raza de perro keeshond

¿Has oído hablar de la raza de perro keeshond?

Los datos básicos de la raza de perro keeshond son:

  • Altura: 45 – 55 cm.
  • Peso: 25 – 45 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Ideal para: Pisos, apartamentos, casas, vigilancia.

Los Keeshond, ¡pertenecen a una raza muy curiosa! ¿Te gustaría saber más sobre estos perros? ¡Sigue leyendo!

raza de perro keeshond

(Foto via: Pinterest)

Origen de la raza de perro keeshond

El perro keeshond, originario de Holanda (Países Bajos) fue desde sus inicios utilizado como perro de compañía por su entrañable carácter. De hecho, hace siglos se le conocía como “el perro de la gente”.

Sus ancestros son el pomerania, el chow chow, el elkhound y el samoyedo. El nombre del keeshond viene desde la Revolución Francesa; en aquel entonces, un hombre llamado Gyselaer tenía un perro de esta raza llamado Kees. Pronto se convirtió en símbolo de la patria holandesa y adoptó el nombre que conocemos hoy, keeshond.

La raza keeshond llegó a EE.UU. en los años 20 y fue reconocida como oficial poco después.

Características físicas del perro keeshond

 Características físicas del perro keeshond

(Foto via: dogtime)

Todas las razas englobadas dentro del grupo de los spitz alemanes tienen apariencia muy similar. Estas razas son la keeshond (en variantes de tamaño grande, mediano o pequeño) y la pomerania. Se diferencian unos de otros por el tamaño y en ocasiones, por el color de su pelaje.

El perro keeshond tiene la cabeza mediana, muy similar en forma a la de un zorro. La nariz es redonda, pequeña y negra, excepto en los keeshond de color pardo, estos tienen la trufa marrón. Los ojos del keeshond son pequeños, alargados y oblicuos, tienen una apariencia muy lobuna. Las orejas son también las típicas de los lobos: triangulares, medianas y erguidas, ubicadas en lo alto de la cabeza.

La forma de su cuerpo es cuadrada, pues es igual de alto que largo. La espalda del keeshond no es excesivamente larga pero sí muy fuerte. En general, toda su musculatura lo es. Tiene una cola tupida de tamaño mediano e inserción alta y la suele llevar recogida sobre el lomo.

El manto de pelo del perro keeshond es doble: la capa inferior está formada por un pelo lanoso y tupido, mientras que la capa visible es de pelo largo y lacio. La cabeza, patas y orejas tienen el pelo más corto que el resto del cuerpo. Por el contrario, en la zona del cuello y los hombros tienen una melena aleonada. El color oficial del perro keeshond es el gris.

Comportamiento de los perros de raza keeshond

Cómo se comportan los perros de raza keeshond

Igual que ocurre con las características físicas, los keeshond también comparten estándares de comportamiento con el resto de spitz alemanes. Se trata de una raza muy alegre, jovial, activa y juguetona, muy cariñosa con su familia, aunque algo reservada con los extraños. Tienden a ser algo ladradores en momentos en los que se sienten incómodos o amenazados.

Un perro keeshond bien socializado no suele tener problemas para lidiar con otras personas y animales, incluso con mascotas de otras especies. Sin embargo, en ocasiones pueden dar lugar a conflictos con algunos perros machos.

A pesar de su temperamento alegre y mimoso, no suelen ser perros apropiados para niños pequeños, pues pueden responder de forma algo brusca a ciertos juegos. El keeshond y un niño pequeño pueden hacerse daño el uno al otro sin querer.

Cuidados necesita un perro de la raza keeshond

Qué cuidados necesita el perro de raza keeshond

(Foto via: dogbreedinfo)

El keeshond es uno de los perros cuyo pelaje da más tarea, ya que necesita ser cepillado entre tres y cuatro veces por semana, a diario en época de muda. Es un pelo fino y liso que, junto con la capa lanosa de debajo, forma nudos imposibles si no se mantiene cuidado.

Los keeshond son animales activos, pero no necesitan dosis de ejercicio excesivamente altas. Tres paseos al día y juegos con su familia, el estándar de muchos otros perros, es suficiente. De hecho, se adaptan bien a vivir en pisos o apartamentos. Pero si tienes un jardín donde pueda jugar, ¡lo agradecerá más! Viven muy bien en climas fríos o templados, pero si es demasiado cálido podría causarle problemas.

Los keeshond son perros a los que les encanta la compañía, querrán pasar dentro de casa el tiempo que no estén de paseo, sintiéndose parte del núcleo familiar.

Como cualquier otro perro, necesitan socialización y adiestramiento constante y temprano. El único problema de conducta que la raza keeshond suele presentar es el exceso de ladridos, pero este comportamiento puede corregirse, especialmente con el adiestramiento en positivo. ¡Prueba el clicker!

Por lo general, es una raza de perros muy saludable y no suelen presentar enfermedades hereditarias. Sin embargo, con cierta frecuencia pueden sufrir displasia de cadera, epilepsia y problemas cutáneos.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post