cómo cuidar el pelo de un perro

¿Cómo cuidar el pelo de un perro? Te lo contamos todo

¿Sabes cómo cuidar el pelo de un perro? Es muy importante que lo hagas, ya que no es sólo cuestión de estética, sino que repercute en la salud del propio pelo y de la piel de tu perro. Para cuidar el pelo de tu perro de la mejor manera posible, ¡sigue los consejos que tenemos para darte!

 

¿Por qué es importante saber cómo cuidar el pelo de un perro?

Es importante acostumbrar al perro a los cepillados desde cachorro, de esta manera lo tomará como hábito y como algo positivo y se dejará peinar más fácilmente. A algunos perros les gusta que se les peine, pero otros pueden ser algo huidizos. Para evitar esto último, empieza lo antes posible con esta costumbre.

Además, si peinas a tu perro frecuentemente, ¡no tendrás la casa llena de pelos de perro! El cepillado frecuente va retirando los pelos muertos, de modo que no los encontrarás más en el suelo y los muebles.

Si cepillas a tu perro al menos cada dos días, también eliminarás polvo y suciedad, por lo que olerá menos y podrás espaciar los baños. Además, te fijarás a menudo en su pelo, por lo que detectarás posibles pulgas, garrapatas u otros parásitos antes de que le hagan mayor daño. En definitiva, le estarás dando salud y control a tu perro.

Por qué es importante saber cómo cuidar el pelo de un perro

¿Cómo peinar a tu perro?

Cómo cuidar el pelo de un perro dependerá del tipo de pelo que tenga. Necesitas un cepillo apropiado para el pelo que tenga tu perro: largo, corto, fino, duro, para pieles delicadas… Hay montones de opciones en el mercado, ¡busca la que más se adapte a las necesidades de tu peludo! Tanto tu veterinario como el personal de las tiendas para mascotas sabrán recomendarte lo mejor para tu perro.

Comienza por el lomo, siguiendo por la cabeza, el pecho y las patas. Debes peinar siempre a favor del pelo, deshaciendo poco a poco los nudos con cuidado de no dar tirones. ¡Hazlo con delicadeza y te lo agradecerá!

A la hora de peinar a tu perro, presta especial atención a:

  • Patas: si las tiene muy sucias, aprovecha para humedecer el pelo con una esponja o paño y límpialas. Así espaciarás más los baños y le librarás de posibles infecciones. Es buen momento para revisar el estado de sus uñas.
  • Cola: también necesita cepillado, especialmente si es larga, ya que arrastrará mucha suciedad.
  • Hocico: se suele ensuciar más por la comida, además de que los perros van olisqueándolo todo y metiendo el hocico en todas partes. Límpialo con un trapo húmedo.
  • Ojos: los perros, igual que nosotros, producen legañas. El momento del peinado es ideal para limpiar sus ojos con una gasa y suero fisiológico.

Cuando termines, ¡no dudes en darle una buena recompensa! Esto es especialmente importante si estáis en proceso de adaptación al cepillado, ayudará a que tu perro vea esta práctica como algo positivo.

Si detectas cualquier tipo de anomalía en su pelo o en su piel, debes llevarlo al veterinario cuanto antes. Hay problemas, como la dermatitis atópica, que son realmente comunes en perros.

Y recuerda, si tienes cualquier duda sobre cómo cuidar el pelo de un perro, ¡siempre puedes preguntar a tu veterinario o a un peluquero canino! Te dará consejo personalizado.

 

 

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post