mi cobaya está triste

Mi cobaya está triste: ¿por qué? ¿Qué puedo hacer?

Las cobayas cada vez adquieren mayor protagonismo como mascotas en los hogares. ¡Y no es de extrañar! Se han ganado a pulso un lugar en nuestros corazones como animal de compañía gracias a su buen carácter. Pero… ¿qué pasa si noto que mi cobaya está triste? ¿Qué pudo haberle pasado? Y, sobre todo, ¿cómo la ayudo? ¡Sigue leyendo y te sacaremos de dudas!

señales de que mi cobaya está triste

¿Cómo sé si mi cobaya está triste?

Pasar tiempo con nuestra mascota y disfrutar de su compañía es fundamental, no solo para fortalecer lazos, sino porque nos permite conocerla mejor.

Conocer a nuestra mascota, entender sus movimientos, gestos, sonidos y demás señales nos ayudarán a detectar, al más mínimo cambio, que algo puede ir mal.

Las cobayas son muy activas y cariñosas. Por eso, no es de extrañar que si las vemos más apagadas se nos enciendan las alarmas.

Pero veamos más específicamente, cuáles son algunas de las señales que indicarían que mi cobaya está triste.

  • No come o come menos.
  • Se cobija más tiempo del normal.
  • Reproduce de manera repetitiva alguna conducta (estereotipias).
  • Juega menos.
  • En caso de convivir con otra cobaya, deja de interactuar con ella.
  • Se muestra agresiva.
  • Muestra síntomas de debilidad.
  • Se esconde cuando queremos jugar con ella.
  • Chilla, llora o reproduce sonidos poco comunes.
  • Se encorva constantemente.
  • Muestra falta de aseo.

Quizás te preguntes si en caso de detectar alguno de estos síntomas, significa al 100% que la cobaya está triste. La respuesta es no.

Cualquiera de estos síntomas también puede ser señal de enfermedad. Lo que sí es 100% correcto es que, independientemente del motivo, cualquiera de estos síntomas hay que consultarlos con un profesional.

Eso supone acudir con tu cobaya a un veterinario especializado, para que pueda examinar a tu mascota y determinar la causa real que ha provocado que el animal esté así.

motivos por los que mi cobaya está triste

¿Cuáles son los motivos por los que mi cobaya está triste?

De igual manera que los síntomas de una cobaya triste también pueden ser indicativo de otros problemas, hay diversos motivos que pueden afectar al estado anímico de las cobayas.

La pérdida de una cobaya amiga

Lo cierto es que tener dos cobayas juntas no es mala idea, ya que son animales muy sociales.

Sin embargo, esto puede hacer que una de ellas, ante la pérdida de la otra, genere esa sensación de apatía, aislamiento o falta de interacción que relacionamos con la tristeza.

Enfermedades

Como en el caso de los humanos, cualquier enfermedad puede generar tal malestar que afecte al estado anímico.

Así que sí, aunque los síntomas mencionados anteriormente puedan indicar tristeza o enfermedad, la enfermedad también genera tristeza en tu cobaya.

Ansiedad y/o estrés en cobayas

¿Sabías que las cobayas pueden sufrir estrés y/o ansiedad? Claro, esto también tiene sus diversas causas: entorno sucio e intranquilo, forzar a la cobaya para que juegue o sea cariñosa con las personas, falta de atención, falta de actividad y entretenimiento, etc.

Lo cierto es que, que la cobaya sufra estrés y ansiedad, sea cual sea el motivo, afectará a su estado de ánimo.

el estrés y la ansiedad pueden hacer que mi cobaya esté triste

Falta de adaptación

Si la cobaya ha llegado recientemente a mi vida, no es de extrañar que los primeros días note que mi cobaya está triste.

El cambio de entorno le supone un proceso de adaptación, no solo a su nuevo hábitat, sino también a aquellos con quien convive (bien sea en su jaula o con sus humanos).

También influirá si, por ejemplo, viene de un refugio donde compartía espacio con más cobayas y ahora está sola.

Falta de estímulos físicos y mentales

Como ya hemos dicho, las cobayas son animales activos, juguetones e inteligentes y debemos asegurarnos de estar proporcionándole todo lo que necesitan para mantener activo su cuerpo y su mente.

Los juguetes para cobayas son esenciales para ello, pero también el sacarla de la jaula cada día para que corra en un espacio más amplio (con seguridad) es importante.

Falta de cariño y de cuidados

Porque sí, las cobayas también son cariñosas y necesitan afecto. Quizás no al nivel de un perro, pero sí lo necesitan.

Por eso, si la cobaya se pasa la vida sola, sin interactuar con ningún ser, la tristeza se apoderará de ella.

Lo mismo sucede si no recibe los cuidados necesarios. Eso la llevará a enfermar y a estar triste.

¿Qué puedo hacer si mi cobaya está triste?

Los consejos que te planteamos a continuación no solo sirven para curar a una cobaya triste. También debes ponerlos en práctica si quieres evitar que tu cobaya se entristezca.

soluciones si mi cobaya está triste

1. Revisa su salud

Para encontrar la causa de cualquier síntoma, un profesional debe revisar a tu cobaya.

De esta forma podrá detectar cualquier anomalía, aclarar cuál es su raíz y trabajar desde ahí para solucionarlo.

Las cobayas tienen tendencia a sufrir algunos problemas de salud habituales, como la diarrea, el escorbuto, los efectos de los parásitos, sordera, etc.

2. Cuida su alimentación

Básico para que tu cobaya esté sana y feliz.

La dieta de tu mascota debe ser apropiada para ella. Esta contendrá heno de calidad, junto a un compuesto específico para cobayas, pellets, frutas y verduras. Además de contar con agua fresca siempre a su disposición.

Además de esto y debido al déficit de vitamina C que sufren las cobayas, será necesario algún complemento que tu veterinario te recomendará.

Pero no solo basta darle la comida que le corresponde. También es importante la cantidad.

Una falta de nutrientes puede enfermar y entristecer a tu cobaya, pero el sobrepeso le genera también bastante malestar.

3. Conócela, dale su espacio y su tiempo

Tanto si es la primera vez que tratas con una cobaya, como si no lo es, cuando esta llegue a tu vida dale su tiempo para adaptarse.

No la atosigues con cariños, caricias o abrazos… las cobayas son animales muy sensibles y es mejor que sean ellas quienes se acerquen.

Puedes atraerla y ganarte su confianza (además de con los cuidados que necesita) con algún premio. Este puede ser un trocito de su fruta favorita.

Si era una cobaya que antes vivía acompañada, plantéate la posibilidad de buscarle otra cobaya para que el cambio no sea tan grande.

Ten paciencia, tómate las cosas con calma y proporciónale a tu mascota todo lo que necesita, incluida la tranquilidad de su entorno.

4. Proporciónale entretenimiento

Como comentamos antes, estos animales necesitan actividad y diversión.

Sus juguetes, su ejercicio diario y la interacción sana que tengamos con ella, ayudarán a que mi cobaya esté feliz.

¡Toma nota de todo lo comentado y haz que la tristeza desaparezca de la vida de tu cobaya!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre el mundo animal, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + dieciseis =