Aprende a hacer champú casero para perros

Aprende a hacer champú casero para perros

Aunque existen muchas opciones en el mercado para el cuidado y la higiene de las mascotas, es probable que te estés planteando hacer tu propio champú casero para perros. La verdad es que es una buena opción a considerar, ya que tendrás la ventaja de saber exactamente qué lleva, podrás cambiar algún ingrediente o las proporciones si no te gustan los resultados, es más barato… Y además, será natural y fácil de hacer. Si quieres hacer una sesión de peluquería canina en casa y quieres aprender a hacer tú mismo champú casero para perros… No te preocupes, ¡te enseñamos!

 

Cómo hacer champú casero para perros

Ya sea porque no te gustan las opciones comerciales o porque a tu perro no le sientan bien y le provoca dermatitis canina, puedes hacer tu propio champú casero para perros utilizando los siguientes ingredientes:

  • Un litro de agua
  • Dos cucharadas de romero
  • Media taza de vinagre de manzana, cuanto más puro sea, mejor
  • Jabón neutro de glicerina rallado

¡Recuerda! Nunca uses el champú de personas en tu perro, ¡podría ocasionarle graves problemas!

¿Cómo se hace el champú casero para perros?

Cómo se hace el champú casero para perros

  1. Pon a hervir el agua y echa el romero. Al romper a hervir, apaga el fuego, tapa el cazo y déjalo reposar 10 – 15 minutos. Después, cuela y reserva el agua.
  2. Añade al agua, aún caliente, el jabón rallado. Agrégalo poco a poco sin parar de remover para que se disuelva; sigue echando más hasta que consigas la consistencia que desees. Si te pasas de espeso, añade más agua caliente para diluir cuanto quieras.
  3. Echa el vinagre de manzana y remueve bien hasta integrarlo todo.
  4.  ¡Ya está listo! Ahora sólo falta echar el producto en un frasco o botella y esperar a que se enfríe.

 

¿Qué puedes esperar de este champú casero para perros?

Qué puedes esperar de este champú casero para perros

Cuando el champú casero para perros que has preparado esté frío, ya estará listo para usar. Al ser natural, lo más probable es que tu perro no desarrolle ningún tipo de alergia o reacción, pero de todas formas te recomendamos que observes la reacción de su piel y pelo después de utilizarlo las primeras veces. Realmente, eso debería hacerse al empezar a usar cualquier producto nuevo, sea casero o comprado.

¡Que no te asuste el vinagre de manzana! No dejará olores fuertes en tu perro. De hecho, lo añadimos porque es un acondicionador excelente. Dejará el pelo de tu perro suave, nutrido y además el pelo de tu perro será fácil de desenredar. Uno de los mejores consejos si quieres que el pelo de tu perro brille.

¿No te gusta el romero? Puedes sustituirlo por cualquier otro aromatizante natural, como por ejemplo lavanda. Ante todo, no utilices perfumes artificiales ni ningún producto que contenga alcohol. Estos ingredientes naturales, además de dar buen olor, sirven de repelente de pulgas y otros parásitos.

Recuerda que, aunque este champú sea suave y libre de elementos tóxicos, debes siempre procurar que no le entre a tu perro en las mucosas (ojos, oído interno, nariz, boca).

¡Y ya está! Ahora, a bañar. Si necesitas ayuda, puedes consultar nuestro post sobre cómo bañar a tu perro o a tu cachorro en casa.

 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post