Mi gato está muy delgado y come mucho

Mi gato está muy delgado y come mucho, ¿por qué?

Si mi gato está muy delgado y come mucho, ¿es que está enfermo? ¿Qué le ocurre? Es muy habitual que los propietarios tengamos dudas sobre si nuestras mascotas están en el peso más saludable, y la verdad es que estar delgado no siempre es buena señal. Si tu gato no hace más que adelgazar aunque coma mucho, incluso más que antes, puede que tenga alguna enfermedad o problema. ¡Te lo contamos todo!

 

Mi gato está muy delgado y come mucho, ¿por qué?

Mi gato está muy delgado y come mucho

Las causas de la pérdida de peso en gatos pueden ser muy variadas. Puede ser una enfermedad, pero veamos primero las causas simples de la delgadez en los gatos:

  • Puede que tu gato esté gastando más energía de la que consume: si tienes un gato especialmente nervioso y activo, es posible que su comida no le dé todo el aporte calórico que necesita. ¡Revísalo! Si tienes dudas sobre si está comiendo suficiente, consulta a tu veterinario; es posible que sea necesario aumentar sus raciones o cambiar de alimento.
  • ¿Está tu gato atravesando una época de estrés? Situaciones como una mudanza, la llegada de un nuevo miembro al hogar o la pérdida de uno, los excesivos ruidos o incluso pasar demasiado tiempo solo pueden causar estrés y ansiedad en las mascotas, y este malestar acaba repercutiendo en su peso y en su salud.
  • Si has cambiado hace poco su alimentación, puede que le esté costando un poco adaptarse. Incluso si no tiene vómitos ni diarreas, su organismo está trabajando duro para acostumbrarse a digerir este nuevo alimento, lo cual se traduce en más esfuerzo y por tanto pérdida de peso. Ocurre especialmente cuando pasas de dar a los gatos comida comercial a dar comida casera.

 

Enfermedades que hacen que tu gato pierda mucho peso

Enfermedades que hacen que tu gato pierda mucho peso

Si mi gato está muy delgado y come mucho, ¿podría estar enfermo? Sí, por desgracia, las causas que hemos comentado antes no son las únicas posibles; si tu gato no para de adelgazar aunque siga comiendo no puedes descartar la posibilidad de que esté enfermo. Las enfermedades más habituales que suelen causar este síntoma en los gatos son:

  • Diabetes
  • Hipertiroidismo
  • Problemas digestivos variados
  • Tumores en primera fase
  • Fallos renales

Sin embargo, lo habitual en estos casos es que la pérdida de peso venga acompañada de otros síntomas, como malestar general, caída del pelo, falta de energía, vómitos, fiebre, diarrea… Observa la salud general de tu gato.

 

Qué hacer si tu gato pierde demasiado peso

Qué hacer si tu gato pierde demasiado peso

Si tu gato come bien pero no para de adelgazar, atiende primero a las causas simples, analiza y valora el entorno de tu gato para saber si podría estar comiendo poco o sufriendo estrés. Tanto si es así pero no sabes cómo solucionarlo o si crees que tu gato podría estar enfermo, ¡ve al veterinario cuanto antes! Te ayudará a buscar una solución y le hará las pruebas necesarias para llegar a un diagnóstico y poder tratarlo si hace falta.

 

¡Recuerda! Si tu gato está adelgazando sin parar, está claro que algo le pasa. ¡No ignores la situación!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post