la ansiedad en gatos

Ansiedad en gatos: causas, síntomas y tratamientos

En ocasiones, observamos comportamientos extraños en nuestra mascota sin que haya un motivo aparente para esas reacciones. Esto puede deberse a diversos factores, pero uno de ellos puede ser la ansiedad. La ansiedad en gatos existe, es más común de lo que pensamos y, a continuación, te hablaremos sobre sus causas, síntomas y posibles remedios.

Qué es y qué causa la ansiedad en gatos

La ansiedad en gatos es una reacción exagerada del animal ante una situación que percibe como amenaza. Es una respuesta fisiológica que actúa a modo de alarma frente a algo que él considera un peligro, solo que esa respuesta es desproporcionada respecto a dicho peligro o se prolonga en el tiempo.

qué es la ansiedad en gatos o ansiedad felina

Esa amenaza puede estar justificada o no, sin embargo, el felino no será capaz de adaptarse correctamente a la situación, permaneciendo en un estado de alerta que le afecta a nivel mental y físico.

Los gatos son excesivamente sensibles a los cambios en su entorno. Hay algunos que saben llevar mejor que otros ciertas situaciones. Cuando el gato no sabe gestionar su autocontrol, es cuando aparece la ansiedad.

Los expertos sitúan la gran mayoría de causas de la ansiedad en gatos en el ambiente. Esto incluye su relación con el entorno (personas, animales, hogar, etc.) y la accesibilidad a recursos esenciales de supervivencia.

Entre las situación más comunes que pueden provocar ansiedad en tu felino se encuentran:

  • La pérdida o llegada de un nuevo miembro a la familia (bebé o animal).
  • Cambios en el mobiliario del hogar.
  • Las mudanzas.
  • Ruidos constantes (por ejemplo, una obra cerca de casa).
  • Cambios en su rutina.
  • Soledad constante.
  • Falta de atención.
  • Maltrato psicológico o físico.
  • Falta de estímulos.
  • Tiene poco espacio propio por exceso de atención por parte de sus dueños.

Síntomas de la ansiedad felina

La ansiedad felina se presenta con muchos síntomas, tanto a nivel físico como mental, que influirán en su comportamiento.

síntomas de la ansiedad en gatos

Por ejemplo, a nivel mental:

  • El gato puede desarrollar conductas compulsivas, como perseguirse y/o morderse la cola o lamerse y/o morderse las patas con obsesión.
  • Trastornos del sueño.
  • Se muestra algo agresivo.
  • Falta de apetito.
  • Está más huidizo de lo normal.
  • O, por el contrario, comienza a tener un apego desmedido hacia ti porque se siente seguro contigo.
  • Deja de usar el arenero.
  • Se esconde todo el día y solo sale para comer.
  • La mayor parte del tiempo lo pasa en alerta.
  • Marcaje continuado y excesivo: orinando, arañando muebles, mordiendo, etc.

A nivel físico, la ansiedad en gatos también tiene sus síntomas.

  • Dos de las señales más evidentes son la taquicardia y el incremento de la frecuencia respiratoria, lo que lleva al felino a jadear.
  • Pupilas dilatadas.
  • Sudor en las almohadillas.
  • Andares rápidos.
  • Anorexia: a causa de la falta de apetito.
  • Trastornos gastrointestinales que se pueden traducir, por ejemplo, en diarrea.

Cuando la ansiedad se intensifica y no se trata (sucede también con el estrés felino), los síntomas se agravan y las conductas del animal derivadas de los síntomas se vuelven más exageradas o compulsivas.

  • El gato permanecerá en constante alerta y al más mínimo ruido o movimiento reaccionará huyendo sobresaltado o con temblores.
  • Puede volverse hiperactivo.
  • Huirá constantemente de ti y si tratas de impedirlo puede reaccionar de manera agresiva.
  • Si son dos o más los gatos que viven en casa, su relación cambiará: puede mostrarse plenamente sumiso o, por el contrario, tratar de posicionarse por encima con intimidación.
  • Maullidos constantes.

¿Hay solución para la ansiedad felina?

Sí, la ansiedad felina se puede tratar. Es más, es muy importante que lo hagas, ya que tu gato se merece vivir una vida sana y feliz.

tratamiento para la ansiedad en gatos

Lo primero que debes hacer, como en cualquier otro caso de posible enfermedad en tu mascota, es acudir a un centro veterinario.

Hay síntomas que son reflejo de otras muchas patologías y solo un profesional, llevando a cabo las pruebas pertinentes, determinará la causa.

Si la causa es ansiedad, entonces podría recetar algún tipo de ansiolítico.

También pueden prescribirse remedios homeopáticos, como son las flores de Bach.

La hierba gatera también puede suavizar los niveles de ansiedad en el felino.

Sin embargo, los primeros pasos siempre debemos darlos en casa.

  • Respeta el espacio de tu felino. No le obligues a estar a tu lado si no quiere y no fuerces los momentos de cariño. Además, si no lo tiene, prepárale una especie de refugio donde pueda retirarse a descansar cuando se sienta ansioso.
  • Establece un ambiente tranquilo y seguro para tu gato. Evita los gritos y los ruidos fuertes en casa. Tienes que hacer que se sienta seguro en el hogar.
  • Juega con él. Esto es importante por varias razones: le ayuda a mantenerse activo física y mentalmente, disminuyendo los niveles de ansiedad y, además, fortalece vuestro vínculo.
  • Si el gato sufre ansiedad por separación, tendrás que poner en práctica ciertos ejercicios para ir acostumbrándolo a tus ausencias poco a poco.
  • Deja siempre a su disposición juguetes. Cuanto más interactivos sean, mejor.
  • Si se va a producir algún cambio en casa, por ejemplo, una mudanza, intenta que esta sea progresiva. Lleva a tu felino al nuevo hogar antes de la mudanza definitiva para que vaya explorando el terreno y no le resulte del todo desconocido después.
  • Y, por supuesto, asegúrate de estar ofreciendo a tu gato un alimento de calidad en la cantidad suficiente como para cubrir sus necesidades nutricionales.

A la hora de ayudar a nuestro gato con su ansiedad, el principal problema es que muchas veces no somos conscientes de lo que el animal considera una amenaza y le provoca la ansiedad.

No es lo mismo que cuando hablamos de miedos de los gatos, ya que cuando un felino reacciona ante algo que le da miedo, somos conscientes de qué lo provocó.

Por eso es importante fijarnos siempre en nuestra mascota. Así veremos con claridad aquellos síntomas que indican que puede padecer ansiedad.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.