Mi gato está triste

Mi gato está triste, ¿qué puedo hacer?

Los gatos, aunque tengan fama de independientes e incluso ariscos, la verdad es que son animales sociables y cariñosos, por lo que generalmente son bastante felices. Entonces, ¿por qué mi gato está triste? La depresión en los gatos no es del todo rara, la verdad es que puede ocurrir.

En este artículo te contamos las razones por las que los gatos suelen deprimirse y cómo se puede solucionar la situación. ¡Sigue leyendo!

 

Cómo saber si mi gato está triste

Cómo saber si mi gato está triste

Si tu gato está pasando por una etapa un poco chof, lo notarás a través de los siguientes síntomas:

  • Apatía
  • Falta de afectividad
  • Demasiado sueño
  • Actitud asustadiza
  • No tiene ganas de jugar
  • No quiere comer
  • Está irritable o su carácter es muy cambiante

Sin embargo, estos síntomas no son exclusivos de la depresión; si tu gato se encuentra así, también es posible que esté enfermo. ¡Acude a tu veterinario para salir de dudas!

 

Causas por las que mi gato está triste

Causas por las que mi gato está triste

Las causas de la depresión felina pueden ser muy variadas. Las más habituales son:

  • Cambio de residencia o familia: la llegada a un nuevo hogar, ya sea desde el refugio a tu casa, o bien una mudanza, requieren un período de adaptación para todos, ¡incluidas las mascotas!
  • Soledad: ¿pasas demasiado tiempo fuera de casa? Esto podría estar pasando factura al ánimo de tu gato. ¡Procura pasar más tiempo con él y hacerle caso!
  • Malas relaciones: si tu gato le ha cogido algo de manía a alguien que viva con él, este sentimiento de enemistad causa tensión, malestar e irritabilidad, haciendo que el gato cada vez se aísle más y se ponga triste.
  • Llegada de nuevos miembros: si has adoptado hace poco a otra nueva mascota o ha llegado a casa un bebé, ten por seguro que tu gato está un poco celoso y preocupado por su territorio.
  • Enfermedad: estar malito siempre mina mucho el estado de ánimo, ¡también en los gatos!
  • Shock o trauma: si tu gato ha pasado por una situación traumática, como la muerte de un ser querido o maltratos, es normal que se encuentre deprimido. Lo mejor en estos casos es acudir a un profesional.
  • Estrés o ansiedad: si tu gato lleva una vida un poco estresante o su entorno no es el más apropiado, acabará un poco deprimido.

 

Mi gato está triste, ¿qué puedo hacer?

Mi gato está triste

La depresión es algo más que estar triste, es un problema de salud mental que necesita solución, ¡no le restes importancia! Para superarla, tu gato necesita sentirse querido:

  • Habla con él, haz que socialice y se sienta parte de la familia. Sentirse aislado y solo es lo peor para la depresión. Evita las riñas y castigos.
  • Muéstrale cariño, hazle caricias, masajes, dale premios… Hazle sentirse querido.
  • Juega con tu gato todos los días, el rato contigo olvidará todo lo malo que le ocurre. Además así conseguirás que se mantenga activo y receptivo durante al menos un rato.
  • Busca juegos de inteligencia, juguetes o cualquier otro método de distracción para cuando tu gato tenga que quedarse solo en casa. Dejar que se aburra es lo peor.
  • Deja que tu gato salga al exterior, el contacto con el sol, la naturaleza y el aire fresco ayuda mucho a despejar la mente.
  • Si tu gato está triste porque otra de vuestras mascotas ha fallecido, es porque siente que ha perdido un amigo. ¡Los animales sienten duelo igual que nosotros! Plantéate adoptar una nueva mascota, le puede ayudar muchísimo.
  • Plantéate darle a tu gato hierba gatera, les hace sentirse muy bien.

En la mayoría de los casos, estas medidas suelen ser suficientes para que un gato supere su depresión. Sin embargo, puede haber casos graves de gatos que necesiten medicación, aunque esto se suele dejar como último recurso.

 

Si tu gato está deprimido, ¡acude a tu veterinario! Incluso puedes plantearte la posibilidad de pedir ayuda a un psicólogo de mascotas. Todo sea por conseguir que tu gato se sienta mejor pronto.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post