Razones más frecuentes por los que los perros convulsionan

Razones más frecuentes por los que los perros convulsionan

Cuando los perros convulsionan, es una situación muy preocupante para sus dueños. Las convulsiones en perros no son muy frecuentes, puedes tener un perro que no convulsione nunca en su vida, pero ¿qué pasa si ocurre? ¿Qué produce las convulsiones en los perros y qué hay que hacer? Te aclaramos todas tus dudas en este artículo. ¡Sigue leyendo!

Por qué los perros convulsionan

Por qué los perros convulsionan

Para empezar, ¿qué son las convulsiones? Se trata de un desequilibrio de la actividad eléctrica del cerebro, que produce un exceso de estímulos y tensión. Esto se traduce en temblores, sacudidas fuertes y babeo entre otros síntomas. Las convulsiones son, por ejemplo, uno de los principales síntomas de la epilepsia, pero esta no es la única razón.

Las principales razones por las que los perros convulsionan son:

  • Causas metabólicas: hipoglucemia, hipocalcemia y alteraciones de electrolitos son algunas de las causas de convulsiones relacionadas con el metabolismo.
  • Intoxicaciones: sustancias tóxicas como la estricnina, metaldehído, cianuro, insecticidas, plantas… Son muchos los elementos que podrían intoxicar a tu perro y causarle convulsiones.
  • Infecciones: las infecciones graves de los perros también pueden causar convulsiones, como por ejemplo el moquillo, la piroplasmosis, la toxoplasmosis…
  • Enfermedades neurológicas: traumatismos craneoencefálicos, tumores cerebrales, problemas vasculares…
  • Problemas del comportamiento: los perros que sufren traumas, miedos, fobias, ansiedad por separación o pánico a ciertas situaciones (tormentas, ruidos…) también pueden reaccionar con convulsiones en momentos críticos.
  • Epilepsia idiopática: a pesar de no ser la única causa por la que los perros convulsionan, la epilepsia es la enfermedad neurológica más habitual y las convulsiones son su síntoma principal.

Qué hay que hacer cuando los perros convulsionan

Qué hay que hacer cuando los perros convulsionan
(Foto via: perrosamigos)

Si te ves en una crisis de convulsiones con tu perro, lo primero (y posiblemente lo más difícil) que debes hacer es intentar mantener la calma. No podrás ayudarle si tienes un ataque de ansiedad.

No intentes frustrar las convulsiones manteniendo a tu perro bloqueado o agarrado, ¡eso no soluciona nada y sólo conseguirás agobiarle! Tienes que intentar que se mantenga tranquilo, si te quedas a su lado tendrá menos miedo; colócale en un lugar donde no corra peligro de caerse ni hacerse daño. Además, es mejor buscar una habitación tranquila, alejado de niños y otras mascotas.

Llama al veterinario y sigue sus instrucciones por teléfono. Te preguntará por el proceso, así que conviene llevar un registro de las convulsiones, cuanto más detallado mejor. Cuando la crisis termine, ¡tendrás que ir al veterinario inmediatamente! Las convulsiones han terminado, pero podrían volver. ¡Son señal de que algo no va bien! Allí podrán determinar la causa de las convulsiones y ponerle el tratamiento más adecuado.

Importante: ¡nunca metas la mano en la boca de tu perro cuando está convulsionando! Podría morderte muy fuerte, es peligroso.

 

Si tu perro tiene convulsiones, ante todo ¡no te preocupes! Es importante mantenerse sereno para poderlo ayudar bien. Con el tratamiento adecuado y actuando con rapidez, se recuperará.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post