Receta de champú para perros

Receta de champú para perros… ¡Sin jabón!

Si no te gustan los champús comerciales por el exceso de químicos, o si bien necesitas bañar a tu perro a menudo, te recomendamos que pruebes a hacer este champú para perros con base de avena. ¡Sólo usamos dos ingredientes! Te damos la receta de champú para perros sin jabón.

¿Por qué hacer este champú para perros sin jabón?

Como sabrás, a los perros no se les debe bañar a menudo porque el jabón les altera el pH de la piel y puede irritar. Por otro lado, algunos perros tienen de por sí la piel sensible o alergias y no toleran bien los químicos del jabón. ¡Que no cunda el pánico! Hoy te mostramos una alternativa a los champús con base jabonosa; te traemos una receta de champú para perros sin jabón… ¡realmente fácil!

 champú para perros sin jabón

Cómo hacer champú para perros sin jabón

Para hacer esta receta sólo necesitas:

  • 2 tazas de copos integrales de avena
  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de agua
  • 1 tarro para guardarlo, mejor si es hermético

Estas proporciones dan para bañar a un perro grande, si es pequeño puedes reducir las cantidades a la mitad.

¡Sí! Sólo con dos ingredientes y un poco de agua puedes hacer un champú. ¿No te lo crees? ¡Así es como se hace!

1. Necesitamos harina de avena. La puedes comprar ya hecha, pero si optas por los copos (más baratos y quizás fáciles de encontrar), sólo hará falta echarlos en una licuadora o batidora durante un par de minutos hasta que estén bien triturados, convertidos en polvo.

2. Cuando tengas el polvo de avena, añade la taza de bicarbonato y el agua. Bate para integrar todo bien.

¡Listo! Eso es todo, de verdad. Es fácil, rápido y muy, muy barato. Ahora es momento de bañar a tu peludo…

Bañar a tu perro con champú de avena

Bañar a tu perro con champú de avena
(Foto via: misanimales)

Una vez tengas listo el champú para perros sin jabón, ya puedes bañar a tu amigo. Para ello, simplemente aplícalo como si fuera champú normal, pero déjalo actuar unos pocos minutos (aproximadamente 5) antes de aclararlo bien con agua.

Tu perro quedará limpio y suave. Sólo ten en cuenta una cosa: a los perros les gusta el olor de la avena, por lo que es posible que intente chuparlo. Cuando vea que sabe mal por el bicarbonato, lo más seguro es que desista, pero lo mejor es que estés atento por si acaso, para evitarlo lo máximo posible. ¡Una ingesta grande de bicarbonato podría ser peligrosa!

Es poco probable que este champú para perros afecte negativamente a la piel de tu mascota, pero en caso de que ocurra, puedes probar a aumentar la cantidad de avena y reducir el bicarbonato. Si aun así sigue ocurriendo, lo mejor es que dejes de utilizar este champú. No es muy habitual, pero sí es cierto que el bicarbonato de sodio puede resultar un poquito abrasivo/irritante en pieles sensibles.

Si ocurriese, tampoco deberás preocuparte, es una irritación leve y debería remitir por sí sola sólo con dejar de usar este champú.

Y tú, ¿sabías que se puede hacer champú para perros casero y sin jabón? ¿Qué utilizas para bañar a tu mascota?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post