Cómo es tener una iguana como mascota

Cómo es tener una iguana como mascota

Te encantaría tener una iguana como mascota, ¿a que sí? Cada vez más personas eligen a estos exóticos reptiles como compañeros de vida. Antes de hacerte con una, necesitas saber qué esperar de esta experiencia y cómo cuidar a tu iguana de la mejor forma posible.

¿Qué necesita una iguana doméstica? ¿Estás preparado para tener una? ¡Te lo contamos!

La iguana como mascota: ¿cómo es una iguana?

La iguana como mascota
(Foto via: anipedia)

La iguana procede de América, está presente desde México hasta Sudamérica. Es un reptil arborícola, es decir, que suele vivir en las ramas de los árboles, aunque también es una nadadora excelente. De hecho, viven siempre cerca del agua, para lanzarse a ella en cuanto se sienten en peligro. ¡Y no les va nada mal! Las iguanas tienen una esperanza de vida media de 13 años.

Una particularidad de las iguanas es que son de color verde vivo y brillante al nacer, pero a lo largo de su vida este se va apagando, hasta quedar en un tono grisáceo cuando llegan a adultas.  Además, igual que otros reptiles, pueden desprenderse de su cola si es necesario para escapar de un depredador o cualquier otro peligro. ¡Pero se lo tienen que pensar muy bien! Ya que sólo les volverá a crecer una vez, y no será tan bonita, grande y fuerte como la primera.

¡La iguana es un animal muy interesante! ¿Quieres saber más de ella y cómo cuidarla? ¡Continúa leyendo!

La iguana como mascota doméstica

¡Te has decidido a tener una iguana en casa? ¡Genial! Entonces tienes que empezar a prepararte… Para vivir en una casa, las iguanas necesitan que se aclimate de forma adecuada, con una temperatura y humedad determinadas. ¡Que sea lo más parecido posible a vivir en su hábitat natural!

La iguana como mascota doméstica

Lo primero si quieres tener una iguana como mascota es asegurarte de que podrás cuidarla, y no sólo eso, sino también tenerla durante toda su vida. Y con “tenerla” nos referimos a que, aunque de peques midan alrededor de 50 cm, una iguana adulta puede llegar a medir 1.80 m. ¡Eso es mayor a la altura media de los españoles! Asegúrate de que tu casa es lo suficientemente grande como para tenerla.

Preparar el terrario de la iguana

Este tipo de mascotas necesitan tener su propio hogar dentro del tuyo, así que necesitarás hacerte con un terrario. ¡Ten en cuenta todo lo que crecerá! Las medidas adecuadas, como mínimo, son 150x160x75 cm. Presta atención especialmente a la altura, ya que luego habrá que colocar dentro ramas para que pueda reptar.

La temperatura ideal del terrario es de 28 – 32ºC, menos durante la noche, que puedes bajarla un poco hasta los 25ºC, ya que estará más inactiva.

Es importante también el terreno, habrá que cubrir el fondo con grava, con un grosor de entre 11 y 15 cm. Debajo de todo esto, se quedarán los cables del calefactor y el fluorescente de luz UVB. ¡El ambiente debe ser muy húmedo! Entre un 70 y un 85% de humedad es lo mejor.

Aparte de todo esto, necesitará un bebedero y comedero, además de un recipiente de agua más ancho y plano para bañarse. ¡Y no te olvides de las ramas, plantas y piedras! Que no sean venenosas ni tengan aristas afiladas.

La alimentación de la iguana mascota

La alimentación de la iguana mascota
(Foto via: mascotadomestica)

Otro aspecto a tener en cuenta si tienes una iguana como mascota, igual que con cualquier otro animal, es la dieta. Debes saber que las iguanas jóvenes comen más a menudo que las adultas. Durante toda su vida, su alimentación se basa en insectos, frutas, verduras y plantas.

Lo ideal para que sintetice bien todos los nutrientes es darla de comer 3 veces por semana cuando es joven, mejor por las mañanas o al atardecer. Al hacerse adulta, comerá con menos frecuencia, y además se volverá completamente vegetariana, ya que deja de necesitar la proteína animal.

Descubre cómo alimentar a una iguana.

La salud de las iguanas mascota

La salud de las iguanas mascota

Si tienes una iguana, debes buscar un veterinario especializado en animales exóticos para que haga un seguimiento adecuado de su salud.

¿Cuáles son los problemas de salud que más habitualmente afectan a las iguanas? Estos son algunos de ellos:

  • Cambios de color, alteraciones en la piel; pueden ser señal de enfermedad, por lo que lo mejor es acudir al veterinario lo antes posible.
  • Déficits alimentarios, que se suelen solucionar con complementos vitamínicos, siempre controlados y recetados por el veterinario.
  • Es necesario revisar y cortar periódicamente sus uñas, ya que podrían crecer torcidas y hacerle daño.
  • Infecciones respiratorias causadas por los cambios bruscos de temperatura. Procura que tenga muy buena estabilidad en ese sentido, mantenla alejada de corrientes de aire y no bajes ni subas demasiado la temperatura de su terrario.
  • Las iguanas pueden tener parásitos, como las garrapatas o ácaros.

Tengo una iguana como mascota, ¿la puedo adiestrar?

Tengo una iguana como mascota
(Foto via: hogarmania)

¡Sí! Las iguanas son adiestrables. Lo primero que necesitas es aprender a agarrarla correctamente. ¡Nunca lo hagas por la cola! Especialmente si aún no confía en ti, te tomará como una amenaza y se desprenderá de ella. Lo correcto es cogerla por la barriga, a la altura de las patas delanteras.

Observa siempre su reacción. Si al cogerla intenta marcharse o te da latigazos con la cola, es señal de que la estás molestando. En ese caso, es mejor que la dejes en su sitio y esperes a otro momento que esté más receptiva.

Se puede adiestrar a una iguana, ¡pero no es fácil! Requerirá tiempo y paciencia, dedicar una hora diaria aproximadamente, sacándola de la jaula e interactuando con ella poco a poco.

 

Tener una iguana como mascota es una decisión muy importante, ¡son animales muy especiales! Piénsatelo bien. Si decides hacerlo, estamos seguros de que te hará realmente feliz.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post