Cómo pasear al perro los días de lluvia

Cómo pasear al perro los días de lluvia, ¡sin morir en el intento!

Tener mascota es maravilloso. Pero ¿qué pasa cuando está lloviendo y te toca sacarlo a pasear? Pasear al perro los días de lluvia puede ser una experiencia un tanto tediosa, tanto para ti… ¡como para él! Es bastante habitual que a los perros les guste mojarse tan poco como a nosotros.  ¡Pero es lo que toca! Tu perro sigue necesitando hacer pis, tiene que salir a la calle aunque esté lloviendo. Te damos todos los consejos que sabemos para que pasear a tu perro los días de lluvia sea lo más llevadero y fácil posible. De hecho, ¡incluso pasaréis un buen rato los dos juntos! Créenos, salir cuando llueve puede ser divertido… Te contamos cómo conseguirlo.

Trucos para pasear al perro los días de lluvia

Trucos para pasear al perro los días de lluvia
(Foto via: eltiempo)

Se acerca la hora del paseo y no parece que vaya a parar de llover… ¿qué vas a hacer, dejar a tu perro sin salir? ¡NO! ¡Tu perro se hace pis! Y otras cosas… Además, estirar las patitas y corretear un rato no le vendría nada mal, después de tanto tiempo acurrucado.

Recuerda la cantidad de veces que debes sacar a tu perro a pasear.

Para que sea lo más fácil posible, puedes hacer todo esto al pasear a tu perro los días de lluvia:

 

El paseo empieza en casa

Como es lógico, al pasear al perro los días de lluvia no se va a mover tanto como cuando hace buen tiempo, especialmente si llueve mucho. Generalmente, los paseos con lluvia son más cortos y menos activos. Para que esto no resulte en un perro nervioso por falta de ejercicio, lo mejor es empezar a quemar energías antes de salir.

Si juegas con él un rato, haciendo que persiga una pelota o cualquier otro juguete, estarás compensando que hoy en la calle se mueva algo menos, también puedes probar los juegos de inteligencia para perros. Así al regresar quedará tan tranquilo y ejercitado como cualquier otro día.

Trucos para pasear al perro los días de lluvia
(Foto via: mundoperros)

¡Prepara a tu perro para salir!

¿A que un día de lluvia no se te ocurre salir a la calle sin paraguas o capucha? ¡Pues tu perro tampoco debería salir desprotegido! El chubasquero es indispensable, mejor aún si tiene capucha; si lo deseas, puedes completar el modelito con unas botas, ¡odia mojarse los pies!. Pero recuerda: la ropa no debe dificultar sus movimientos ni hacerle sentir incómodo. Si por ejemplo no tolera las botas, no le obligues a llevarlas, ya podrás secarle luego las patitas. ¿Quieres saber cómo elegir la mejor ropa para tu mascota?

A los perros no les gusta nada mojarse, pero además, si lo proteges del agua, ¡tú mismo lo agradecerás luego! Si vuelve empapado a casa, tu perro olerá mal, lo mojará todo y estará incómodo, mientras que a ti te costará más secarlo.

 

Gestiona el tiempo del paseo

Es de esperar que al pasear al perro los días de lluvia la salida sea más corta. Por eso, asegúrate de aprovechar bien el tiempo para que se ejercite y vuelva a casa cansado. Además, ¡recuerda! aunque llueva, debes darle tiempo y movimiento suficiente para que haga sus necesidades. ¡No vuelvas a casa si tu perro no ha hecho pis y caca!

proteger a mi perro de la lluvia
(Foto via: consumer)

La llegada a casa

Aunque pongas todos los medios para proteger a tu perro del agua, ¡estamos seguros de que algo se mojará! Y si vuelves a casa y lo dejas húmedo, estará muy incómodo y lo mojará todo por casa. Además, mucho más importante, ¡podría resfriarse!

Al pasear al perro los días de lluvia, asegúrate de secarlo bien cuando vuelvas a casa. Empieza secando su humedad con una toalla, y si está demasiado mojado, puedes usar secador. Sólo ten cuidado de que el aire no salga muy caliente.

Lo ideal es secar bien todo su cuerpo, pero presta especial atención a su tripa (caminando se salpica), la cabeza y los pies, almohadillas incluidas. Si hace mucho frío, deja que tu perro descanse en su camita cerca de un radiador.

 

¡Y ya está! Realmente, pasear al perro los días de lluvia no es tan difícil, ¡sólo hace falta un poquito de voluntad! Estamos seguros de que, si sigues estos consejos, tu perro y tú podréis disfrutar de un reconfortante paseo… ¡aunque esté diluviando!

 

 

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post