baño de arena de las chinchillas

Te hablamos del baño de arena de las chinchillas

Muchas personas no saben sobre el baño de arena de las chinchillas, pero la realidad es que es la forma en la que estos roedores se limpian, ¡porque no se pueden mojar! Si tienes una chinchilla en casa, nunca debes bañarla con agua, ni mucho menos jabón. La alterinativa es el baño de arena, ¡y se lo dan ellas mismas! Te lo contamos.

Descubre más cosas sobre la chinchilla como mascota.

El baño de arena de las chinchillas

El baño de arena de las chinchillas
(Foto via: cutest paw)

El baño de arena de las chinchillas es un comportamiento totalmente instintivo, es lo que hacen en la naturaleza, en su estado salvaje. No pueden bañarse con agua porque esto podría causarles graves problemas, desde hongos hasta enfermedades como pulmonía, porque tienen un pelaje muy denso que tarda demasiado en secar.

¿Crees que un baño de arena no sirve? ¡Realmente sí, acaban superlimpias! La verdad es que la arena es excelente para absorber la suciedad y humedad de su cuerpo, además de eliminar posibles parásitos.

¿Y qué ocurre con las chinchillas domésticas? Igualmente no se pueden mojar, pero la verdad es que son animales muy limpios y rechazan mucho la suciedad. ¡Así que tendrás que permitirles que se den su baño de arena en casa! En la naturaleza suelen utilizar arena volcánica, pero hay alternativas igualmente válidas.

Preparar un baño de arena de las chinchillas en casa

Preparar un baño de arena de las chinchillas en casa

Tu chinchilla necesitará limpiarse con el baño de arena un par de veces a la semana o tres como mucho, durante 15 o 20 minutos. Si vives en un ambiente muy húmedo, puedes dejar que se dé el baño a diario, pero durante menos tiempo, ¡no más de 5 minutos!

Para preparar el baño de arena, existen en las tiendas de mascotas recipientes especiales. Además, tendrás que comprar arena específica para el baño de chinchillas. ¡No utilices otro tipo de sustratos! El que está especialmente desarrollado para este fin tiene los minerales y consistencia adecuados, si usas otro podría hacerse daño o sufrir alergias, intoxicaciones… No es absolutamente necesario que compres una bañera para chinchillas, esto sí puedes sustituirlo con otro recipiente de tamaño adecuado.

¡Sólo tienes que llenar el recipiente con 2 o 3 dedos de la arena especial y tu chinchilla se revolcará hasta estar perfectamente limpia! No tienes que dejar permanentemente el baño en su jaula, sino ponérselo cada vez que le toque. Si no, ¡podría bañarse más de lo necesario! O incluso contaminarla haciendo sus necesidades dentro. Por supuesto, cada vez que vayas a ponerle el baño, debes poner arena nueva.

 

Qué debes tener en cuenta para preparar el baño de arena

Qué debes tener en cuenta para preparar el baño de arena

Para preparar el baño de arena de las chinchillas de la forma correcta, ten en cuenta algunas cosas:

  • Las chinchillas empiezan a estar más activas por la tarde, aprovecha ese tiempo para darles su baño.
  • Mientras se esté bañando, déjala tranquila y en intimidad, si no podría ponerse ansiosa.
  • Revisa sus ojos después del baño por si le ha entrado arena. Si es así, lávalos bien con suero fisiológico.
  • Si notas que le irrita la piel o las mucosas, puede que le esté dando alergia. Consulta al veterinario, quizás deberías cambiar de arena.
  • No la bañes más de lo necesario, ya que podría resecarse demasiado su piel.
  • Tampoco te quedes corto de bañarla, o su pelo quedará graso, sucio y apelmazado.
  • Recuerda: ¡nada de agua!

 

¿Sabías algo sobre el baño de arena de las chinchillas? ¿Creías que se bañaban con agua?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post