Ácaros en cobayas

Ácaros en cobayas, ¡te lo contamos todo sobre este problema!

Los ácaros en cobayas son bastante frecuentes. Se trata de unos parásitos que anidan en lo más profundo de su piel y que aprovechan los momentos de enfermedad y debilidad para proliferar y afectar a tu salud. ¿No estás seguro de si tu cobaya tiene o no ácaros? Sigue leyendo y entérate de todo.

 

Síntomas de ácaros en cobayas

Síntomas de ácaros en cobayas

Como decimos, que una cobaya tenga ácaros es relativamente normal, ocurre con bastante frecuencia. Pero ¿cómo saber, o al menos sospechar, si una cobaya está infestada de ácaros? Estos parásitos provocan los siguientes síntomas:

  • Se rasca constantemente y con mucha insistencia, porque producen picor e irritación en la piel.
  • Corre en círculos muy deprisa, de modo compulsivo. El malestar que producen los ácaros en cobayas les hace entrar en un estado de nerviosismo y ansiedad.
  • Se le hacen costras en la piel y otras lesiones.
  • Alopecia significativa.

 

Qué hacer si tu cobaya tiene ácaros

Qué hacer si tu cobaya tiene ácaros

Si tu cobaya cumple estos síntomas, es posible que tenga ácaros. Por eso, tan pronto como sospeches, ¡llévala al veterinario! Los ácaros necesitan tratamiento; de no ser así, la infestación cada vez será mayor e incluso podría dar lugar a otros problemas, como hongos u otras infecciones graves en la piel, que podrían incluso matarla.

Sin embargo, la prevención es siempre lo mejor. Para evitar los ácaros en cobayas es fundamental llevar una buena rutina de higiene de su jaula. Además de la desinfección periódica, te pueden ser útiles los productos en spray que se venden para repeler insectos y todo tipo de parásitos. Rociando su entorno con ello, lograrás proteger a tu cobaya.

Los ácaros no se transmiten a las personas. Sin embargo, algunas enfermedades y los hongos que pueden aparecer si los ácaros no se erradican, ¡sí lo son! Así que, si proteges a tu cobaya contra los ácaros y otros parásitos, también te estarás protegiendo a ti y a todos los que compartan el hogar con la mascota.

 

Recuerda que hacerte cargo de los problemas que puedan surgir es un compromiso que tomas al adoptar cualquier mascota., ¡también una cobaya!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post