Consejos para acabar con la gingivitis en perros

Consejos para acabar con la gingivitis en perros

La gingivitis en perros es un problema bastante común, especialmente entre perros mayores. Sin embargo, tenemos los consejos que necesitas para evitar la formación de sarro, el precedente de la gingivitis. ¡Te contamos cómo cuidar la salud dental de tu perro!

Prevenir la gingivitis en perros

Prevenir la gingivitis en perros

Igual que nosotros, a los perros se les forma sarro, que es una calcificación de los restos de alimentos que se acumula sobre los dientes en la línea de las encías. El problema grave aparece cuando esta acumulación de sarro es grande y comienza a afectar a las encías, provocando rojeces, sangrado, sensibilidad e incluso separación entre las encías y los dientes.

¿Cómo se previene el sarro, y por tanto, la gingivitis en perros?

  • Cepilla sus dientes a diario. ¡No utilices tu propia pasta de dientes! Existen, igual que cepillos, especiales para perros. Los encontrarás en clínicas veterinarias y tiendas para mascotas. Será mucho más fácil si acostumbras a tu perro al cepillado dental desde cachorro.
  • Complementa su higiene con huesos, galletas y juguetes especiales para limpiar sus dientes. Al masticarlos, ayudan a desgastar el sarro, además de refrescar el aliento de las mascotas.
  • Dale una buena alimentación. Los malos hábitos, como abusar de darle de tu comida o de las latas de comida húmeda, fomenta la formación de sarro y aumenta el riesgo de gingivitis en perros. Los piensos secos, con la masticación, ayudan a limpiar los dientes.

Señales de gingivitis en perros u otros problemas dentales

Señales de gingivitis en perros u otros problemas dentales

La salud bucal no debe ser olvidada, es muy importante. Si observas alguno de los siguientes síntomas de gingivitis en perros, es importante acudir al veterinario cuanto antes:

  • Se rasca la boca o la cara, pero no consigues averiguar qué es lo que le molesta.
  • Halitosis. La gingivitis en perros no es la única causa, también puede deberse a otras enfermedades, como diabetes, problemas renales o parásitos.
  • Tiene problemas para comer y masticar.
  • Salivación excesiva.
  • Pérdida de piezas dentales.
  • Apatía y actitud depresiva.
  • Decoloración o rotura de los dientes.
  • Demasiado sarro acumulado sobre la encía.
  • Encías inflamadas, enrojecidas y con sangrado a la mínima presión.
  • Bultos o pólipos dentro de la boca, o bien bajo los ojos, al inicio del hocico.

Cualquiera de estos síntomas puede ser señal de gingivitis o de un problema aún más grave. Acude de urgencia al veterinario en busca de un diagnóstico.

 

¡Recuerda! Lo mejor contra la gingivitis en perros es la prevención. ¡Cuida la salud dental de tu mascota!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post