Enfermedad de Lyme en perros

Enfermedad de Lyme en perros: síntomas y tratamiento

¿Hay algo mejor para un perro y su dueño que pasar un día agradable en el campo? ¡Sí! Pasar un día agradable en el campo… ¡protegido de las garrapatas! Y es que estos parásitos chupópteros hacen mucho más que beberse la sangre de tu perro, también pueden transmitirle enfermedades graves. Una de ellas es la enfermedad de Lyme. ¿Nunca lo habías oído? Te contamos bien de qué va todo esto…

Enfermedad de Lyme en perros

Enfermedad de Lyme en perros
(Foto via: mundoperros)

La enfermedad de Lyme, también conocida como borreliosis canina, la produce una bacteria espiroqueta denominada Borrelia burdogferi y la contagian las garrapatas de tipo ixodes. El primer caso de un perro enfermo de Lyme en España se diagnosticó a principios de los 90, aunque ya se conocía la enfermedad desde 10 años antes aproximadamente.

Si la enfermedad de Lyme se diagnostica en sus etapas iniciales, con un tratamiento de antibióticos no suele haber problemas para superarla. No obstante, si se deja pasar puede llegar a ser bastante grave.

Síntomas de la enfermedad de Lyme canina

Síntomas de la enfermedad de Lyme canina
(Foto via: misionnevado)

Los síntomas de la enfermedad de Lyme en los perros, pueden tardar en aparecer semanas o incluso meses tras el contagio. Hay una amplia variedad de síntomas, de los cuales sólo la cojera parece darse en todos o la mayoría de perros enfermos. Se trata de una cojera intermitente debida a la inflamación de las articulaciones; puede darse en una o varias patas a la vez y durar un par de días, desaparecer y volver más adelante. Aparte de la cojera, estos síntomas pueden darse (o no) en un perro enfermo:

  • Deformación articular y artritis canina.
  • Fiebre, apatía, falta de apetito.
  • Andar con el cuerpo rígido y arqueando la espalda.
  • Debilidad y dolor articular y muscular. Sensibilidad alta al tacto.
  • Inflamación e irritación en la zona de la picadura. Además, se suelen inflamar los ganglios linfáticos de la zona.
  • Problemas renales. Si no se pone tratamiento pueden empeorar y causar insuficiencia renal.
  • En casos graves y mucho menos frecuente, carditis (inflamación del corazón).
  • También en casos avanzados y raros, problemas del sistema nervioso.

Diagnóstico de la enfermedad de Lyme en los perros

Diagnóstico de la enfermedad de Lyme en los perros
(Foto via: animal mascota)

Si tu perro presenta síntomas de la enfermedad de Lyme, acude cuanto antes al veterinario. Es muy importante que le des la mayor cantidad de información posible, como por ejemplo:

  • Qué síntomas tiene
  • Cuándo aparecieron y qué intensidad tienen. ¿Son permanentes o intermitentes?
  • Comportamientos extraños que observes en el perro
  • Posibles cambios en la rutina: ¿habéis hecho algo diferente últimamente?
  • Otras enfermedades que haya tenido anteriormente
  • ¿Está pasando tu perro por una etapa diferente? Mudanza, cambios en los miembros de la familia, nuevas mascotas…
  • Además, responde lo más detalladamente posible a todas las preguntas que pueda hacerte.

Cuanta más información consiga el veterinario, más fácil será realizar el diagnóstico. Además, por supuesto, realizará pruebas al animal, como análisis de orina y sangre, comprobará sus articulaciones, ecografías, radiografías… todo lo que considere oportuno.

¿Cuál es la gravedad de la enfermedad de Lyme? El pronóstico es bueno si se detecta pronto, reservado si se trata de un caso crónico y grave si ya se ha afectado el corazón, los riñones o el sistema nervioso central por no haber sido tratada a tiempo.

Tratamiento de la enfermedad de Lyme en los perros

Tratamiento de la enfermedad de Lyme en los perros

El tratamiento dependerá un poco de la gravedad de la situación y de las partes del cuerpo afectadas. Se empezará con toma de antibióticos y tratando de que el animal permanezca tranquilo y no realice esfuerzos. Normalmente, complementando a los antibióticos se suele recetar un analgésico.

A los pocos días de tratamiento se comienza a observar mejoría y desinflamación de las articulaciones, pero en función de la gravedad de cada caso, el tratamiento podrá durar más o menos. En general, suele ser un mes como mínimo.

Recuerda que nunca debes medicar a tu mascota por tu cuenta y debes seguir las indicaciones exactas de tu veterinario, no sólo en cuanto a qué medicamentos dar, sino también prestando atención a la posología y la periodicidad de las tomas.

Cómo prevenir que tu perro tenga la enfermedad de Lyme

Cómo prevenir que tu perro tenga la enfermedad de Lyme
(Foto via: muyperruno)

La única manera de prevenir la enfermedad de Lyme en perros es mantenerlos fuera del alcance de las garrapatas. Recuerda siempre desparasitar a tu perro cuando le toque, ¡sin un tratamiento antiparásitos está completamente expuesto a montones de complicaciones!

Aunque lleves a rajatabla todas las aplicaciones de antiparasitarios, si salís a zonas de campo, es recomendable revisar atentamente a tu perro al regresar, por si pudiera haber cogido garrapatas o cualquier otro bicho. Si encuentras alguna, ¡quítala inmediatamente!

Si mantienes a tu perro protegido de parásitos, estarás reduciendo enormemente el riesgo de que le contagien enfermedades. ¡Mira siempre por la salud de tu pequeñín!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post