significados de los sonidos de las cobayas

Sonidos de las cobayas: ¿qué significa cada uno?

Las cobayas son excelentes mascotas, muy apreciadas en las familias con niños. Cuando se lleva a un animal a casa, además de cuidarlo, debemos aprender a entenderle. Los sonidos de las cobayas, es decir, los “ruiditos” que emiten, tienen significados y nos pueden ayudar a saber cómo se siente o qué necesita. Veamos cuáles son los principales.

Los sonidos de las cobayas

Lo primero que debemos recalcar es que hay algunos sonidos de las cobayas que, dependiendo del contexto en el que los emitan, pueden significar una cosa u otra.

Por eso, además de pegar bien la oreja para escuchar a tu mascota, debes analizar dónde se encuentra, qué le ha pasado o qué puede necesitar.

qué dicen los sonidos de las cobayas

¡Veamos los sonidos de las cobayas más frecuentes!

1. Sonido de rechinar de dientes

Pudiese parecer que tu cobaya estuviera murmurando. Sin embargo, si la observas con atención verás que lo que está haciendo es rechinar los dientes.

En ese caso, tu cobaya está mostrando su descontento, bien sea por enfado o porque se siente incómoda.

Quizás le estés hablando muy alto, haya otro animal cerca molestándole (que puede ser otra cobaya) o que al limpiar su jaula hayas movido sus cosas de sitio. ¡Eso no les gusta nada!

2. Pitidos agudos, pero a bajo volumen

Cuando una cobaya emite varios pitidos seguidos agudos, pero suaves, con bajo volumen, significa que está tranquila y feliz.

Si se encuentra en compañía de otra de su especie, se dice que es que están hablando entre ellas.

Y si lo emite estando fuera de la jaula significa que está muy entretenida explorando.

3. Pitidos agudos fuertes

Este es uno de los sonidos de las cobayas más comunes. También se les conoce como “cui-cui”. Precisamente por ser tan común, también es uno de los sonidos de las cobayas a los que hay que prestar más atención al contexto en el que se da.

En su día a día normal, lo utilizan para llamar nuestra atención: para saludarnos, que nos acerquemos, que le demos mimos y, especialmente, que le demos de comer.

No te será difícil familiarizarte con ese sonido. Por eso mismo, cuando los alargan o la agudeza o el volumen de dicho pitido aumente puede significar que tu cobaya siente algún dolor o está asustada (¡Cuiiiiii! ¡Cuiiiiiii!). ¡Recuerda, presta atención al contexto!

los diferentes sonidos de las cobayas

4. El ronroneo que no es el de los gatos

Lo cierto es que el ronroneo de los gatos es único y tiene su propio significado, que en la gran mayoría de los casos es de tranquilidad.

Sin embargo, las cobayas a veces emiten un sonido muy parecido al ronroneo felino que va acompañado también por una vibración corporal.

En su caso, puede significar que está contenta, por ejemplo, cuando la estás acariciando con cariño.

Por el contrario, si justo se acaba de producir un ruido fuerte y ronronea de manera intermitente, no indica tranquilidad. Más bien todo lo contrario: está asustada.

5. El extraño piar

También hay que mencionar uno de los sonidos de las cobayas menos frecuentes y al que aún no se le ha dado un significado conciso.

Se trata de un sonido que recuerda al piar de los pájaros y se le llama chirping (piar, en inglés).

Algunos dicen que es un sonido relacionado con el celo de estos roedores, pero nadie lo sabe con exactitud.

6. El redoble

Muy similar al ronroneo, aunque más bajo y con más vibración.

Es un sonido de cortejo: lo emite la cobaya macho cuando quiere aparearse para cortejar a la hembra y esta, a veces, también lo emite para confirmar al macho que está lista para el apareamiento.

7. El chot

Concretamente este sonido tampoco es muy común y consiste en una composición de sonidos que suenan como “chot”, de ahí su nombre.

Lo que sí se sabe es que es un sonido que indica que el animal está relajado y contento, pues suele aparecer especialmente cuando se les acaricia con cariño.

8. Los gruñidos y chillidos

Además de pitidos agudos y fuertes que suenen a “cuiiii, cuiiii”, cuando una cobaya siente que su vida está en peligro o detecta cambios en su entorno que no le gustan, puede comenzar a emitir otros gruñidos o chillidos.

Es uno de esos sonidos a los que hay que prestar especial atención para evitar el estrés en cobayas.

9. Gimoteo

Como en el caso de otros animales, este es otro de los sonidos de las cobayas que pueden indicar descontento en tu mascota.

cómo interpretar los sonidos de las cobayas

Y tú, ¿sabes interpretar todos los sonidos que produce tu cobaya?

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce + 12 =