ectropión en perros

Ectropión en perros: qué es, síntomas y tratamiento

Si vas a adoptar a un perro como mascota o ya tienes uno en casa, debes saber que hay ciertas enfermedades a las que el can se puede enfrentar y que tú, como propietario, puedes llegar a reconocer para ayudarle. En este caso te hablamos del ectropión en perros.

¿Qué es y qué causa el ectropión en perros?

El ectropión en perros es una enfermedad ocular que se produce cuando la parte interna del párpado sale al exterior, quedando descubierta.

Esto provoca que el peludo acabe sufriendo diversos problemas en sus ojos, pudiendo llegar, incluso, a perder la visión por completo si el problema se agrava.

ectropión en perros qué es

Las causas que provocan el ectropión son varias.

Por causa genética

Hay perros que debido a una alteración genética son más propensos a padecer este problema.

Suele tratarse de perros grandes, aunque también pasa a los de menor tamaño. Destacan también aquellos que tienen el cuerpo recubierto de arrugas y pliegues.

Algunas de las razas más propensas son: el Labrador Retriever, el San Bernardo, el Basset Hound, el Shar pei, el Terranova, el Gran Danés o el Cocker Spaniel.

Cuando el ectropión aparece por causa genética se le conoce como ectropión primario.

Otros factores

Pero no solo un perro con predisposición genética a ello puede padecer este problema.

El ectropión en perros puede ser consecuencia de otros causantes como:

  • Infección ocular.
  • Úlcera.
  • Un golpe.
  • Una inflamación.
  • Una parálisis de los nervios del rostro.
  • O, incluso, una pérdida pronunciada y rápida de peso en el animal.

Cuando el causante es uno de los mencionados anteriormente, se le cataloga como ectropión secundario y este es más propenso en perros de edad avanzada.

causas del ectropión en perros

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene ectropión?

Al tratarse de un problema físico que se manifiesta hacia el exterior, no es complicado detectar los síntomas.

Un perro que padezca este problema tendrá el párpado inferior caído, además de no estar pegado al globo ocular. Por lo tanto, se verá con facilidad la parte interna del párpado, la cual se llama conjuntiva palpebral y el tercer párpado. Porque… ¿sabías que los perros tienen un tercer párpado, no?

También la conjuntiva estará enrojecida e inflamada, igual que puede estar inflamado el ojo en general.

Si hay alguna lágrima, al no pasar esta a los conductos lagrimales por la inflamación, pueden provocar la aparición de manchas en la cara.

El animal se sentirá incómodo por la irritación ocular y es posible que intente rascarse con frecuencia. De no curarse bien, la zona presentará infecciones constantes a causa de bacterias.

detectar el ectropión en perros

¿Se puede curar el ectropión?

Sí, se puede tratar y curar. Además, si no es grave, no requiere de un tratamiento muy prolongado.

Pero vayamos por partes.

Si has detectado el problema en tu perro, lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario.

Este realizará un examen ocular completo para poder establecer la causa y la gravedad. Además. si es tu veterinario de confianza, conocer el historial clínico de tu mascota también puede serle de mucha ayuda.

En casos simples, a veces, basta con un simple colirio u otro tipo de aplicaciones líquidas que ayudan a mantener el ojo húmedo.

En caso de infección, el veterinario también puede recomendar la administración de antibiótico.

Cuando el ectropión es más graves, la solución podría pasar por una intervención quirúrgica.

Eso sí, si hay una infección muy grave y no se trata, como decíamos al principio, el perro podría acabar perdiendo la visión.

De ahí que sea tan importante la detección temprana.

cura del ectropión en perros

Pero además, es muy importante que sigas una serie de cuidados en tu mascota que pueden ayudar a prevenir el problema. Por ejemplo, evitando que el ectropión se produzca por una infección.

Tras cada paseo, revisa que la zona próxima a los ojos de tu mascota no tenga tierra ni restos de hierba que puedan acabar en su interior. Los ojos deben estar también libres de legañas.

Puedes establecer como rutina, limpiarle los ojos a tu peludo con una gasa estéril y colirio o suero fisiológico o con una infusión de manzanilla fría.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.