Ventajas de esterilizar a un perro

Ventajas de esterilizar a un perro, ¡hablamos de ello!

Esterilizar a un perro que va a llevar vida de mascota es muy importante. Algunas personas aún piensan que es preferible no hacerlo, o incluso que es cruel para los animales, ¡pero no es así! De hecho, un perro esterilizado tiene una calidad de vida mucho mayor, ¡tiene muchas ventajas! Te lo contamos en este post.

Esterilizar a un perro… ¿es lo mismo que castrarlo?

Esterilizar a un perro
(Foto via: misanimales)

La castración y la esterilización persiguen un mismo fin: anular la capacidad reproductiva de los seres vivos. Sin embargo, son procesos diferentes.

La castración, por un lado, es la extirpación de los órganos sexuales del perro, lo que no sólo implica su esterilidad, sino que además hace desaparecer todos los procesos hormonales. Esto es una ventaja si tienes un perro muy agresivo, ya que la castración apaciguará su carácter y sus instintos territoriales.

En el caso de las hembras, la castración hace que el celo desaparezca. Hay dos tipos de castración en las perras: la ovariectomía, en la que sólo se extirpan los ovarios, y la ovariohisterectomía, en la que se extirpan tanto los ovarios como el útero, es decir, el aparato reproductor completo.

Por otro lado, esterilizar a un perro es diferente a la castración. La esterilización anula su fertilidad igualmente, pero el perro conserva sus órganos sexuales. Es decir, hablamos de una vasectomía en el caso de los machos y de una ligadura de trompas en las hembras. En este caso no se alteran sus procesos hormonales, por lo que el celo no desaparece, ni tampoco las conductas dominantes.

Ventajas de esterilizar a un perro

Tanto la castración como la esterilización de un perro son cirugías leves con un altísimo porcentaje de casos de éxito. No es en absoluto peligroso. Además, sus ventajas son muchísimas:

Ventajas de esterilizar a un perro

Ventajas de la esterilización para tu perro

  • Los animales esterilizados o castrados viven más.
  • Se acaban las peleas con otros perros, ya que se apaciguarán las conductas agresivas.
  • Evitará muchas enfermedades, muchas de ellas graves y mortales, como el cáncer.
  • Los embarazos en las perras también pueden ocasionar problemas, pero tampoco tendrá que pasar por ellos si está esterilizada.
  • La esterilización y la castración evitan problemas como las infecciones urinarias y el desarrollo de tumores en el sistema reproductor. Especialmente las perras que ya tienen antecedentes de tumores, seguramente volverán a tenerlos si no son esterilizadas.
  • Tu perra no tendrá embarazo psicológico.
  • Eliminarás los instintos del celo en las hembras, por lo que no escapará de casa en busca de un macho.
  • En el caso del macho, no se verá “obligado” a correr en busca de una hembra en celo en cuanto la detecta.

Ventajas de la esterilización para ti

Ventajas de esterilizar a un perro
(Foto via: mundoperro)
  • Si tu perro marca todas las esquinas de casa haciéndose pis, este comportamiento desaparecerá.
  • Si tienes una hembra, podrás olvidarte del celo y de que manche toda la casa.
  • La esterilización mejora los problemas de conducta agresiva.
  • Esterilizando a tu mascota, disminuirá muchísimo la posibilidad de que sufra enfermedades, especialmente cáncer. Esto se traduce en menos gastos veterinarios, pero además, sabrás que tu mejor amigo estará a tu lado durante mucho tiempo.
  • Evitarás camadas sorpresa de las que no puedes hacerte cargo.
  • Acudiendo a tu veterinario de confianza sabrás que todo saldrá bien, ya que se trata de una operación sencilla.
  • Además, sabrás que estás evitando incrementar la superpoblación de perros, ya que hay muchos sin hogar o que incluso acaban sacrificados.

Mitos sobre la esterilización y castración de los perros

Mitos sobre la esterilización y castración de los perros
(Foto via: expertoanimal)

Esterilizar a un perro o no sigue siendo un tema polémico para muchas personas. Pero la verdad es que este asunto está rodeado de montones de mitos:

  • “Que un perro esterilizado se vuelve vago y engorda”. Mentira. Es cierto que se le puede alterar el metabolismo, pero tu veterinario sabrá decirte cómo adaptar su dieta durante los primeros meses tras la operación, ya sea tomando un pienso especial bajo en grasa o comiendo menos cantidad. Y por otro lado, vago sólo será si no le sacas a pasear. 😉
  • “Es necesario que las perras tengan al menos una camada antes de ser castradas”. Para nada. Las perras no necesitan tener descendencia para crecer sanas, de hecho esto no tiene ninguna repercusión en su salud, no está en absoluto relacionado. Además, no tienen instinto maternal, así que castrando a tu perra no estarás frustrando nada.
  • “Mi perro tiene Pedigree, debo hacer que se reproduzca”. Noooo. No tienes ninguna obligación de contribuir a la cría de una raza. De hecho, criar sin tener experiencia es una práctica bastante irresponsable. ¡Y recuerda la superpoblación canina!
  • “Como es macho, no es necesario castrarlo; si tiene descendencia, no es mi problema”. Sí lo es. Es cierto que es la hembra la que queda embarazada, pero esto no significa que tú debas desentenderte, y menos si el embarazo es accidental.
  • “Castrar a un perro es privarlo de su sexualidad”. Los perros no necesitan tener relaciones sexuales para vivir.
  • “Daré medicamentos anticonceptivos a mi perro en vez de esterilizarlo”. ¡Ni se te ocurra! Esa no es la manera de esterilizar a un animal, ¡podría ser muy peligroso!

 

La mayor parte de los mitos sobre la castración se reducen a uno solo: “los perros esterilizados o castrados quedan traumatizados y frustrados por no poder tener relaciones ni reproducirse”. Y esto es completamente falso. Esterilizar a un perro es sano, recomendable y responsable. De hecho, algunas asociaciones incluso castran a perros callejeros para darles una vida mejor.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post