a cabo terapias con conejos, los buenos resultados han quedado más que demostrados.

Especialmente, se ha encontrado muy apropiada como acompañamiento para personas mayores que viven en residencias o que tienen alzhéimer, así como niños con déficit de atención, autistas, hiperactivos o con parálisis cerebral.

Ventajas de la terapia con conejos

Los beneficios de trabajar en terapias con conejos son muchísimos. Entre ellos, destacan los siguientes.

  • Se rompe la barrera que puede haber entre el paciente y un terapeuta humano. Con los animales no hay conversaciones ni batas, solo un acercamiento noble y una conexión real. Esto reduce considerablemente el rechazo ante las actividades terapéuticas que pudiese tener la persona.
  • Además de ello, el contacto con el conejo y la interacción con él mejorará las habilidades sociales y emocionales del paciente.
  • También disminuye el rechazo al contacto físico.
  • La relación con el animal hace que las personas se vean mentalmente estimuladas y promueve la comunicación. Esto es así porque no solo procesan mentalmente las vivencias que comparten con el conejo, sino que tienden a repetirlas verbalmente al contárselas a otras personas con las que tienen confianza.
  • La relativa facilidad para adiestrar a un conejo permite enseñarle, no solo a acostumbrarse al contacto humano, sino a realizar diversos trucos que impliquen la intervención física del paciente. Por ejemplo, ir cambiando un aro o un túnel de sitio para que el conejo lo atraviese.
  • Como ya hemos mencionado, el contacto con los animales reduce la presión arterial y los niveles de estrés, aumentando la relación y la felicidad.
  • Además, ese contacto, ayuda a estimular los sentidos.
  • Ayuda a explicar a los más pequeños lo que es una responsabilidad.
  • La terapia con conejos permite al paciente parar. Es decir, dedicar un momento a observar a ese animal y no pensar en nada más. Esto, además de ayudar a calmarse, también favorece la concentración.
  • Mejora la autoestima.
  • La terapia con conejos también es un momento en el cual el paciente se siente acompañado por el animal, reduciendo el sentimiento de soledad.

la terapia con conejos tiene muchas ventajas

¿Son todos los conejos apropiados para terapias?

A priori no se podría decir que cualquier conejo es apropiado para las terapias asistenciales.

Recordemos que una de las características más importantes en estos tratamientos complementarios es la docilidad del animal. Por ello, un conejo salvaje no sería adecuado para trabajar con personas.

Además de esto, el conejo debe estar educado, tener un carácter juguetón y haber pasado todas las revisiones veterinarias pertinentes.

Su tamaño también es importante, ya que existen conejos que son verdaderamente grandes y difíciles de manejar por niños, personas mayores o con ciertos problemas físicos. Por ejemplo, ¿has oído hablar del conejo gigante de Flandes? ¡Es enorme!

Algunas de las razas más empleadas en terapias asistidas con conejos son el conejo Holandés o Dutch, el conejo Rex, el conejo mini Rex o el English Lop, que curiosamente también son algunas de las razas de conejo más elegidas como mascotas.

Por supuesto, cabe resaltar que en las terapias con conejos aunque lo que prima es el tratamiento del paciente, siempre hay que garantizar el bienestar del animal. De ahí que un profesional de la asistencia con animales esté presente en las sesiones.

Etiquetas: , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =