Mi gato no quiere comer

Mi gato no quiere comer, ¿qué puedo hacer?

¡Mi gato no quiere comer ni beber! Aunque a veces es normal que los animales puedan pasar un día o dos inapetentes, cuando la tendencia a no comer es algo permanente esto puede ser señal de que algo no va bien. ¿Quieres saber cuáles son los principales motivos por los que los gatos no comen? ¡No te pierdas nuestro nuevo post contándote todo!

Por qué mi gato no quiere comer

Por qué mi gato no quiere comer

Si tu gato no come, esto puede deberse a causas muy variadas. Te las explicamos una a una:

Calor

Durante el verano, es normal que tu gato coma menos. El calor hace que estén más inactivos, por lo que pasan más tiempo durmiendo y reducen su cantidad de comida. ¡Necesitan mucha menos energía!

Asegúrate de que siempre tiene agua fresca para beber, ¡sobre todo en verano! Hay gatos más espabilados que no dudan en subir al fregadero o al lavabo si necesitan agua, pero otros podrían resignarse a no beber si su cuenco está vacío. Y si tu gato pasa sed, comerá aún menos, ya que ingerir sólidos incrementa aún más esa sensación de sed.

Por qué mi gato no quiere comer
(Foto via: pet darling)

Bolas de pelo

El pelo que tragan accidentalmente los gatos cuando se lamen para limpiarse puede provocar que se le formen bolas de pelo en el estómago. Esta es una de las más habituales causas de falta de apetito en los felinos.

De hecho, una acumulación de bolas de pelo puede llegar a ser peligrosa, dando problemas mucho peores que una falta de hambre pasajera. Por eso, es muy importante evitar, en la medida de lo posible, que se le formen bolas de pelo. ¿Cómo? Lo mejor es prevenir: cepilla a tu gato con frecuencia, especialmente en época de muda, para retirar el pelo muerto.

Si tu gato ya tiene bolas de pelo, una solución de emergencia es hacerle chupar algo de vaselina neutra: esta lubricará su cuerpo por dentro, haciendo que expulse las bolas.

Si esto no funciona o detectas síntomas de enfermedad, ve al veterinario enseguida. Una acumulación de bolas de pelo puede ser muy peligrosa.

Por qué mi gato no quiere comer
(Foto via: pet darling)

Intoxicación

Si tu gato no quiere comer puede ser porque se encuentra mal, y si es así, una intoxicación es más que probable. ¿Cómo puede haberse intoxicado tu gato? Puede ocurrir por haber comido algo en mal estado, o las sobras de tu comida (que jamás debería comer).

Por otro lado, si tu gato tiene acceso al exterior a menudo, también puede haber comido algo de la calle, o incluso haberse envenenado con alguna planta.

Depresión

Nuestras mascotas también pueden sufrir depresión, estrés o ansiedad, y si esto ocurre, sin duda afectará negativamente a su apetito.

Por qué mi gato no quiere comer

¿Tu gato está decaído, triste, inactivo…? Pregúntate si ha pasado por algún cambio brusco o experiencia traumática recientemente, como por ejemplo cambios en el núcleo familiar, una mudanza, etc.

 

Enfermedad

Si tu gato muestra síntomas de enfermedad como fiebre, vómitos, diarrea u otras alteraciones en las heces, parásitos, etc, es muy probable que sea esto lo que le ha quitado las ganas de comer. ¡Es importante que vayas a la clínica cuanto antes!

Qué puedo hacer si mi gato no quiere comer

Qué puedo hacer si mi gato no quiere comer
(Foto via: pet darling)

Si tu gato no come, intenta motivarle con comida nueva, la percibirá como novedad, más sabrosa, y sentirá curiosidad. Otra opción es dar prioridad temporal a la comida enlatada, o bien dársela caliente, ya que la temperatura acentúa los aromas y sabores.

¡No dejes que se deshidrate! Si tu gato no bebe de su cuenco, intenta por todos los medios darle agua con una jeringa sin aguja. Si la sigue rechazando o incluso la vomita, significa que algo no va bien. ¡Ve al veterinario! Desde luego, ve corriendo a la clínica si sospechas que puede tener algún problema de salud, cuanto antes se le ponga un tratamiento, menos le costará recuperarse.

 

 

¡Esperamos haberte ayudado a que tu gato vuelva a comer!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post