Secreción nasal en los perros

Secreción nasal en los perros: causas, síntomas y tratamiento

Mientras que los humanos solo contamos con 5 millones  de receptores olfativos, los perros tienen 220 millones, por lo que la secreción nasal en los perros, ¡es un gran problema para ellos!

Normalmente la secreción nasal canina, se puede deber a una simple excitación, no obstante, también puede deberse a otros problemas de salud, como el cáncer en perros.

Causas, síntomas y tratamiento de la secreción nasal en los perros

Normalmente, la secreción nasal canina, ¡no suele ser síntoma de mayor gravedad! No obstante, si esta secreción persiste, o tiene otros síntomas como:

  • Secreción amarilla
  • Verde
  • Maloliente

Lo mejor sería que llevases a tu compañero peludo al veterinario, ¡el podrá darle el mejor diagnóstico!

Las causas más comunes de la secreción nasal en los perros suelen ser:

síntomas y tratamiento de la secreción nasal en los perros
(Foto via: animalados)

Alergias

En el caso de que la secreción nasal de tu perro sea transparente, es posible que esté causada por alguna alergia.

Al igual que nosotros, los perros pueden ser alérgicos a ciertos alimentos, medicamentos, caros, polen, hongos… ¡También pueden ser alérgicos a la caspa humana!

Síntomas de alergia en los perros

Suelen ser:

  • Nariz moqueante
  • Estornudos
  • Tos
  • Picazón
  • Sangrado nasal
  • Problemas respiratorios

¿Qué puedes hacer? En el caso de que la secreción nasal de tu perro, tenga su causa en una alergia, lo mejor es que intentes evitar lo que le provoca alergia. No dudes en hablar con tu veterinario, el podrá realizarle a tu mascota determinadas pruebas para la detección de alergia, y también recetarle un tratamiento con antihistamínicos.

Bloqueo en las fosas nasales

 tratamiento de la secreción nasal en los perros

Algunas veces, la secreción nasal canina, es síntoma de que hay “algo” atrapado en la nariz de tu mascota. ¡Puede ser cualquier cosa! Una semilla, una hoja, una pluma…

Los síntomas más frecuentes son:

  • Estornudos
  • Picor en la nariz (lo que hace que tu mascota se rasque)
  • Sangrado de la nariz

Si ves que tu mascota tiene algo en su nariz, puedes intentar sacarlo con mucho cuidado usando unas pinzas. Si no te sientes cómodo (recuerda que la nariz de los perros pueden sangrar mucho), no dudes en llamar a tu veterinario. En ese caso, puede optar por sedar a tu perro para eliminar el atasco de su nariz. Posiblemente también le recetará un antibiótico, para prevenir una infección.

Una infección

Si tu perro tiene secreciones de moco o pus, hemorragias, tos e incluso asfixia… ¡podría tener una infección!:

  • Bacteriana
  • Micótica (o de hongos)
  • Viral

En este caso, el tratamiento dependerá mucho de la causa de la infección. Si es una infección bacteriana, el veterinario posiblemente optará por recetar antibióticos. En el caso de que tenga una infección por hongos, requerirá un tratamiento antimicótico. En cambio, si tiene una infección crónica, su caso podría requerir cirugía.

Si tu perro tiene pólipos o tumores nasales

tu perro tiene pólipos o tumores nasales
(Foto via: misanimales)

Los síntomas más frecuentes de pólipos o tumores nasales, suelen ser: mocos, pus, respiración ruidosa, bultos en un lado de la nariz, menor apetito…

Estos casos suelen requerir una intervención quirúrgica, ya que la mayor parte de los casos, vuelven a reaparecer.

  • Si es un tumor benigno: se puede extirpar con cirugía.
  • En el caso de tumores malignos (o cancerosos): tu perro necesitaría un tratamiento con radiación (en estos casos, la extirpación quirúrgica, no suele ser un éxito).

Problemas en las fosas nasales

Algunas razas caninas son más propensas a tener secreción nasal. Los perros que tienen la cara plana, y los perros con el cartílago de la nariz blando y flexible, ¡son los que presentan con mayor frecuencia este problema!

En el caso de perros con las fosas nasales muy pequeñas, puede ser recomendable la cirugía. Este tipo de intervención, suele retrasarse hasta que el pequeño peludo es adulto.

Si tu perro tiene problemas en sus fosas nasales, es muy posible que su respiración sea muy ruidosa.

Moquillo

moquillo en los perros
(Foto via: mascotafiel)

Cuando un perro tiene moquillo, segregará un moco amarillento y pegajoso. Otros de los síntomas más comunes suelen ser: fiebre, neumonía, espasmos y convulsiones.

Dependiendo de los síntomas que muestre tu mascota, le pueden recetar: antibióticos, anticonvulsivos,sedantes y analgésicos. No obstante, el mejor tratamiento para el moquillo es…¡La prevención! Es decir, seguir el plan de vacunación.

Paladar hendido o fístula

Si las secreciones se producen después de comer, podría ser síntoma de esta enfermedad:

  • Paladar hendido: los dos lados del paladar no se fusionan
  • Fístula buco-nasal: hay un agujero entre la nariz y la boca (esto suele ser la consecuencia de una caries, lesión y/o infección)

Normalmente en este tipo de casos, el tratamiento suele requerir cirugía.

Cómo detener una hemorragia nasal en un perro

Cómo detener una hemorragia nasal en un perro
(Foto via: doogweb)

Como acabamos de ver… ¡hay muchas posibles causas de las hemorragias nasales en los perros! No obstante, en el momento que ocurre, lo que queremos es intentar detener la hemorragia.

  • Intenta calmar a tu perro
  • Cubre el orificio que sangra con una gasa o algodón
  • Ponle una gasa, compresa o paño frío en la parte superior de la nariz de tu perro
  • No inclines la cabeza de tu perro

Si el sangrado de la nariz de tu perro, no cesa en unos minutos, ¡llama a tu veterinario!

Qué cuidados necesita la nariz de tu perro

Qué cuidados necesita la nariz de tu perro
(Foto via: muyperruno)

Aunque popularmente siempre se ha pensado que la nariz de los perros debe estar húmeda y fresca, ¡no es cierto! Un perro que esté enfermo, puede tener su nariz: caliente, fría, húmeda o seca.

Lo mejor es que observes la nariz de tu perro cuando este está sano, ¡así podrás detectar cambios!

Cuando examines la nariz de tu perro, intenta fijarte en síntomas inusuales como secreciones o sangre. También es recomendable que te fijes si su nariz es seca, costrosa o pálida.

¡Recuerda! Si la respiración de tu perro suena más de lo habitual, ¡podría ser síntoma de problemas respiratorios!

Como has podido ver, la secreción nasal de los perros, ¡puede tener muchas causas! Lo mejor es que el veterinario haga un examen rápido.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post