Por qué mi perro tiene mucha sed

¿Por qué mi perro tiene mucha sed? ¡Te explicamos las razones!

¿Por qué mi perro tiene mucha sed? Si tu perro no para de beber agua a todas horas, seguramente te estés preguntando el motivo. Realmente, como los perros beben de forma diferente a nosotros, es complicado saber cuánta cantidad de agua beben cada día. Te contamos cuánta agua deben beber los perros y qué hacer si tu perro bebe demasiada.

¿Mi perro tiene mucha sed o bebe lo normal?

Por lo general, se considera que un perro con un nivel de actividad medio bebe medio litro por cada kilo de su peso. Es decir, un perro de 3 kilos, generalmente bebe un litro y medio de agua. Los perros que tienen un índice de actividad mayor o que están en período de lactancia, beben aún más (¡necesitan más hidratación!) y los cachorros beben más agua que los perros adultos.

Si tu perro tiene mucha sed y bebe más de lo que debería, puede que tenga algún problema de salud.

Motivos por los que un perro tiene mucha sed
(Foto via: blogspot)

Motivos por los que un perro tiene mucha sed

Si has detectado que tu perro bebe más líquido de lo normal, es posible que ese exceso de sed se deba a una de estas causas:

Deshidratación

Hay muchas formas de perder hidratación en el cuerpo: puede ser por un exceso de ejercicio físico, por un día demasiado caluroso, una enfermedad… El reflejo de un perro que se siente deshidratado es acudir a beber agua lo antes posible, aunque existen otros signos que te pueden ayudar a detectar que tu perro está deshidratado, como letargo, jadeo, boca seca o saliva espesa.

¡Cuidado! Si tu perro está deshidratado, ¡puede ser peligroso! Si parece deshidratación leve, dale agua poco a poco, ¡no dejes que beba muy deprisa, podría vomitar! Puedes darle agua a cucharaditas periódicamente, aproximadamente una cucharadita cada 5 – 10 minutos durante dos horas.

Si el nivel de deshidratación de tu perro es de moderado a severo, ¡su vida podría correr peligro! Ve al veterinario inmediatamente.

Motivos por los que un perro tiene mucha sed
(Foto: tiendanimal)

Enfermedad

Si tu perro está enfermo, también puede que beba más agua de la habitual. Por ejemplo, las enfermedades hepáticas, el síndrome de Cushing, la diabetes, la diarrea, el cáncer, las infecciones o la incontinencia renal, se sabe que causan deshidratación y hacen que el perro tenga mucha sed.

Otras veces, el perro tiene mucha sed cuando está enfermo, pero no como síntoma de la enfermedad en sí, sino porque algunos medicamentos tienden a secar la boca. Si ocurre de forma excesiva, acude al veterinario a hablar sobre los efectos secundarios que afectan a tu perro y modificará el tratamiento.

Presta atención al consumo de agua de tu perro

Medicamentos

¿Qué medicamentos suelen ser los que hacen que tu perro tenga mucha sed?

  • Antiinflamatorios, como la prednisona. Sirve para tratar el asma, las alergias, la inflamación intestinal…
  • La furosemida y otros medicamentos similares para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca.
  • El fenobarbital, un medicamento para las convulsiones.

Alimentación

Determinadas dietas basadas en el alimento seco, o con extra dosis de sodio pueden producir más sed a tu perro. Si tu perro tiene mucha sed, revisa además el contenido en sal de su alimento: ¡los perros no deben comer sal! La sal puede ser peligrosa, en exceso puede provocar diarrea, vómitos, temblores…

Presta atención al consumo de agua de tu perro

Presta atención al consumo de agua de tu perro
(Foto via: portaldodog)

Si acostumbras a prestar atención cada día a cuánta agua bebe tu perro, y si echas siempre la misma cantidad cuando llenas su plato, te será más sencillo detectar cambios en su sed. ¿Cómo hacerlo?

  • Llena su plato siempre a la misma hora, y observa cuánto tarda en terminársela.
  • Echa siempre la misma cantidad de agua.
  • ¡No prives a tu perro de agua! Si observas que bebe más de la que debería, quitársela no es la solución. Mejor acude al veterinario para detectar cualquier problema.

La hidratación de tu perro es esencial para su salud. Si detectas cambios en su rutina a la hora de beber agua, ¡no dejes el tiempo pasar! Cuanto antes consultes al veterinario, más fácil será diagnosticar cualquier problema que pueda tener.

 

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post