Causas más comunes de las convulsiones en perros

Causas más comunes de las convulsiones en perros

Las convulsiones en perros son el resultado de una alteración de la actividad cerebral, las neuronas sufren un desequilibrio al recibir señales y desencadenan una descarga eléctrica que provoca ataques en el perro. Se trata de una situación confusa y desagradable, pero es importante mantener la calma en todo momento. Te contamos a qué se deben las convulsiones y qué debes hacer.

Causas de las convulsiones en perros

Causas de las convulsiones en perros

En algunos casos resultan ser convulsiones idiopáticas, no es posible conocer su naturaleza. Sin embargo, otras veces las convulsiones en perros están asociadas a condiciones y enfermedades como:

  • Accidentes cardiovasculares, como hemorragias cerebrales o embolias.
  • Meningitis y encefalitis, que a menudo son consecuencia de otras infecciones que se han agravado demasiado, como puede ser el moquillo o la toxoplasmosis.
  • Malformaciones de nacimiento, como por ejemplo la hidrocefalia.
  • Traumatismos craneales.
  • Enfermedades del metabolismo: hipoglucemia, hepatitis, problemas de tiroides, anemia…
  • Trastornos de la alimentación.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Tumor cerebral.
  • Epilepsia.
  • Intoxicación por inhalación o consumo de sustancias como plaguicidas, anticongelantes, desparasitantes externos, plomo, cianuro y muchos otros químicos.

Qué hacer ante las convulsiones en perros

Qué hacer ante las convulsiones en perros

Si tu perro tiene un episodio de convulsiones, lo primero que debes hacer es mantener la calma. Sabemos que es complicado, que se trata de una situación aparentemente muy peligrosa para tu amigo, confusa, violenta y desagradable. Pero tu perro necesita tu apoyo emocional, y si te alteras le transmitirás intranquilidad, cosa que no es absoluto recomendable.

Retira de su alrededor cualquier objeto con el que pueda hacerse daño. Espera a que las convulsiones terminen, lo harán pronto; cuando acaben, lleva a tu perro a un lugar tranquilo, cómodo y bien ventilado.

Si ya ha tenido convulsiones antes, dale la medicación que corresponda según tu veterinario te recomendase. Si es la primera vez, necesitas llevar a tu perro al veterinario y contarle lo ocurrido. Cuanta más información puedas dar sobre el episodio, más sencillo será determinar la causa de estas convulsiones.

Si las convulsiones en tu perro son recurrentes, es recomendable llevar un registro en casa y también control veterinario constante. No olvides darle su medicación en las dosis adecuadas si el veterinario te lo ha recomendado.

 

Esto es lo que NUNCA debes hacer ante las convulsiones en perros

  • No toques ni manipules a tu perro mientras está convulsionando. Además de que podrías hacerle daño, él también podría morderte a ti. En esos momentos no controla movimientos ni es consciente de lo que hace. Déjalo donde esté hasta que las convulsiones cesen.
  • No le des de comer ni beber durante el ataque, no arreglarás nada. En ese momento sólo se puede esperar.
  • Deja que la crisis transcurra sin interaccionar. Aunque creas que puedes ayudarle haciéndolo, nunca acerques a tu perro fuentes de calor ni mantas; no le sumarás comodidad, sino agobio e incluso peligro. Ya habrá tiempo de reconfortarlo más tarde.
  • Nunca mediques a tu perro sin consultar al veterinario.

Tratamiento de las convulsiones en perros

Tratamiento de las convulsiones en perros

El tratamiento de las convulsiones en perros variará en función de cuál sea la causa que las produce. Se administran medicamentos para acabar con la enfermedad en sí, si es posible curarla, y además otros para controlar las convulsiones y tratar que no vuelvan a aparecer.

Sólo el veterinario puede llegar a un diagnóstico acertado y determinar cuál o cuáles son los medicamentos apropiados en cada caso. ¡Nunca mediques a tu mascota sin su conocimiento!

Algunos de los medicamentos más comunes para tratar las convulsiones caninas son:

  • Fenoarbital: controla la intensidad de las convulsiones. Evita efectos secundarios de las convulsiones como la pérdida de conocimiento y coordinación, la micción descontrolada o la salivación excesiva, entre otros.
  • Bromuro de potasio: trata los vómitos, la fatiga y el estado de depresión.
  • Levetiracetam: controla la rigidez y la pérdida de control sobre los músculos y la coordinación.

 

Es muy importante que nunca olvides dar la medicación a tu mascota, sigue todas las indicaciones del profesional veterinario para que el tratamiento contra las convulsiones en perros sea efectivo y le devuelva a tu amigo seguridad, bienestar y calidad de vida.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post