El entrenamiento de los perros anti-pirómanos

El entrenamiento de los perros anti-pirómanos

Es muy posible que nunca hayas oido hablar de los perros anti-pirómanos, normalmente cuando se habla de perros policía, se suele hablar de perros antidroga, perros para ayudar a la detección de veneno o sustancias tóxicas, e incluso perros que detectan el cáncer de mama o la diabetes.

Es impresionante las capacidades que pueden desarrollar los perros, ¿verdad? Y es que no en vano, los perros nos han acompañado y ayudado a lo largo del tiempo.

Las capacidades que tienen los perros

Los perros tienen algunos sentidos mucho más desarrollados que nosotros, gracias (entre otros) a su oído y olfato, pueden detectar cosas que…¡Para nosotros sería imposible!

Pero, ¡ojo! Esto no es algo innato, sino que para detectar determinadas cosas, los perros necesitan un entrenamiento previo. De esta manera pueden desarrollar todo su talento, para diferentes actividades.

Los perros anti-pirómanos

Los perros anti-pirómanos
(Foto via: misanimales)

Los perros anti-pirómanos, están adiestrados específicamente para poder detectar los acelerantes del fuego. Seguramente te preguntarás, ¿y realmente de qué sirve saber dónde se ha usado un acelerante para encender un fuego? ¡Fácil! De esta forma, se puede detectar qué incendios han sido provocados, y dónde empezó el foco del incendio.

Pero…¡Estos perros no solo tienen esta función! Y es que, también tienen una gran labor en instituciones y edificios con riesgo de sufrir un ataque terrorista. De esta forma, pueden parar este tipo de acciones, ¡antes de que ocurran! Se podría decir, que su labor es complementaria a la que desempeñan los perros antiexplosivos.

¿Cómo pueden detectar todo este tipo de cosas? Gracias a su gran sentido del olfato. Para ellos sustancias como la gasolina o el queroseno, (incluso en muy bajas cantidades) son fácilmente detectables.

Cómo se entrena a los perros anti-pirómanos

Los perros que van a cumplir con esta función, deben comenzar su entrenamiento de cachorros como perros policías. Este tipo de entrenamiento incluye:

  • Obediencia
  • Persecución
  • Rescate
  • Salvamento

No obstante, entre todos los perros policía, se seleccionan a los que tienen mejor olfato, y a estos se los entrena de forma específica para la detección de incendios provocados.

Cómo se entrena a los perros anti-pirómanos

El entrenamiento anti-pirómanos, pasa por familiarizarlos y enseñarlos productos como: gasolina, petróleo, gasoil, queroseno, diferentes tipos de alcohol… Es decir, ¡cualquier sustancia que pueda servir para comenzar un fuego!

El adiestramiento en positivo para entrenar a los perros anti-piromanos

Sin duda alguna, una de las claves para lograr que los perros policía se vuelvan tan eficaces a la hora de detectar nuevos incendios es…¡El uso de premios! Cuando un perro localiza algo, se le da un juguete o golosina a modo de premio.

Durante su adiestramiento, también se les enseña a moverse sigilosamente, de esta forma se minimizan los riesgos que puede correr el perro durante sus labores (como por ejemplo, quemaduras, tropezones, que pueda caer en un agujero…).

Según va avanzando su entrenamiento, las localizaciones también se van volviendo más complejas. Cada vez tendrán más estímulos tanto visuales, auditivos como olfativos. De esta forma, enseñan al perro a concentrarse en lo que está buscando realmente.

El adiestramiento en positivo para entrenar a los perros anti-piromanos

En la fase final del adiestramiento de los perros anti-piromanos, se les lleva a escenas reales. De esta forma, se va observando cómo reacciona el perro, y a la vez, se le familiariza con estos escenarios.

Normalmente, este tipo de entrenamiento, suele durar 1 año, aunque, ¡ojo! Habrá que seguir reforzándolo durante los siguientes 4 años. 

Una vez el perro ya está entrenado, este recibe su grado de formación y además se le asigna un compañero y funciones dentro del propio cuerpo de policía.

Los incendios provocados

Algo que hizo que la policía estuviese obligada a entrenar a perros específicamente para detectar los incendios provocados es…¡La gran cantidad de incendios que se producen! 

¿Por qué alguien querría provocar conscientemente un incendio? Estos son los motivos más habituales:

  • Cobrar un seguro: Intentar estafar al seguro, es la razón número 1 para provocar un incendio
  • Encubrir un crimen: Puede ser un intento de borrar la pista de un crimen como: asesinado, homicidio, robo…
  • Por venganza.
  • Personas que sufren de piromanía.

De todas formas, sea el motivo que sea. Si el incendio ha sido provocado, es importante intentar dar con el responsable. Y además que estos se hagan cargo de lo que han hecho.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post