como adiestrar a mi perro para pasear sin correa

¿Cómo puedo adiestrar a mi perro para pasear sin correa?

Si quieres poder pasear con tu perro sin correa, ¡necesitarás seguir algunos consejos para adiestrarlo! Y es que no en vano, una de las formas de fortalecer el vínculo entre perro y propietario, ¡son los paseos!

Pasear con tu mascota, le aporta muchos beneficios, entre ellos: reducen el estrés, lo calman y además mejoran su estado de salud.

En algunas ocasiones, tanto el propio perro como su compañero humano, prefieren que este tenga más libertad para correr libremente y que pueda ejercitarse. No obstante si este es tu caso, ¡deberás seguir algunos consejos por la seguridad de tu mascota!

Si quieres adiestrar a tu perro para que pasee sin correa, ¡en wakyma te damos los consejos que necesitas!

como adiestrar a mi perro para pasear sin correa

Antes de lanzarte a pasear con tu perro sin mascota

Adiestra a tu mascota con las órdenes más básicas

Si quieres pasear con tu mascota sin correa, lo primero que debes hacer es enseñarle las órdenes básicas. Es muy importante que en el momento que pasees con el sin correa, acate estas órdenes sin dudarlo, ¡su seguridad está en juego!

¿Qué órdenes son las más básicas?

  • Sentarse
  • Levantarse
  • Detenerse
  • Tumbarse
  • Acudir a tu llamada

Si tu perro aún no ha aprendido estas órdenes, ¡no le lleves sin correa!

De todas las cosas que puedes enseñarle a tu mascota, que vuelva a ti, ¡es la más básica! Ya que si no se la enseñases, ¡tu mascota podría escaparse!

Si sueles pasear sin correa con tu perro

Sueles pasear a tu perro sin correa

(Foto via: expertoanimal)

Si quieres pasear con tu perro sin la correa, es necesario que comience a acostumbrarse a ello, ya que para muchas mascotas, la calle, les supone un sobreestímulo, que les pone nerviosos e incluso inseguros. Si tu perro tiene este tipo de reacción cuando lleva puesta la correa, ¡podrás controlarle! No obstante, si ocurre mientras no la lleva, ¡podría terminar en un accidente!

Razón de más para que tu perro responda a tus órdenes, ¿verdad?

Comienza el adiestramiento en un parque seguro y tranquilo

Si estás comenzando a adiestrar a tu perro para que pueda pasear sin correa, no dudes en ir a parques tranquilos, que tengan poco tránsito y  con pocas distracciones. De esta forma, tu perro se mantendrá en calma y estará más pendiente de ti.

Aunque el objetivo sea que tu perro pasee sin correa, al principio pónsela. Si tu mascota se ha acostumbrado a ir con ella, su peso y textura, ¡facilitarán su adaptación a los paseos sin correa!

Durante periodos cortos, intenta dejar de ejercer tanto control sobre la correa, así la transición a los paseos sin correa será más fácil.

Adiestramiento en positivo, ¡la clave para pasear con tu perro sin correa!

Adiestramiento en positivo

Si estás intentando que tu perro aprenda a pasear sin correa, ¡este necesitará que estés especialmente atento!

Si estáis en el entorno adecuado (como por ejemplo un parque tranquilo), deja que tu perro se distancie un poco de ti pero…¡Sin perderle de vista! Luego prueba a llamarlo para que vuelva a ti. ¿Cómo puedes conseguir eso? ¡Con refuerzo positivo! Y es que darle una golosina para perros, o una caricia cada vez que haga algo bien, ¡es fundamental!

Pero…¿Siempre voy a tener que darle una golosina? ¡No! Con el tiempo podrás espaciar los premios, haciendo de que tu mascota incluya en su comportamiento el obedecerte. No obstante, si quieres recompensarle con un mimo, ¡no te cortes!

Jugando al escondite…¡Con tu perro!

Cuando tu mascota acuda a ti cuando le llamas, ¡es la hora de esconderte! Con el tiempo esto hará que tu mascota sea capaz de buscarte y volver a ti, aunque no lo estés viendo.

¿Para qué os servirá esto? Será especialmente útil, para hacer que los paseos de tu mascota puedan ser más amplios y dinámicos.

No obstante, ¡recuerda! Sobre todo al principio, ¡intenta no perder de vista a tu mascota!

¿Te has escondido y tu mascota te ha encontrado? ¡No dudes en darle unos mimos o una galleta, ¡así potenciarás ese comportamiento!

¡Amplía poco a poco los paseos!


Si tu mascota ya sabe caminar a tu lado en parques tranquilos, puedes probar a llevarle a un parque más grande (siempre y cuando tu perro esté socializado correctamente).

Si estás paseando por calles con mucho tránsito o que tienen riesgo para tu mascota, ¡no dudes en ponerle la correa! O en caso contrario, ¡intenta evitar esas zonas!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post