Mi cobaya se cae de lado

Mi cobaya se cae de lado: ¿qué le pasa?

A la hora de adoptar a cualquier animal, es esencial conocer sus necesidades y características, pues solo así sabremos qué cuidados necesitan para que tengan una vida sana y feliz. Por ejemplo, si tienes una cobaya, debes saber que hay ciertas señales que son un claro indicativo de que algo va mal. ¿Esta es tu mascota? Si compruebas que tu cobaya se cae de lado, debes actuar.

¿Por qué mi cobaya se cae de lado?

Todos queremos que nuestra cobaya sea feliz a nuestro lado. No obstante, a veces desconocemos o descuidamos los cuidados básicos de un animal y esto puede afectar negativamente a su salud y bienestar.

Los motivos por los que una cobaya se cae de lado son múltiples. Sin embargo, ninguno de ellos es señal de algo positivo, por lo que de pasarle esto a tu mascota, debes reaccionar y acudir con ella a un profesional veterinario.

Veamos las razones más comunes por las que una cobaya pierde el equilibrio y se cae de lado.

La anemia

La anemia supone un gran descenso del número de glóbulos rojos en sangre o en los niveles de hemoglobina, en función de los valores normales. Debido a que la principal función de los glóbulos rojos es llevar oxígeno en la sangre para liberarlos en los distintos tejidos, una disminución de los mismos siempre traerá consecuencias.

Por qué mi cobaya se cae de lado

En el caso de las cobayas, uno de los principales síntomas de anemia se presentarán en la afectación de su movilidad.

La cobaya con anemia puede estar muy aletargada o incluso inmóvil. Puede que no responsa a los estímulos, que tiemble y, en caso de querer levantarse, es normal ver que la cobaya se cae de lado.

Enfermedades

Además de la anemia, como todo ser vivo, el cuyo no está exento de padecer patologías que mermen sus capacidades motoras.

Es difícil decir qué enfermedades podrían provocar en la cobaya una caída de lado, pues las hay de diversa índole. Lo que sí puedes tener en cuenta es que, normalmente, los problemas de salud no se presentan con un solo síntoma.

Por tanto, debes observar otras posibles señales como: la pérdida de apetito, caída de pelo, diarreas, temblores, etc.

Estrés, miedo o enfado

En otras ocasiones, cuando una cobaya se cae de lado, detrás de esa realidad hay una razón más emocional. Por ejemplo, el estrés en cobayas.

Puede que el animal tenga espasmos, se niegue a moverse, se tire de lado o tiemble cuando intentas cogerla. Si es así, podría ser que la cobaya no se encuentre cómoda con tu presencia o con algo del entorno, por lo que no debes obligarla a estar contigo.

Es mejor que respetes su espacio en esos instantes.

Mala alimentación

Una alimentación deficiente puede ser otra de las razones por las que mi cobaya se cae de lado. Si las necesidades nutricionales del animal no están cubiertas, es bastante probable que su salud se debilite. De hecho, esto puede ser la causa de la anemia.

A grandes rasgos, la alimentación de una cobaya se va a componer de un 75% de heno, un 20% de pienso especialmente formulado para cuyos, un 5% de verduras y, de forma ocasional, cereales y frutas.

También debes saber que en ellas se da lo que se conoce como escorbuto en cobayas, que significa una deficiencia de vitamina C, ya que no la sintetizan. Por ello, es esencial que consultes a un profesional veterinario que pueda aconsejarte sobre los complementos alimenticios con esta vitamina que le debes ofrecer a tu mascota.

Razones por las que mi cobaya se cae de lado

Además, de lo mencionado, los sonidos de las cobayas ayudan mucho a conocer el estado de las mismas. Por ejemplo, si la oyes rechinar los dientes está mostrando su descontento. ¡Aprende a interpretarlos todos, ya que te serán de mucha ayuda!

Esperanza de vida de las cobayas

Quizás te estés preguntando cuál es la esperanza de vida de una cobaya, puesto que se trata de una mascota muy apreciada.

La respuesta a cuánto vive una cobaya es que estas suelen acompañarnos una media de entre 4 y 9 años, pero claro, es imposible conocer el número exacto.

Como en cualquier otro animal, los factores que influyen en que este sea más longevo o no son muchos, empezando por los cuidados que les aportemos.

Aun así, como sabemos, por muy cuidadosos que seamos, hay cuestiones que se escapan de nuestras manos. No obstante, todo aquello que puedas hacer por tu mascota, hazlo. Y si esta se cae de lado, ahora que conoces los posibles motivos, con más razón debes actuar.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + uno =