Todo sobre el Hipertiroidismo en gatos

Todo sobre el Hipertiroidismo en gatos

¿Sabías que 1 de cada 10 gatos mayores sufre hipertiroidismo? Esto significa que el hipertiroidismo en gatos es realmente frecuente; si tienes un gato adulto o anciano, ¡podría correr riesgo de desarrollar esta enfermedad! En este nuevo post te hablamos de sus causas, síntomas y posible tratamiento.

Qué es el hipertiroidismo en gatos

Qué es el hipertiroidismo en gatos

Las hormonas tiroideas se encargan de regular el metabolismo y del funcionamiento de prácticamente todos los órganos. El hipertiroidismo en gatos es un desequilibrio de esa hormona, que se produce de forma excesiva, y que resulta en un ritmo demasiado rápido de quemado de energías. Por eso los gatos con hipertiroidismo pierden demasiado peso aparentemente de forma inexplicable, aunque coman incluso más que cuando estaban sanos.

Estamos ante una de las dolencias endocrinas más comunes entre los gatos adultos. Un 2 % de los casos de hipertiroidismo en gatos se deben a un tumor maligno, pero no se tiene muy clara la causa del 98 % restante. Sin embargo, el tratamiento de esta condición es bastante sencillo y poco invasivo.

 

Síntomas del hipertiroidismo en gatos

Síntomas del hipertiroidismo en gatos

El principal síntoma del hipertiroidismo en gatos es una pérdida de peso significativa, ya que al tener demasiada producción de esta hormona, su metabolismo está muy acelerado y quema muy rápido las energías. Consecuentemente, el gato con hipotiroidismo suele comer más de lo normal, ya que vuelve a tener hambre enseguida; también beben bastante agua, lo cual es raro entre los gatos, y por tanto orinan muy a menudo.

Por eso, si tu gato está adelgazando demasiado pero come bien y tiene demasiada sed, ¡podría tener hipertiroidismo! El riesgo empieza a ser relevante a partir de los 7 años de edad, y mucho mayor a partir de los 13.

Pero en realidad hay más pistas que pueden indicar si tu gato tiene esta enfermedad: el hipertiroidismo suele acelerar el ritmo cardíaco, podría estar bastante irritable y que su pelo se deteriore. Además, dependiendo del gato, puede mostrar más energía de lo habitual o por el contrario, mostrarse decaído. De forma menos frecuente, se pueden dar casos de hipertiroidismo en gatos con depresión, estrés, cansancio exagerado, vómitos y diarreas.

 

Tratamiento del hipertiroidismo en gatos

Tratamiento del hipertiroidismo en gatos

Si sospechas que tu gato tiene hipertiroidismo, es importante que acudas al veterinario. El tratamiento es eficaz, pero cuanto antes empiece, mejor. Contra el hipertiroidismo en gatos se pueden realizar 3 tratamientos diferentes:

  • Medicación para reducir la producción de la hormona tiroides. No cura la enfermedad, sólo la controla, por lo que el gato tendría que tomar esta medicación de por vida.
  • Cirugía: se trata de una operación sencilla y rutinaria que acaba con el problema por completo.
  • Yodo radiactivo: inyecciones que atacan a la glándula tiroides sin afectar al resto del organismo. Suele volver todo a la normalidad en un par de semanas, este tratamiento cada vez es más habitual.

 

El hipertiroidismo en gatos no es grave si se detecta pronto y es fácil de tratar, así que si crees que tu gato lo está sufriendo no tardes en ir a pedir un diagnóstico. ¡Recuerda! Si tu gato tiene a partir de 7 años, el riesgo de sufrir hipertiroidismo es más alto, especialmente si es anciano.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post