Obesidad en conejos: ¿mi conejo es obeso?

Obesidad en conejos

La obesidad en conejos es mucho más que el simple hecho de decir que tu lagomorfo tiene unos kilos de más. La obesidad es un problema que acarrea consecuencias muy negativas para la salud, por lo que es importante evitarla y, en caso de que se produzca, detectarla y poner medios para corregirla.

¿Qué es la obesidad?

Dentro de los pequeños mamíferos que pueden ser mascotas en los hogares, los conejos son unos de los que más tendencia a engordar tienen.

Pero para entender bien todo lo que os contaremos a continuación, veamos primero qué es la obesidad.

La obesidad consiste en un exceso de peso que se produce por la acumulación de grasa en el peso. Se puede dar por propensión genética, pero es más habitual que se produzca por un estilo de vida inadecuado o por una combinación de ambas razones.

La obesidad en conejos y en cualquier otro animal es un problema en sí, pero este puede agravar o acelerar la aparición de otras posibles enfermedades.

Causas de la obesidad en conejos

Veamos cuáles son las causas principales de la obesidad en conejos.

Comidas excesivas

Alimentar al animal en exceso suele ser la principal razón que lleva a un conejo a engordar de más, hasta el punto de convertirse en un animal obeso.

Sin embargo, este factor por sí solo no es determinante cuando se trata de un animal muy activo. Por ello, hay otras causas a considerar que lo acompañan.

Causas de la obesidad en conejos

Inactividad

Como sucede con los humanos, cuando los conejos gastan menos calorías de las que ingieren, su peso aumentará. 

Es bastante probable que tu conejo se pase la mayor parte del tiempo metido en una jaula, por lo que hay que tener mucha precaución con esto y evitarlo.

Golosinas no apropiadas

Hay golosinas para conejos de venta en tiendas que no son lo más saludable para el animal.

Estas contienen ingredientes que afectan a su peso y si, además, el propietario del animal le premia continuamente con ellas, las posibilidades de obesidad están servidas.

¿Cómo sé si mi conejo es obeso?

Cada raza de conejo posee un conjunto de características estándares que indican su tamaño y peso normal. Es cierto que esas normas no son inflexibles, pero sí sirven de guía para saber con unas simples mediciones que el animal está por encima de lo que se consideraría común a su raza.

Pero además de esto, hay otras maneras de saber si tu conejo está obeso.

No detectas las costillas

Si al intentar palpar las costillas de tu conejo tienes que hacer mucho esfuerzo para sentirlas, entonces significa que tiene sobrepeso, lo cual puede acabar siendo obesidad.

Se cansa pronto

Si además de notar que su volumen corporal ha incrementado, te das cuenta de que antes tu conejo era muy activo y ahora se cansa muy a menudo o con poco esfuerzo, también puede ser una señal.

Come y duerme más de lo normal

Es evidente que cuanto más haya comido el animal para engordar, más va a demandar. Por tanto, que coma más y que sean más las horas de sueño, es otra indicación de que tu mascota necesita bajar de peso.

Consecuencias de la obesidad en el conejo

Como se ha mencionado ya, la obesidad en los conejos acarrea muchas consecuencias negativas en su salud. Veamos algunos de sus peores efectos.

Pododermatitis

Se trata de un padecimiento que sufren las patas del conejo, entre otras razones porque, debido a su estado de obesidad, hay demasiada presión sobre sus pies.

Las lesiones ocasionadas por este problema son muy dolorosas para el animal, además de que pueden ser difíciles de tratar. Los primeros síntomas de este problema suelen incluir la cojera, así que debes estar muy atento a ello.

Consecuencias de la obesidad en conejos

Miasis

Los conejos son animales muy higiénicos a los cuales les gusta mantenerse limpios por sí mismos.

Debido a la obesidad, no podrán limpiarse de manera adecuada, siendo más propensos a tener áreas sucias en su cuerpo que atraigan moscas. Algunas de las zonas más afectadas por ello suelen ser el recto y los genitales.

Las moscas colocan ahí sus huevos que luego pasan a convertirse en gusanos, los cuales pueden pasar desapercibidos para ti si no limpias a tu mascota con regularidad.

Esos gusanos pueden llegar a producir infecciones secundarias, daños internos y heridas irreparables.

Estasis gastrointestinal

Conocida como íleo paralítico, es una de las patologías digestivas más habituales en el conejo. Es una enfermedad que se manifiesta con la disminución del peristaltismo del intestino. Eso significa la paralización de los movimientos del mismo.

Es cierto que la obesidad por sí sola quizás no haga que esto se produzca, pero puede que debido a los demás problemas asociados, el íleo paralítico se convierte en un factor de riesgo.

Cómo prevenir y acabar con la obesidad en conejos

Sin duda, hay dos factores esenciales en la prevención y en la corrección de la obesidad de en tu conejo. Estos son la dieta y el ejercicio.

La dieta

Alimentarlo bien será fundamental y eso supone no solo elegir el tipo de comida adecuada, sino proporcionársela en las cantidades correctas.

La alimentación del conejo debe basarse en heno de forma abundante, pues es un animal que necesita buenas dosis de fibra y este se la aporta.

Además, hay que proporcionarle pienso especial para el mismo de calidad muy alta.

También se pueden dar otros alimentos naturales ricos en fibra, pero a modo de premio, por lo que se ofrecerá de forma muy esporádica. Por ejemplo, las hojas de verdura y el alfalfa.

La fruta también puede ser una buena opción como premio, pero esta tiene un alto contenido en azúcar, así que solo se le dará de forma ocasional.

Si se opta por golosinas comerciales, estas deben ser proporcionadas muy espaciadas en el tiempo.

El ejercicio

El ejercicio diario será también crucial para evitar la obesidad en conejos. Aunque se hayan convertido en grandes mascotas, la naturaleza de estos animales indica que deben moverse mucho. Piensa que en libertad pueden correr varios kilómetros al día.

Por ese motivo, el conejo debe salir de la jaula todos los días como mínimo 3 horas, pero cuanto mayor sea el tiempo que pueda estar en libertad para ejercitarse, mejor.

Para ello, lo ideal es tener una habitación bien preparada, es decir, libre de peligros para el animal, para que pueda estar suelto con total seguridad.

Cómo prevenir y evitar la obesidad en conejos

Los juegos

Jugar con tu conejo cuando el animal esté fuera de su jaula no solo hará que vuestro vínculo se fortalezca, sino que también ayudará a mantener su peso bajo control.

 

Ya conoces qué es la obesidad en conejos y como esta puede afectar a la salud de tu mascota. Y más importante: sabes cómo evitarlo.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + Nueve =