Todo sobre la gingivitis en perros

Todo sobre la gingivitis en perros: Causas, síntomas y tratamiento

La gingivitis en perros puede afectar a tu amigo más querido si la higiene de su boca no es la apropiada. La gingivitis es fácilmente tratable, pero suele llevar algo de tiempo y además resulta realmente molesta. ¿Quieres saber más sobre cómo afecta la gingivitis a tu perro? ¡Sigue leyendo!

Causas de la gingivitis en perros

Causas de la gingivitis en perros

La principal causa de la gingivitis en perros es la misma que en las personas. Este problema lo provoca una acumulación de placa dental y una pobre higiene bucal.

Si tu perro no limpia sus dientes con frecuencia, restos de comida quedan acumulados en las grietas entre los dientes y las encías y hace que proliferen de más las bacterias de la boca. Estas bacterias se acumulan y se pegan a los dientes para después cristalizar y volverse duras, es lo que conocemos como placa o sarro. Esto no queda ahí, el problema es que la acumulación de sarro va empujando las encías hacia abajo y hace que se formen bolsas, donde cada vez hay más y más bacterias.

Esta inflamación de las encías es lo que llamamos gingivitis. Si no se trata a tiempo, puede derivar en periodontitis, que afecta a la estructura interna de los dientes y es realmente seria. Si llega a la fase más grave, el diente afectado acaba separándose de la mandíbula.

Síntomas de la gingivitis en perros

Síntomas de la gingivitis en perros

En la fase inicial, la gingivitis puede mostrar sólo una leve inflamación de las encías. Sin embargo, si no se pone solución, el problema se va agravando y gradualmente aparecen todos estos otros síntomas:

  • Halitosis
  • Inflamación más evidente de las encías
  • Encías enrojecidas
  • Fácil sangrado de las encías, a la más ligera presión
  • Úlceras en las encías
  • Acumulación visible de placa en los dientes
  • Acumulación de sarro
  • Encías de línea irregular
  • Pus en la línea de las encías
  • Dolor, por lo que le cuesta masticar y renuncia a comer
  • Dientes flojos, que se mueven
  • Exceso de salivación

Tratamiento de la gingivitis en perros

Tratamiento de la gingivitis en perros

Cuando la gingivitis en perros llega a una fase avanzada, ya es necesaria una limpieza profesional de los dientes, muy similar a las que nos hacemos las personas. Eso sí, en el caso de los perros es necesaria la anestesia, o al menos sedación, para completar el proceso con facilidad.

En ocasiones, es necesario administrar antibióticos tras la limpieza, ya que las bacterias de la gingivitis pueden entrar al corriente sanguíneo e infectar órganos internos.  Si el perro tiene los dientes flojos o las encías demasiado inflamadas, existen procesos quirúrgicos que pueden ayudar.

Lo mejor que puedes hacer contra la gingivitis en perros es prevenirla. Mantén siempre una buena higiene bucal en tu mascota, lávale los dientes con pasta especial y dale barritas que ayuden a prevenir el sarro. Además, ¿sabías que alimentar a los perros con comida húmeda favorece la formación de sarro, mientras que el pienso seco lo previene? Si tu perro es propenso a la placa dental, opta por el alimento seco.

 

¡No subestimes la importancia de la higiene bucal de tu mascota! Te ayudará a prevenir la gingivitis y muchos otros problemas.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post