Mi gato babea mucho

Mi gato babea mucho, ¿qué le ocurre?

¡Mi gato babea mucho y no sé por qué! Este exceso de producción de saliva se llama ptialismo y puede deberse a razones muy diversas, ¡pero algunas pueden ser motivo de alarma! Por eso, vamos a contártelas todas para que puedas identificar qué le ocurre a tu gato.

Motivos por las que mi gato babea mucho

Las razones más habituales de ptialismo en gatos son:

Motivos por las que mi gato babea mucho

Envenenamiento

A veces los gatos se pasan de curiosos e ingieren algo que no deberían: plantas, productos de limpieza, algún alimento inadecuado… Y esto hace que se intoxiquen. Un envenenamiento en gatos puede ser muy peligroso, por eso te recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo sobre envenenamiento en gatos para saber identificarlo y qué hacer en esa situación.

 

Enfermedad

¿Mi gato babea mucho porque está enfermo? Es posible. Si tiene alguna condición o dolor de estómago que le da náuseas, esas ganas de vomitar hacen que babee, igual que nos ocurre a nosotros: cuando hay riesgo de vómito, el cuerpo se prepara y empezamos a salivar más para proteger nuestro organismo y boca de los ácidos.

Si tu gato babea y ha echado una bola de pelo de forma puntual, no tienes de qué preocuparte. Pero si se trata de un problema recurrente, tanto si son bolas de pelo como vómitos normales, deberías acudir al veterinario. Si resides en España te recomendamos que descargues nuestra app rápidamente para localizar a un veterinario de forma urgente.

Motivos por las que mi gato babea mucho
(Foto via: purina)

Estrés

El estrés en los gatos puede tener consecuencias físicas muy molestas. El estrés, miedo o nervios ante una situación complicada o incómoda pueden provocar respuestas fisiológicas como el exceso de saliva. Por ejemplo, una visita al veterinario, que no suele ser una situación cómoda para ninguna mascota.

 

Efectos secundarios de medicamentos

¿Tu gato está tomando alguna medicación? Medicar a un gato no es precisamente sencillo, ya que se suelen resistir bastante y por lo general los medicamentos les resultan desagradables, especialmente cuando vienen en forma de jarabe. Si le das un medicamento a tu gato y empieza a babear, podría ser porque lo está rechazando.

Motivos por las que mi gato babea mucho

Problemas en la boca

La salud dental de las mascotas es algo realmente importante, pero que a menudo olvidamos o infravaloramos. Si no la cuidamos, nuestro gato puede tener problemas, tanto leves (caries, heridas) como otros más graves (úlceras, tumores, pérdida de piezas…).

Si tu gato tiene un problema en la boca, es habitual que babee y también probable que tenga mal olor en la boca, eche sangre, pus… Cualquier síntoma de enfermedad dental o bucal necesita atención inmediata y un tratamiento, ¡así que no dudes en ir al veterinario!

 

Felicidad

¡Sí! No va a ser todo malo. Cuando un gato se encuentra totalmente a gusto y feliz, también puede empezar a babear. Y ¿conoces la hierba gatera? Este premio natural para gatos les gusta tanto que también puede provocar que saliven al comerla.

 

Ya sabes las razones por las que tu gato puede babear. Es importante identificar la causa, por si pudiera ser alguna mala condición que requiera tratamiento. ¡Consulta al veterinario!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post