Insolación en perros

Insolación en perros: Síntomas y tratamiento

Ha llegado el verano, y con él los días de calor, a veces incluso asfixiantes. Si no tomamos las precauciones necesarias, ¡puede incluso ser peligroso! No sólo para nosotros, sino para nuestras mascotas. La insolación en perros puede ser un problema si no proteges a tu amigo del calor. En este artículo aprenderás qué es la insolación en los perros y cómo evitarla.

 

Síntomas de la insolación en perros

Síntomas de la insolación en perros

Si exponemos mucho tiempo al sol a nuestro perro, o si está en un ambiente muy caluroso, puede darle un golpe de calor. Sabrás que tu perro está sufriendo una insolación si muestra los siguientes síntomas:

  • Jadea mucho, intentando refrescarse.
  • Su cuerpo está muy caliente.
  • Los labios se secan y se pegan a las encías.
  • Los oídos internos se enrojecen.
  • El perro está inactivo, cansado, o apático. En casos muy graves, puede no mantenerse de pie e incluso perder el conocimiento.

Si la insolación es muy fuerte, puede acabar con la vida de tu perro. ¡Debes reaccionar rápido!

 

Tratamiento de la insolación en perros

Tratamiento de la insolación en perros

En cuanto detectes o sospeches que tu perro está pasando por una insolación, tienes que ponerle remedio. Es necesario bajar su temperatura corporal, tanto por dentro como por fuera:

Refresca a tu perro desde dentro

Si tu perro sufre un golpe de calor, todo su cuerpo estará ardiendo, también por dentro. Puedes darle a lamer cubitos de hielo, al tiempo que le refrescará por dentro, también le ayudará a rehidratarse.

Como complemento, o si tu perro está demasiado afectado como para poder lamer los hielos, puedes dar alcohol con un algodón en las almohadillas de sus patas. Al evaporarse ayudará a disipar el calor.

Refresca a tu perro desde fuera

Una excelente manera de refrescar a tu perro es mojarlo con agua fresca, ¡no excesivamente fría! El agua helada puede provocar un cambio de temperatura muy brusco y eso es peligroso. Hay que bajar la temperatura poco a poco.

Para hacerlo, puedes mojarlo directamente con las manos desde un grifo o con una manguera. También ayuda mucho ponerle por el cuerpo toallas húmedas, especialmente en la cabeza y el abdomen. Si tienes aire acondicionado o un ventilador, ¡ponlo! También le ayudará a refrescarse.

Cuando tu perro haya recuperado un poco su temperatura normal y se encuentre mejor, ¡acude al veterinario! Este tratamiento es de emergencia, ya que los golpes de calor necesitan acción inmediata y si no lo haces, podría no sobrevivir al trayecto a la clínica. Sin embargo, en ningún caso sustituyen la visita, una insolación en perros necesita atención médica.

 

Cómo prevenir la insolación en perros

Cómo prevenir la insolación en perros

Un golpe de calor o insolación en perros puede ser más grave de lo que parece, no es sólo “tener mucho calor”, ¡es poner en peligro su vida! Por eso, hay que saber cómo tratarlo, pero mejor aún, cómo prevenirlo:

  • Deja siempre agua limpia y fresca para tu perro y asegúrate de que se hidrata bien, especialmente tras volver de la calle.
  • No dejes que haga ejercicio demasiado intenso durante el verano, sal a las horas de menos calor y frecuenta zonas de sombra.
  • Si tu perro quiere estar al sol, no dejes que sea demasiado tiempo y vigílale en todo momento.
  • Cuando salgas con tu perro lleva agua contigo para poder darle de vez en cuando de beber.
  • NUNCA dejes a tu perro solo dentro del coche, ¡se alcanzan temperaturas letales en apenas unos minutos!
  • Si tu perro tiene caseta en el jardín, muévesela a una zona de sombra; si no, podría pasarle lo mismo que en el coche.

 

¡Plántale cara al calor y no dejes que tu perro sufra una insolación!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post