plantas tóxicas para gatos

Plantas tóxicas para gatos, ¡mucho cuidado con ellas!

Nuestros amigos felinos son exploradores por naturaleza, pero hay una zona con la que debes tener especial cuidado si se pasea por casa: tu patio o jardín. Existen algunas plantas que son altamente venenosas para ellos. ¡Toma nota de las plantas tóxicas para gatos!

Plantas tóxicas para gatos

Jacinto

La propia flor en sí es muy tóxica, pero el verdadero peligro es el bulbo. Si tu gato lo consume le provocará problemas gastrointestinales, como diarrea y vómitos, que en caso de volverse crónicos pueden acabar con la vida del animal.

Tulipanes

¡Qué bonitos y coloridos son los tulipanes y qué peligrosos para nuestros gatos! Todas sus partes son tóxicas para él.

Flor de pascua

Junto con el árbol de Navidad, las flores de pascua son las plantas que más adornan nuestros hogares durante esa época.

Pero, ¡ojo! Es una de las plantas tóxicas para gatos que más problemas acarrean. Su simple contacto puede provocar a tu mascota dermatitis o problemas oculares si le llega al ojo. Imagínate si la muerde…

plantas tóxicas para gatos flor de pascua

Diefembaquia

Parece una planta sin más, pero no lo es para nuestros felinos. Esta planta contiene unos cristales insolubles de oxalato cálcico que ocasionarán problemas de irritación en la boca de tu gato. Provocarán en él inflamación, dolor, dificultad para tragar y, consecuentemente, anorexia. En los casos más graves se produce asfixia y el gato muere.

Además, también les puede provocar problemas en la piel con solo tocarla.

Adelfa

Esta planta tóxica para gatos puede llegar a ser mortal, ya que ataca al corazón de nuestro gato. Los síntomas son arritmias, disminución de la frecuencia cardíaca e, incluso, muerte súbita.

Acebo

Las saponinas que posee este árbol hacen de él una de las plantas tóxicas para gatos, ya que su ingesta le puede ocasionar problemas estomacales e intoxicación severa.

Azaleas

Los síntomas que presenta el consumo de esta planta por parte de los gatos son variados dependiendo de la cantidad que hayan comido.

Si no ha sido mucha, el gato puede perder la coordinación y sufrir alucinaciones. Si ha tragado gran cantidad, a esto se le sumarán diarreas, vómitos, convulsiones, dificultades para respirar, etc.

Hortensia

Cuando un gato se intoxica con esta planta sufre falta de coordinación, pero, además, tendrá diarrea, vómitos y un fuerte dolor en el abdomen.

hortensia plantas tóxicas para gatos

Muérdago

Bradicardia, problemas gastrointestinales, disnea, problemas cardiovasculares… no suena bien, ¿verdad? Pues son efectos que pueden aparecer en tu gato si consume los frutos de esta planta.

Liliáceas y hemerocallis

Son plantas muy tóxicas para nuestra mascota, pudiendo ocasionarle un fallo renal agudo. Su simple contacto puede ser letal.

Eucalipto

Aunque quizás no le cause la muerte, ingerir eucalipto no es bueno para un felino. Vómitos, diarreas y demás problemas gastrointestinales son sus síntomas.

Lirio de la paz

Irritación, inflamación e, incluso, ampollas son los efectos del contacto de un gato con esta planta. Los síntomas aparecen al instante y son verdaderamente dolorosos para el animal.

Hiedra

Toda la planta en sí es peligrosa para un gato, pero hay que prestar especial atención a sus frutos. Tanto su contacto como su ingesta provocarán graves problemas a tu gato, que en grandes cantidades puede causarle la muerte.

Marihuana

En el peor de los casos, si tu gato comiese marihuana podría acabar en coma. Pero los síntomas más leves tampoco son alentadores: babeo continuo, vómitos, descoordinación, convulsiones, etc.

marihuana plantas tóxicas para gatos

Narciso

Cualquier variedad de esta planta es tóxica para los gatos, tanto por contacto como si es consumida, pudiendo ser fatal en este caso, ya que provoca trastornos en el corazón.

Otras plantas tóxicas para gatos que le provocan dermatitis

Como hemos visto, algunas de las plantas mencionadas anteriormente son plantas tóxicas para gatos tanto si las tocan como si las comen.

Sin embargo, hay algunas muy comunes que producen graves dermatitis alérgicas en nuestro felino, ocasionándole irritaciones, inflamación, picor, enrojecimiento, ampollas, alopecia, dolor…

Estas plantas pueden tropezarse en su camino fácilmente y entre ellas se se encuentran la margarita, las ortigas, el poto, la prímula y el lirio de agua.

Si ves cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente en tu gato, no dudes en acudir a tu veterinario. ¡Si actúas a tiempo podrás evitarle un gran sufrimiento e, incluso, la muerte!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post