Descubre cómo saber si mi perro tiene parásitos

Descubre cómo saber si mi perro tiene parásitos

Los parásitos son un tema que preocupa a todos los que tenemos mascotas en algún momento. Lo más importante es mantenerlas protegidas con los tratamientos adecuados, pero aun así, en ciertas ocasiones pueden contagiarse de algunos de ellos, ya sean externos (garrapatas y pulgas son los más frecuentes en perros) o internos, que pueden llegar a producir graves daños en su sistema digestivo. ¿Cómo saber si mi perro tiene parásitos? A veces no es fácil darse cuenta, te contamos cómo hacerlo.

 

Cómo saber si mi perro tiene parásitos externos

Cómo saber si mi perro tiene parásitos externos

Se consideran parásitos externos a los que ocupan cualquier lugar exterior en el cuerpo del perro, los que habitan entre su pelaje y atacan desde fuera. Este ataque puede ser diferente en función del tipo de parásito: las garrapatas, pulgas, chinches o mosquitos, por ejemplo, pican para alimentarse de la sangre del perro, existiendo riesgo además de que con esa picadura transmitan enfermedades. Otros, como por ejemplo el ácaro que produce la sarna, no pican pero pueden producir graves daños en la piel del animal.

Igual que estos parásitos, los síntomas de infección también son externos. Aunque protejas a tu perro contra ellos, te recomendamos que revises con frecuencia el estado de la piel y pelo de tu perro en busca de estos parásitos, especialmente si tiene contacto con zonas vegetadas.

Los síntomas más típicos de parásitos externos en los perros son los problemas tópicos, como descamación, irritaciones, rojeces, ronchas o costras, además de que podrás encontrar al propio parásito enganchado a su cuerpo.

 

Cómo saber si mi perro tiene parásitos internos

Cómo saber si mi perro tiene parásitos internos

Esto es un poco más complicado, ya que al estar dentro del perro, los parásitos internos pasan desapercibidos más fácilmente si no prestamos atención específica. Hay muchos tipos de parásitos internos, pero los más frecuentes en los perros son los de tipo gusano, tanto los planos como los redondos. Por lo general, eligen sus intestinos, pulmones, riñones, corazón y músculos para hospedarse y alimentarse de sus nutrientes.

Si los parásitos están dentro del perro, ¿entonces cómo se produce el contagio? Por lo general, estos parásitos o sus huevos salen del cuerpo del perro en las heces, por lo que se pueden transmitir a otros perros que se acerquen. No hace falta siquiera que las ingieran, a veces es suficiente que se acerquen y las huelan. Por eso, nunca dejes a tu perro acercarse a heces de otros perros, y lo que es más importante, ¡recoge siempre sus cacas! Además de ser una obligación cívica, es fundamental para reducir el riesgo de contagio de parásitos y muchas enfermedades entre perros. La higiene se traduce en salud para todos.

 

¿Cómo saber si mi perro tiene parásitos dentro de su cuerpo?

Cómo saber si mi perro tiene parásitos dentro de su cuerpo

Los síntomas más comunes son:

  • Vómitos
  • Diarrea, a veces con sangre
  • En caso de que los parásitos hayan infestado el sistema respiratorio, tendrá tos
  • Mucho apetito, más de lo normal
  • A pesar de comer más, pierden peso inexplicablemente
  • Decaimiento y falta de energía
  • Pérdida de salud visible en el pelaje: no brilla, está debil y se rompe o se cae
  • Muestra molestias en el ano: se lame, lo arrastra o se rasca mucho
  • A veces, eczemas en la piel
  • Heces anormales, menos consistentes y con puntos blancos
  • Vientre abultado
  • Anemia
  • Trastornos de fertilidad

Como ves, muchos de estos síntomas son generales y propios de otras enfermedades, por lo que para saber si tu perro tiene parásitos internos deberás observar sus heces.

 

Recuerda que es fundamental desparasitar interna y externamente a tu mascota con la frecuencia adecuada para asegurarle una buena protección. Además, si sospechas que podría haber contraído algún parásito, debes acudir al veterinario lo antes posible, sin un tratamiento podría ser realmente peligroso. Por otro lado, ten en cuenta que algunos de ellos, como las garrapatas, pulgas, ácaros o la tenia son transmisibles a los humanos. ¡Mucho cuidado!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post