Ácaros en las orejas de los perros

Ácaros en las orejas de los perros: Síntomas y tratamiento

Los ácaros son uno de los principales parásitos que afectan a los perros. Seguramente hayas oído hablar de la sarna, una enfermedad muy relacionada con los perros según creencias populares, y que es provocada por un ácaro. ¡Pero los ácaros en las orejas de los perros son algo diferente a la sarna! Provoca unos síntomas distintos, de hecho, es una patología completamente distinta a la sarna. Te hablamos de los ácaros en las orejas y oídos.

 

Síntomas de los ácaros en las orejas

Síntomas de los ácaros en las orejas

No hace falta que la infestación de ácaros en las orejas sea muy amplia para que los síntomas sean realmente molestos y causen una hipersensibilidad realmente grave.

Los perros que tienen ácaros en las orejas notan una picazón insoportable, que hace que se rasquen compulsivamente y acaban incluso haciéndose heridas. Además, es habitual que  sacudan mucho la cabeza intentando encontrar alivio. Las orejas se enrojecen y se llenan de costras y los oídos segregan una especie de sustancia marrón quebradiza y seca. ¡No la confundas con el cerumen! Es muy frecuente que la secreción provocada por los ácaros huela mal.

Si no se le pone un tratamiento, el perro seguirá rascándose desesperadamente y acabará haciéndose hemorragias y hematomas en las orejas. Por eso, si sospechas que tu perro tiene ácaros en las orejas, la atención veterinaria debe ser urgente.

 

Cómo es el tratamiento de los ácaros en las orejas

Cómo es el tratamiento de los ácaros en las orejas

Si se confirma que tu perro tiene ácaros, el tratamiento será similar al de la otitis externa. Es importante mantener sus oídos limpios ya que la propia sustancia de color marrón sirve de refugio para los ácaros y fomenta que se sigan reproduciendo. Además, se utilizará un producto antiácaros.

Si tienes otras mascotas, es mejor que aísles al perro afectado, ya que se pueden contagiar fácilmente. Igualmente, mantén limpio el entorno para evitar la recaída; lava bien su cama a menudo.

Es importante, además, que trates contra los ácaros a tu perro, no sólo en las orejas, sino en todo el cuerpo. Esto es así porque los ácaros no tienen problema para salir de la oreja y reubicarse, haciendo que el perro no se cure nunca.

Completa todo el tratamiento y no abandones hasta que el veterinario te lo indique, si no, podría no ser efectivo.

 

Los ácaros en las orejas de los perros pueden llegar a ser un problema muy grave si no se detectan y tratan enseguida. ¡No dejes pasar el tiempo y cuida a tu mascota! La situación puede ser muy estresante y desagradable para él.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post