Enfermedad de Cushing en gatos o síndrome de Cushing en gatos

Enfermedad de Cushing en gatos: qué es, síntomas y tratamiento

La enfermedad de Cushing en gatos, también conocida como síndrome de Cushing, no es muy habitual en los felinos, pero sí muy grave cuando se presenta. Por eso, es importante que conozcas en qué consiste y cuáles son sus síntomas principales.

¿Qué es la enfermedad de Cushing en gatos? ¿Qué la causa?

Al síndrome de cushing en gatos también se le llama hiperadrenocorticismo, ya que su causa es un exceso de la hormona cortisol en sangre.

Los motivos por los que se puede producir esta enfermedad son dos:

  • Un tumor en las glándulas adrenales, que es donde se produce el cortisol.
  • Un tumor en la glándula hipofisaria, que precisamente es la encargada de la secreción del cortisol y se sitúa en el cerebro.

Dependiendo de la causa estaremos hablando de enfermedad de Cushing en gatos adrenal o Cushing hipofisario.

Qué es la enfermedad de Cushing en gatos o síndrome de Cushing en gatos

En el caso de los tumores adrenales, suele haber un 50% de posibilidades de que sean tumores malignos y el otro 50% benignos. Por su parte, los hipofisarios, son un su mayoría pequeños y benignos, aunque algunos también pueden ser de mayor tamaño y malignos.

Cabe resaltar que otra de las posibles causas de la enfermedad es la administración continuada durante largo tiempo de corticoides en el animal. Si este es el caso, la enfermedad se conoce como síndrome de Cushing iatrogénico.

Síntomas de la enfermedad de Cushing en gatos

Antes de empezar a hablar de los signos que muestra el felino enfermo, debemos recalcar que este síndrome no es muy frecuente en los felinos y que el síndrome de Cushing en perros es más común.

Aun así, lo mejor es conocer la existencia de la enfermedad y los síntomas que acarrea.

Esta patología suele aparecer en gatos de edad adulta y ancianos. Ninguna raza queda exenta de padecerla, aunque en los casos registrados se nota una tendencia mayor en gatos comunes de pelo corto.

Los síntomas más comunes son:

  • El gato bebe con mucha frecuencia y en grandes cantidades.
  • Como consecuencia, orina en exceso.
  • Letargia.
  • Pérdida de fuerza y brillo del pelaje.
  • Aumento del apetito.
  • Las punta de las orejas se les curva.
  • Piel frágil.
  • Debilidad en los músculos.
  • Abdomen abultado.
  • Alopecia.

Se ha detectado que la enfermedad también acarrea Diabetes Mellitas, dado que el cortisol afecta a la insulina. Debido a ello, la diabetes se hace muy incontrolable, incluso a pesar de estar administrando dosis de insulina controladas por un profesional.

Síntomas de la enfermedad de Cushing en gatos o síndrome de Cushing en gatos

Diagnóstico y tratamiento

Dado que los síntomas descritos podrían deberse a otras muchas enfermedades en el gato, su diagnóstico no siempre es sencillo.

Se requieren varias pruebas para ir descartando otras posibilidades, comenzando por análisis de sangre y de orina.

Desechadas otras enfermedades, se pueden empezar a realizar otro tipo de análisis de sangre más especializados, entre los que se debe extraer sangre a diferentes horas, lo que puede suponer la hospitalización del gato.

El estudio de la historia clínica del animal también es esencial para detectar si la causa ha sido la administración prolongada de corticoides. En este caso, el tratamiento comenzará por retirar paulatinamente esta medicación.

Por último, también puede ser necesaria la realización de otro tipo de pruebas de imagen como ecografías, radiografías o resonancia para determinar qué tipo de síndrome de Cushing es el que tiene el animal.

Si se identifica la enfermedad, lo normal es que se intervenga quirúrgicamente para extirpar los tumores. Si embargo, dicha operación es excesivamente delicada.

Por su parte, en los pocos casos detectados de la enfermedad y registrados, se han probado algunos medicamentos para el Cushing hipofisario y adrenal como la metirapona o el ketoconazol, pero, por desgracia, los casos de éxito no han sido numerosos.

Diagnóstico de la enfermedad de Cushing en gatos o síndrome de Cushing en gatos

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.