mi perro siempre tiene hambre

Mi perro siempre tiene hambre, ¿qué hago?

Hay peluditos que son verdaderas aspiradoras con patas, que son capaces de tragar todo alimento que se les ponga delante sin llenarse y cuando acaban… ¡quieren más! Si tu pensamiento día tras día es ‘mi perro siempre tiene hambre’, has llegado al sitio adecuado.

Mi perro siempre tiene hambre, ¿qué hago?

¡Toma nota de estos consejos y empieza a controlar el apetito de tu mascota!

1. No cedas ante el chantaje

Si tu perro es insaciable lo primero que debes hacer es no sucumbir a su chantaje emocional cuando te pide más comida.

Sí, sabemos que es complicado resistirnos a esos ojitos, pero es muy importante que respetes las dosis de alimento que le corresponden.

mi perro siempre tiene hambre

De no hacerlo acabarías perjudicando gravemente la salud de tu perro, ya que terminaría por sufrir sobrepeso.

Si desgraciadamente esto ya ha pasado, debes prestar muchísima atención y elegir el mejor alimento para perros con sobrepeso.

2. Ofrécele el tipo de alimento acorde a sus necesidades

No solo hay que ofrecerle a tu mascota la dosis diaria indicada de alimento, sino que ese alimento debe ser adecuado a sus características físicas y necesidades.

Por ejemplo, de nada servirá que le des al día una u otra cantidad de gramos de pienso a tu Golden Retriever de 7 años, si se trata de un pienso para cachorros de Yorkshire Terrier. ¡Sus necesidades no son las mismas!

Si te has equivocado de comida, es normal que tu perro tenga hambre siempre. ¡No lo estás alimentando como deberías!

3. Siempre comida de calidad

Otro de los motivos que dan respuesta a por qué mi perro siempre tiene hambre es que no le estemos dando comida de calidad.

Cuanta más alta sea la calidad del alimento de nuestra mascota, más nutrientes y vitaminas poseerá, con lo cual, será más fácil que se llene sin habernos sobrepasado en la cantidad.

mi perro siempre tiene hambre

4. Acostumbra a tu perro a comer más despacio

Echas la comida a tu perro. Parpadeas. Ya no hay comida. Sí, es muy normal en perros glotones y lo peor es que esa rapidez impide que se sientan saciados.

Lo mejor es que vayas acostumbrando poco a poco a tu mascota a comer más lentamente y para ello hay ciertos comederos que pueden ayudarle: los hay dosificadores y otros con una forma interior que les impide devorar con rapidez.

5. Mezcla pienso con comida húmeda

Para ello, primero es aconsejable que consultes a un veterinario si es adecuado en el caso de tu perro en concreto.

Si da el Ok a esta forma de alimentarlo, puedes usarla para saciar a tu perro con mayor rapidez.

6. Ejercicio y diversión

Hay muchas personas que cuando se aburren, simplemente comen. La ansiedad por aburrimiento también puede pasarle a tu mascota, así que si tu perro tiene hambre siempre, pregúntate si está haciendo todo el ejercicio que le corresponde y si tiene en casa juguetes para entretenerse.

Por otro lado, un perro que de por sí hace mucho ejercicio necesitará un aporte calórico mayor. Si la intensidad de sus entrenamientos ha aumentado, deberás aumentar también su dosis de comida. ¡Consulta con un especialista!

7. Limita los premios y snacks

Es muy normal que cuando tu peludo se lo merezca reciba un pequeño premio en forma de golosina perruna. ¡Pero ojo! También es muy común que ante un reclamo de alimento, le acabemos dando de vez en cuando un snack para intentar que se calme. ¡Error!

Si lo haces más de una vez, tu perro asociará el reclamarte con la patita con un suculento premio y ya no dejará de hacerlo nunca. Y la mayoría de las veces no será señal de que tiene hambre, ¡sino de que es un goloso!

mi perro siempre tiene hambre

8. Puede ser un verdadero problema de salud

En un bajo porcentaje de casos, que tu perro siempre tenga hambre puede ser señal de que tiene un problema de salud como el hipertiroidismo, la diabetes o el síndrome de Cushing. ¡Consulta a tu veterinario si notas que tu mascota se vuelve insaciable repentinamente!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post