Cómo cuidar de un perro sordo. Te damos las claves

¿Cómo cuidar de un perro sordo? Te damos las claves

Enhorabuena por decidirte a dar una oportunidad a un perro sordo. Los perros con discapacidades y enfermedades suelen tener más dificultades para encontrar un hogar, cuando en realidad son igual de dignos, cariñosos y leales que cualquier otro perro. Muchas veces te preguntarás cómo cuidar de un perro sordo, y realmente, ¡no es muy complicado! Te damos unos pocos consejos, pero en realidad estos cuidados no distan mucho de los que darías a un perro con capacidades plenas, sólo debes adaptar ciertas cosas a su condición. Vamos a verlo.

 

Cómo cuidar de un perro sordo

Cómo cuidar de un perro sordo

 

Los cuidados orientados a la salud de un perro sordo son los mismos de cualquier otro perro:

  • Una alimentación sana, de calidad y adaptada a sus necesidades nutricionales.
  • Atención veterinaria, tanto vacunas como visitas cuando esté enfermo y revisiones periódicas. Especialmente para realizar un seguimiento de su sordera, ya que no todas son iguales.
  • Higiene y resto de cuidados, como cepillados y cortes de pelo si son necesarios.
  • Educación, juegos, cariño y atención. ¡Merece ser feliz!

Ahora, ¿cuáles son los cuidados y atenciones que deberías prestar específicamente cuando se trata de un perro sordo? Para empezar, al no poder oír, ten en cuenta que en la calle podría someterse a peligros; por ejemplo, si no oye el claxon de los coches. Por eso, para asegurarte de que lo mantienes a salvo, llévalo siempre atado con la correa hasta que estés seguro de que estás en una zona 100% libre de riesgos.

La educación de un perro sordo no es más complicada, simplemente distinta. Ya que no puede oírte, en vez de establecer órdenes verbales, tendrás que comunicarte con él por medio de señas. Aprenderá muy pronto a entender tu lenguaje corporal y reaccionará igual que un perro que puede oír.

Deberás adoptar ciertas costumbres sencillas para convivir con un perro sordo. Por ejemplo, para que no se asuste cuando entras en una habitación, enciende la luz, o pisa fuerte en el suelo para que note la vibración. Se trata de compensar su falta de oído con otros estímulos. No toques a tu perro cuando esté dormido, si no te ha oído llegar, podría asustarse e incluso reaccionar mal.

 

Al margen de saber cómo cuidar de un perro sordo, recuerda darle todo el cariño y satisfacer todas las necesidades que tiene como perro. Jugad cada día, crea un vínculo, ¡formad familia! Un perro sordo es igual que cualquier otro, ¡no te arrepentirás de haberle dado esta oportunidad!

 

 

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post