Perros de la raza chow chow

¡Bolitas de pelo a la vista! Te hablamos de los perros de la raza chow chow

Si quieres adentrarte en el mundo de los perros de la raza chow chow, lo primero que necesitas saber es:

  • Altura: 45 – 55 cm.
  • Peso: 25 – 30 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Estilo de vida: Animal de compañía y guarda. Pisos, casas…

Origen e historia del perro de raza chow chow

Origen e historia del perro de raza chow chow

(Foto via: mascotadomqstica)

Igual que la raza shar pei, oficialmente se dice que los perros chow chow proceden de China, pero algunos dudan de este hecho. Se cree también que podrían venir de Siberia o Mongolia, habiendo llegado a China después. En cualquier caso, fue en el siglo XIX cuando los perros de raza chow chow llegaron a Europa. Los ascendientes más directos del perro chow chow son el samoyedo, el pomerania, el elkhound noruego y el keeshond.

En sus orígenes se utilizaba como perro de caza, pero a día de hoy el perro chow chow puede disfrutar de una vida mucho mejor, la vida de mascota doméstica. Es el peludo favorito de muchas familias alrededor del mundo, ¡y no es para menos!

Características físicas de los perros de raza chow chow

Características físicas de los perros de raza chow chow

(Foto via: wikipets)

El perro chow chow tiene una apariencia muy similar a la de los leones: la melena larga, un lomo corto pero muy robusto y una cabeza redonda y grande. ¡Además tiene un porte de lo más digno! Es todo un león.

La cara de los perros chow chow está marcada por una trufa negra y unos ojos ovalados y oscuros, de tamaño mediano. Sus orejas también recuerdan a las de un animal de gran tamaño, una vez más como el león o el oso; son de tamaño pequeño, erguidas y redondeadas. Siempre las lleva levantadas y están muy separadas una de otra. Una característica muy distintiva del perro chow chow es su lengua; comparte esta peculiaridad sólo con una raza más, el shar pei. ¿Sabes lo que la hace tan especial? ¡Es azul!

Hay perros de raza chow chow con el pelo corto y otros con el pelo largo. Los de pelo largo, lo tienen muy abundante, liso, separado y suave. Es especialmente denso en la zona del cuello, donde forma una preciosa bufanda. Los perros chow chow de pelo corto son algo más ásperos, con una textura similar a la felpa. En ambos casos, hay varios colores aceptados: negro, rojo, azul, crema, blanco y leonado. Frecuentemente tienen una tonalidad más clara en la zona de las patas.

Carácter de los perros de la raza chow chow

Carácter de los perros de la raza chow chow

(Foto via: mediterraneannatural)

El chow chow es un perro muy territorial, reacio a los desconocidos. Para que este carácter no nos dé problemas, es muy importante enseñar al perro chow chow a socializar.

Con su familia, por el contrario, se muestran cariñosos, leales y sensibles. Por otro lado, son también muy independientes; adoran a su dueño, pero les gusta mantener las distancias y que se respete su espacio. Por ejemplo, a los perros chow chow les gusta irse a dormir separados del resto de la familia, a su “lugar sagrado”. Con los niños suelen tener una relación bastante buena, pero no con otros perros. Si tienes otras mascotas, quizás no sea muy buena idea integrar a un chow chow como nuevo miembro de la familia.

Son muy inteligentes, por lo que no será muy complicado adiestrar a un perro chow chow. Pero ¿recuerdas que mencionamos su carácter digno? Cuidado con eso, no reaccionan bien ante subidas de tono o castigos. ¡Se paciente y positivo en el proceso de aprendizaje!

Quiero un perro chow chow, ¿qué cuidados necesita?

Si te has decidido a añadir un peludito a la familia y crees que el chow chow es el perro ideal para ti, te enseñamos qué cuidados y atenciones debes darle para que su calidad de vida sea estupenda… ¡y seáis inseparables!

El perro chow chow no se caracteriza por ser especialmente atlético, por lo que en lo que a ejercicio se refiere, no necesitará nada más allá de lo habitual: un par de paseos diarios o tres, combinados con algunos juegos. El hecho de que no sea demasiado activo y de tamaño medio hace del chow chow un perro apto para la vida en apartamentos.

Algo que sí es muy importante para los perros de la raza chow chow, como ya comentamos, es la educación. Por un lado, el cachorro de chow chow deberá aprender a obedecer órdenes básicas de comportamiento para que la convivencia sea la ideal; podrás incrementar a tu gusto la complejidad de las órdenes según vaya aprendiendo lo más sencillo. Por otro lado, la socialización es esencial. Si quieres neutralizar su instinto de territorialidad y su desconfianza frente a desconocidos y otros animales, es muy importante que poco a poco enseñes al perro chow chow a relacionarse con los demás y habituarse a todo tipo de entornos.

En cuanto al cuidado del pelo del perro chow chow, es un pelín exigente, especialmente en el caso del chow chow de pelo largo. Es necesario cepillarlo muy a menudo para mantenerlo suave y libre de enredos. Una vez cada dos días es suficiente. ¡Y recuerda! Los perros no necesitan bañarse tanto como nosotros. Basta con hacerlo una vez al mes o mes y medio, o su capa protectora de la piel se deteriorará.

Perros de la raza chow chow

(Foto via: pinterest)

¿Tienen buena salud los perros de raza chow chow?

Como suele ocurrir tanto con las razas puras como con los perros mestizos, los perros chow chow pueden verse afectados por ciertas dolencias o patologías a lo largo de su vida. Algunas de las más habituales son:

  • Displasia de cadera: Es un problema frecuente que puede afectar a cualquier raza. Se trata de una malformación en la articulación de la cadera, que puede darse unilateralmente o en ambos lados y que puede variar en gravedad, llegando en algunas ocasiones a requerir cirugía.
  • Osteocondritis disecante: Ocurre cuando el cartílago emerge en una articulación (rodilla, codo…) y esta se agranda y agrieta, provocando que el hueso se deteriore. En el caso de los perros chow chow es más frecuente en el codo; comúnmente se denomina displasia de codo.
  • Problemas oculares: Destacan dos:
    • Entropión: Los párpados se vuelven hacia dentro, provocando el roce de las pestañas con el ojo y el consecuente daño del globo ocular. Requiere intervención veterinaria sencilla.
    • Ectropión: En este caso ocurre lo contrario, el párpado se vuelve hacia afuera, dejando el ojo al descubierto. Se forma una bolsa que acumula suciedad e irrita el ojo.
  • Luxación rotuliana: El ligamento de la rótula se debilita y se sale de su sitio, afectando a la unión muscular.

 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post