Te damos 4 razones para hablar con tu perro

Te damos 4 razones para hablar con tu perro

¿Hablas con tu perro? ¡No eres ningún loco! La verdad, es que todos los que tenemos mascotas lo hacemos… y aunque algunos piensen que estamos un poquito majaras, ¡hablar con los perros es algo bueno! Aquí tienes 4 razones para hablar con tu perro.

 

Razones para hablar con tu perro

Tanto si ya hablas con tu perro, como si prefieres mentirnos diciendo que no, estas son las razones por las que es bueno hacerlo:

¡Tu perro puede entenderte!

Razones para hablar con tu perro

Aunque no son capaces de comprender todo un idioma y su contexto, los perros no tienen mucha dificultad para entender palabras sueltas y relacionarlas con lo que significan. Por ejemplo, palabras como “premio”, “paseo”, “ven”, “no”, o “muy bien” son fácilmente comprensibles para un perro… ¡Y eso le encanta!

 

Y cuando no entienden las palabras, también pueden saber lo que dices.

Aunque no reconozcan el 100% de lo que decimos, nuestra actitud, gestos y tono de voz también les ayudan mucho a interpretar lo que dices. Tanto si estás alegre como enfadado, tu perro se dará cuenta.

Para ellos es muy fácil interpretar el lenguaje no verbal, así que, aunque no entiendan las palabras, sabrán lo que estás diciendo… ¡Cuanto más hables a tu perro, más hábil será para entenderte!

 

Hablar con tu perro es sano para ti… ¡y para él!

Hablar con tu perro es sano para tiHablar con tu perro es sano para ti

Está comprobado: hablar con las mascotas es sano. Siempre vienen bien un par de orejas que escuchen lo que sientes… aunque no puedan comprenderlo u ofrecerte una solución, ¡hablar con tu perro es muy bueno para desahogarte! Los animales son una terapia excelente, ya que dan apoyo moral (sólo con el hecho de estar ahí) y no juzgan. Además, también te ayudará a ordenar tus ideas.

Hablar con los perros es también muy sano para los niños. Les ayuda a desarrollarse, a enseñar al perro, a aprender a relacionarse y a respetar a los animales. Además, mediante el diálogo (porque los perros responden de alguna manera, aunque no sepan hablar) se refuerzan los vínculos entre ambos.

¿Sabías que en ocasiones se utilizan perros como terapia para niños con autismo? Está comprobado que son una excelente ayuda para interactuar con todo lo que les rodea.

Por otro lado, esta comunicación también es buena para los perros. Ellos demandan atención constante, y ver que se habla con ellos les hace sentir queridos, cuidados e integrados en la familia. En otras palabras, ¡son felices!

 

¡Hablar con los perros es divertido!

Hablar con los perros, incluso inventándonos sus respuestas, es divertido, aumenta la creatividad y mejora el humor. Estamos seguros de que si hablas con tu perro pasarás un rato agradable. Si pruebas a hacerlo después de un mal día, ¡seguro que hablar un rato con tu peludo te lo arreglará!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post