Mi cobaya no come

Mi cobaya no come, ¿qué le pasa?

¿Por qué mi cobaya no come? Las cobayas como mascota, por lo general tienen buen apetito, pero hay ciertas ocasiones en las que pueden perderlo. Puede ser debido a algún problema o enfermedad, a que no es la comida apropiada o falla algo en su entorno… ¡Hay muchas razones posibles! Desde luego, si tu cobaya se niega a comer, es que algo no va bien y debes hacer algo al respecto. ¡Hablamos de ello!

 

Razones por las que mi cobaya no come

Si tu cobaya no come, seguramente se deba a alguna de las siguientes razones:

 

1. Le han crecido demasiado los dientes

Como ocurre con otros roedores, los dientes de las cobayas nunca dejan de crecer; por eso necesitan limarlos constantemente. Si por el motivo que sea no se los ha limado últimamente, es posible que le hayan crecido más de lo necesario.

Los dientes demasiado largos dificultan, y a veces incluso impiden la ingesta de alimentos. Hacen heridas en la boca y pueden llegar hasta a salirse por fuera. Si esto ha ocurrido, es importante acudir al veterinario cuanto antes para que pueda limarlos, si no, tu cobaya no podrá comer.

Mi cobaya no come

2. Acumulación de sarro

Si se acumula demasiado sarro, esto puede provocar molestias a tu cobaya. De hecho, si es una acumulación muy excesiva, puede llegar a producir infecciones y otros problemas bucales más graves. Si ocurre, debes llevarla al veterinario para que le haga una limpieza bucal.

El sarro se puede evitar, al menos en parte. Existen alimentos específicos que ayudan a reducirlo. Lo importante es evitar que produzca problemas que impidan que coma.

 

3. Obstrucción gastrointestinal

Los problemas gastrointestinales como los gases, obstrucciones por objetos extraños o el estreñimiento pueden hacer que tu cobaya se encuentre mal y pierda el apetito. En casos graves, si el dolor es muy fuerte, a veces incluso dejan de moverse.

Si sospechas que tu cobaya podría estar sufriendo una obstrucción de este tipo, debes llevarla al veterinario cuanto antes. Allí le harán las pruebas necesarias y le pondrán un tratamiento para solucionarlo.

Mi cobaya no come

4. Falta de vitamina C

La vitamina C es muy importante para las cobayas, pero ellas no son capaces de producirla de forma natural, por lo que debemos dársela nosotros en la dieta. El escorbuto o falta de vitamina C en estos animales es bastante frecuente. Si es el caso de tu cobaya, además de falta de hambre presentará otros síntomas, como:

  • Inmovilidad
  • Sangrado de encías
  • Hinchazón
  • Debilidad
  • Anorexia si es muy grave

Un caso muy avanzado de escorbuto puede matar a tu cobaya. Por eso, al mínimo síntoma, ¡al veterinario! Para evitar que ocurra, recuerda que debes darle tú la vitamina C regularmente por medio de frutas y verduras.

 

5. Dieta inapropiada

Una de las razones más habituales por las que una cobaya no come es que la comida que se le ofrece no es la más adecuada. Recuerda que no sólo debes darle pienso, heno y semillas, sino también vegetales frescos para completar la ingesta de vitaminas y fibra. Procura también que siempre esté bien hidratada.

Si no recibe los nutrientes que necesita, tu cobaya poco a poco se irá debilitando y llegará un punto en el que dejará de comer. Consulta a tu veterinario para encontrar la dieta idónea para tu cobaya.

Mi cobaya no come

6. Infección respiratoria

Las infecciones respiratorias en cobayas también pueden hacer que dejen de comer. Por lo general, la mayoría de ellas se deben a una complicación en una pulmonía o resfriado, pero también hay infecciones por enfermedades más graves. La dificultad para respirar hace que se agoten y se fatiguen mucho, por eso dejan de comer.

En estos casos, es recomendable dar de comer papilla a tu cobaya, es fácil de tragar y favorece la hidratación. Si tu cobaya no puede respirar, ¡llévala al veterinario lo antes posible!

Evita exponer a tu cobaya a corrientes de aire frío o dejarla mojada mucho tiempo, esto multiplica las posibilidades de desarrollar infecciones respiratorias.

 

7. Desequilibrios emocionales

Aunque a veces cueste creerlo, la mayoría de las mascotas pueden sufrir, en determinadas circunstancias, estrés, ansiedad, tristeza…igual que nosotros. Si tu cobaya no come, una de las cosas que debes valorar es su entorno y la situación general. ¿Está pasando por un momento complicado o está en una situación inapropiada? Por ejemplo, el exceso de ruidos, la falta de higiene o la muerte de un compañero pueden hacer que una cobaya tenga sentimientos negativos de muchos tipos.

Perder el apetito en situaciones adversas es bastante normal, ¡también para las cobayas!

 

Qué hago si mi cobaya no come

Qué hago si mi cobaya no come

Como hemos dicho en la mayoría de casos anteriores, si sabes o sospechas que tu cobaya no come porque tiene alguna enfermedad o problema físico, es muy importante que la lleves al veterinario. Además de que su salud está comprometida, el hecho de que no coma es especialmente peligroso; si está enferma, probablemente no vuelva a comer hasta que se sienta mejor, por eso es importantísimo saber qué le ocurre y empezar el tratamiento cuanto antes.

Si se trata de estrés, ansiedad o pena, intenta cambiar la situación de tu cobaya. Pasa más tiempo con ella si es que pasa demasiado tiempo sola, cambia de lugar su jaula si está en un ambiente ruidoso, sucio o con una temperatura inadecuada… Puede haber mil razones, ¡analiza el entorno y corrige lo que esté mal! Si tienes dudas, un veterinario también puede ayudarte a descubrir qué le ocurre y te dirá cómo cuidar mejor de tu cobaya.

 

La alimentación es la base de la salud de tu cobaya, si no come, ¡hay que buscar una solución enseguida!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post