iguana crestada de Fiji

La iguana crestada de Fiji, una belleza en peligro de extinción

Los reptiles son quizás los animales terrestres que más han evolucionado y se han adaptado a las circunstancias de su entorno para sobrevivir. Después de toda su historia, la estupenda iguana crestada de Fiji está a punto de desaparecer, igual que otras muchas especies de iguanas y lagartos.

 

Características de la iguana crestada de Fiji

Características de la iguana crestada de Fiji

La iguana crestada de Fiji tiene la piel de color verde claro, normalmente combinado con detalles en gris o negro y líneas por todo el cuerpo que se ramifican al llegar a la cola. Es bastante fácil distinguir a los machos de las hembras. Los primeros tienen una papada más prominente y el color gris suele predominar en su cuerpo.

El color verde es más intenso en el momento de su nacimiento. Luego, según van envejeciendo, ese verde se va volviendo más apagado o más claro. Los ojos suelen ser de color anaranjado o amarillento/dorado.

Esta iguana llega a medir aproximadamente 70 cm de longitud, de los cuales dos tercios corresponden a la cola.

Todas las iguanas basan su alimentación en los vegetales, pero algunas lo complementan con algunos insectos. Este no es el caso de la iguana crestada de Fiji, que es totalmente vegetariana: se alimenta de hojas, flores y frutos.

 

Dónde se encuentra la iguana crestada de Fiji

Dónde se encuentra la iguana crestada de Fiji

Como su propio nombre indica, la iguana crestada de Fiji es natural de las islas Fiji. Podemos encontrarla en las islas Deviulau, Levu Malolo, Macuata, Monuriki, Qalito, Waya y Yadua Taba. Aunque está en peligro de desaparecer de todas, la última isla es donde su escasez es especialmente notable.

El peligro se debe a que esta especie de iguanas habita en los bosques secos, que son el tipo de vegetación más amenazada de todo el Pacífico. Si se destruye su hábitat natural, las especies desaparecen sin remedio.

A día de hoy, la situación de la iguana crestada de Fiji es crítica, la peor de todas. Después de esto, si no se remedia, pasaría a estar extinta en su hábitat salvaje y después extinta por completo. Para intentar evitarlo, la isla de Yadua Taba se ha proclamado parque natural y zona protegida. De hecho, está dando resultado y desde hace unos años se ha observado un incremento de población de la iguana crestada de Fiji.

 

¿Habías oído hablar de esta iguana? ¿Crees que los humanos deberíamos dejar de destrozar el hábitat natural de tantas especies?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post