Raza de perro Puggle

Raza de perro Puggle: un cruce entre dos razas maravillosas

La intervención de la mano humana ha dado como resultado, a lo largo de la historia, ciertos ejemplares de animales nacidos de cruce de diferentes razas. Hoy, os vamos a hablar del perro Puggle, un peludo del que se intuye su origen tan solo con oír su nombre.

Origen del perro Puggle

Si eres amante de los perretes, te suenan algunas de sus razas más conocidas y oyes hablar del perro Puggle, seguramente no te cueste averiguar las dos razas de perros que se cruzaron y dieron origen a este peludo.

Sí, el Puggle es el resultado de cruzar a un Pug o Carlino y a un Beagle. Esta “obra”, por llamarla de alguna manera, fue realizada por un criador de Wisconsin llamado Wallace Havens, allá por los años 80.

origen del perro puggle

Fue él mismo el que lo inscribió en la American Canine Hybrid Club, una organización que se encarga de registrar y clasificar a aquellos perros que surgen como resultado de cruces.

Sin embargo, no fue hasta casi 20 años más tarde cuando la raza comenzó a obtener popularidad en Estados Unidos, y de ahí se fue trasladando al resto del mundo.

Hoy en día, este perro híbrido es una mascota cada vez más apreciada, pues muchos lo consideran un perro de diseño por lo peculiar de su origen. ¡Y ya sabemos que lo diferente siempre se convierte en muy especial!

¿Cómo es el perro Puggle físicamente?

Lo cierto es que si tienes en mente las dos razas de las que surge (recordemos: el Pug y el Beagle) es muy fácil distinguir rasgos de ambos en este can.

Empecemos por su rostro. Tienen las orejas caídas, de una medida intermedia entre la de los dos perros que le dan el nombre.

Heredan los ojos grandes y redondos de los Pugs, pero al tener el hocico más largo que estos (rasgo de los Beagles) no parecen tan saltones. Aun así, nadie queda indiferente ante la dulce mirada de estos peluditos.

La trufa es corta y, además, se pueden apreciar algunas arrugas en su carita y otras partes de su cuerpo, rasgos distintivos de los Pugs o Carlinos.

características físicas del perro puggle

Su altura varía entre los 20 y los 38 cm, por lo que se considera un perro pequeño, y su peso suele oscilar entre los 6.5 y los 13 kilos.

Su pelaje suele ser bicolor, habitualmente marrón claro y negro, pero pueden surgir Puggles tricolores, de color uniforme o con manchas blancas y negras, similares a las de los Beagles.

El mismo pelo corto, denso y liso que recubre su cuerpo musculoso y compacto lo encontramos en su cola, la cual es larga y enroscada.

El maravilloso comportamiento del perro Puggle

No es de extrañar que toda persona que esté cerca de un Puggle se acabe enamorando de este perro. Es muy cariñoso y, al igual que con sus características físicas, también recibe rasgos de la personalidad de las razas de las que deriva.

Se trata de un perro muy sociable, al que le encanta la interacción humana tanto, que si le falta de manera continuada pueden presentar episodios de estrés, ansiedad o depresión. 

Además, el perro Puggle es un can muy activo, al que le apasiona correr, saltar y olfatear. ¡Esta es una de las curiosidades de los Beagles que heredan los Puggles!

características físicas del perro puggle

Eso sí, esa gran energía hace que quizás su adiestramiento requiera un poco más de tiempo y de paciencia que otras razas, ¡pero no es imposible! Además, se trata de un perro bastante inteligente, así que todo es cuestión de práctica.

Recuerda que ante su educación, siempre debes emplear el refuerzo positivo, nunca los castigos. En caso de verte incapaz de llevar a cabo un buen adiestramiento, no dudes en acudir a un profesional.

La salud del perro Puggle

Tu amigo Puggle te puede regalar entre 10 y 15 años de maravillosa amistad si lo cuidas como se merece.

Algunas de las enfermedades más comunes de los perros Pugs o Carlinos las hereda este can, como son los problemas oculares, la displasia de cadera, alergias atópicas y algunos problemas respiratorios. También son perros que pueden sufrir epilepsia y, además, cabe recordar que no toleran bien las altas temperaturas, por lo que son propensos a sufrir golpes de calor.

Como con cada mascota, el Puggle también merece nuestra atención y cuidados diarios para que crezca sano y feliz. Porque sí, la salud no solo consiste en cuidar a nuestro perro físicamente, sino mentalmente también. ¡Sigue leyendo para descubrir los cuidados más importantes de este peludo!

Cuidados más importantes del perro Puggle

Para empezar, debemos seleccionar un alimento apropiado para sus características, como su edad y tamaño. Lo ideal es que consultes a tu veterinario cuál es la mejor comida para tu Puggle, ya que nadie mejor que él conocerá sus necesidades. Además del alimento de calidad, recuerda que siempre debe tener a su disposición agua fresca.

Tu mascota debe hacer ejercicio todos los días, ya que en su genes lleva los de dos razas que tienen predisposición al sobrepeso. ¡Tanto los Pugs como los Beagles son muy glotones! Eso sí, dicho ejercicio no puede ser intenso, ya que sus problemas respiratorios no se lo permiten.

cuidados del perro puggle

Al ser un perro pequeño, es muy común que las familias lo adopten para apartamentos de espacio reducido. Esto no es que no sea adecuado, pero sí es cierto que al tratarse perros muy activos, cuanto más espacio tengan, mejor. Además, su energía les lleva a ladrar con bastante frecuencia, algo que podría afectar a tu convivencia con los vecinos.

En cuanto a su higiene, lo mejor es que cepilles su pelo prácticamente todos los días. De esta manera, cualquier suciedad se eliminará sin necesidad de bañarlo con frecuencia (bastaría una vez al mes).

Recuerda limpiar los dientes al perro para evitar que sufran problemas en su boca y revisa sus oídos con frecuencia para limpiarlos en caso necesario.

Además de su ejercicio diario, recuerda que el perro siempre debe tener acceso a juguetes que fomenten su actividad física y mental.

Empieza su educación y socialización desde cachorro y no olvides pasar un rato cada día jugando con él. Recuerda que son perros que necesitan interactuar con los humanos y con otros animales.

Por último, no olvides que tu mascota debe estar correctamente vacunada y desparasitada para gozar de un vida sana.

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post