Descubre cómo curar a un perro con resfriado

Descubre cómo curar a un perro con resfriado

El resfriado en los perros es relativamente frecuente, especialmente en la época invernal y en otoño, cuando los patógenos que los producen campan a sus anchas por todas partes y se mantienen mejor en el ambiente. ¿Tienes un perro con resfriado? Lee este artículo y descubre qué hacer para cuidarle bien y que se recupere.

 

Síntomas de un perro con resfriado

Síntomas de un perro con resfriado

Un resfriado puede venir causado por diferentes virus y otros patógenos, pero sea cual sea, los síntomas son semejantes en todos los casos. Además, todos te sonarán, ya que los síntomas de los resfriados en perros y humanos son prácticamente los mismos:

  • Estornudos
  • Mucosidad. ¿Tiene sangre? Entonces seguramente no sea resfriado, sino algo peor. ¡Acude al veterinario!
  • Congestión
  • Tos
  • Problemas para respirar, respira por la boca
  • Malestar general: decaimiento, cansancio, dolor en todo el cuerpo, debilidad…
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre

Te suena todo, ¿verdad? La verdad es que los síntomas del resfriado son idénticos en los perros y en nosotros. ¡Pero aunque sea la misma enfermedad y produzca los mismos efectos, no se transmite entre especies! Un perro con resfriado no puede contagiártelo a ti, y viceversa.

 

Cuidado con las enfermedades que parecen resfriado… ¡pero no lo son!

Descubre cómo curar a un perro con resfriado

Los síntomas que te hemos comentado anteriormente no son exclusivos del resfriado, de hecho son bastante generales y comunes a otras enfermedades que podrían ser mucho más graves que un catarro común:

Mientras que el resfriado común se pasa en sólo unos días por sí mismo (sólo es necesario paliar los síntomas y dejar que el virus complete su proceso), estas otras enfermedades se disfrazan de resfriado, dan una sintomatología muy similar, pero pueden ser realmente peligrosas para tu mascota. Por este motivo, ¡tienes que estar atento! Si con los cuidados básicos del resfriado tu perro no mejora en un par de días, podría ser que tuviera otra enfermedad. ¡Entonces deberás acudir al veterinario urgentemente!

 

Cuidados para un perro con resfriado

Cuidados para un perro con resfriado

El resfriado es leve, pero puede ser muy molesto; si tu perro está acatarrado, se encontrará mal y necesita descansar. ¡Deja que duerma todo lo que necesite y no le agobies!

Es muy importante que se mantenga hidratado; sobre todo si tiene fiebre, estando enfermo se deshidratará rápido, además de que necesita agua para diluir la mucosidad y que sea más fácil de expulsar. Es normal que al encontrarse mal no quiera beber, si ves que resulta imposible deberás darle el agua con una jeringuilla, o bien recurrir a caldo de pollo sin sal. ¡Su sabor le motivará más! Lo importante es que no deje de ingerir líquidos.

Igualmente con la comida, es importante que coma. Si no tiene apetito, puedes intentar mezclar su pienso con latas de comida húmeda, que huelen mejor y les llaman más la atención. Otra opción es rociar con caldo de pollo sin sal su pienso o dárselo caliente, esto potencia los olores y sabores.

Si es invierno, es mejor que evites pasear con tu perro en las horas más frías o cuando llueve, podría empeorar. Por el contrario, es recomendable ofrecerle un ambiente calentito: mantas, cama cerca de la calefacción… e incluso baños calentitos, le reconfortarán y además el vapor del agua caliente le despejará la nariz. ¡Pero ten cuidado de que no se queme!

Recuerda que debes acudir al veterinario si la situación no ha mejorado en un par de días.

 

El mejor cuidado, ¡la prevención!

Síntomas de un perro con resfriado

Cuidar a un perro con resfriado es fácil, se suelen recuperar sin mucho problema. Sin embargo, ¡no hay nada mejor que prevenir! Cuida siempre a tu perro para que no se resfríe, especialmente si es cachorro, anciano, está enfermo o es de una raza intolerante al frío, como los perros sin pelo o los galgos.

Sigue estos consejos para prevenir que tu perro se resfríe:

  • Una de las principales causas de los resfriados son los cambios bruscos de temperatura, procura no exponer a tu perro a ellos.
  • Evita también exponerle a corrientes de aire, especialmente si es frío, como puertas y ventanas abiertas o colocar su cama donde dé el aire acondicionado muy directo.
  • Al salir a la calle en invierno, ponle abrigo. Si llueve, utiliza incluso un chubasquero. ¡Cuanto más protegido esté, mejor!
  • Evita que tu perro pase mucho tiempo húmedo después del baño, esfuérzate en secarlo bien.
  • Si tu perro pasa tiempo con otros perros frecuentemente, ponle todas las vacunas de tos de las perreras y otras enfermedades que le pudieran contagiar.

 

¡Plántale cara al resfriado de tu perro! Pero recuerda: nunca debes medicar a tu mascota sin control veterinario.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post