La alimentación del conejo

La alimentación del conejo, ¡todo lo que debes saber sobre ella!

El conejo es una mascota bastante popular, cada vez más hogares cuentan con un conejo como mascota. ¿A ti también te apetece tener uno? En este nuevo artículo te hablamos sobre la alimentación del conejo. ¡Descubre cómo alimentarlo para que crezca sano y feliz!

La alimentación del conejo recién nacido

La alimentación del conejo recién nacido
(Foto via: mundoanimal)

Si tienes un conejo recién nacido, no te vamos a mentir: es complicado que sobreviva. ¡Pero no imposible! Con los cuidados adecuados y la alimentación ideal, conseguirás que salga adelante. Para llevar a cabo la mejor alimentación del conejo bebé, sigue estos pasos:

  • Lo primero que debes hacer es acudir a un veterinario, si no tienes experiencia, ¡no podrás cuidar a un bebé tan pequeño tú solo! Un veterinario especializado te dará todas las indicaciones y consejos que necesitas.
  • Tu conejito necesita tu atención y tus cuidados durante las 24 horas. Por supuesto, necesitarás ayuda. ¡No dudes en pedirla!
  • Ha llegado el momento de crear su nido. Puedes utilizar una caja de cartón y convertirla en un acogedor nido mullido con cojines o telas de algodón.
  • Procura no tocarle, únicamente para darle de comer y siempre con mucho cuidado. El resto del tiempo déjalo tranquilo y no le manipules mucho.
  • Es importante que tu conejo esté siempre calentito, especialmente en los momentos de comer.
  • La alimentación del conejo bebé consistirá en leche. Tendrás que hacer una mezcla de leche de cabra, de gato y de una fórmula láctea especial. En tiendas especializadas encontrarás los mejores productos y podrán aconsejarte todo lo que necesites.
  • Aliméntalo tres veces al día con una jeringa sin aguja. ¡No le fuerces! Ten en cuenta que es muy chiquitín y comerá poquito cada vez.
  • Pésalo cada día para controlar que engorda y crece con un ritmo sano. Si ves que no crece, puedes pasar a darle cuatro comidas diarias, pero recuerda que el veterinario debe llevar un seguimiento del proceso y te aconsejará lo mejor para el pequeñín.
  • Cuando tu bolita de pelo llegue a las cuatro semanas, lo más seguro es que le notes mucho más vigoroso, ágil y animado. ¡Eso es muy buena señal! Significa que has conseguido que pase la etapa con más riesgo de morir. Podrás empezar a reducir las tomas de leche y empezar a introducir en la alimentación del conejo alfalfa, heno o avena.

Descubre los mejores consejos para cuidar de un conejo.

La alimentación del conejo joven

La alimentación del conejo joven

A partir de las 4 semanas, tu conejo todavía te necesita las 24 horas del día, pero habrá cambios en su dieta y cuidados:

  • Además de su nido, necesitará algo más de espacio, ¡ahora se mueve más!
  • Ponle agua limpia y fresca y comida sólida a su libre disposición, ¡ya debe haber aprendido a comer por su cuenta!
  • Aún deberías completar su dieta con leche, pero en menor medida, hasta descartarla por completo.

A partir de las 7 semanas, no debería tomar más leche. Su dieta será:

  • Pienso y avena a su libre disposición.
  • Comienza a introducir frutas, en trocitos pequeños y sin huesos o semillas: pera, manzana, plátano, melón, melocotón, uvas… ¡Ve probando y fíjate en qué le gusta más!
  • También vegetales como tomate, lechuga, escarola, pepino, espinacas, zanahoria, judías verdes, alfalfa, brócoli.

En esta época le tocan sus primeras vacunas. Si notas cualquier síntoma de mala digestión, acude al veterinario.

Alimentación del conejo adulto

Alimentación del conejo adulto

La alimentación del conejo, cuando ya es adulto, también deberá cambiar para evitar obesidad. A partir de los 7 meses de edad, puedes darle:

  • De media, 30 gramos de pienso al día, aunque esto variará según su peso.
  • Todo el heno que quiera.
  • Una pequeña ración de vegetales y un trocito de fruta al día.

Intenta darle la mayor variedad posible de frutas y verduras. Una vez a la semana, como complemento a la alimentación de tu conejo, le puedes dar un poco de alimento a base de cereales (avena, maíz, trigo…).

Recuerda dejar que haga ejercicio cada día y darle las atenciones veterinarias que necesita.

Alimentación del conejo anciano

Alimentación del conejo anciano
(Foto via: anipedia)

A partir de los 6 años de edad, se considera que un conejo es anciano. Si embargo, en esta fase no es necesario cambiar la alimentación del conejo, a no ser que gana o pierde peso exageradamente.

Un conejo anciano aún puede darte muchos momentos de felicidad, recuerda cuidarle y darle todo el cariño que necesita. Los conejos bien cuidados pueden llegar a vivir mucho después de volverse ancianos. Aunque sea mayor, debería seguir manteniéndose activo y alegre.

Esto es lo que NO debe comer tu conejo

Esto es lo que NO debe comer tu conejo

Hay ciertos alimentos que no son aptos para la dieta de los conejos y es importante que los evites. La alimentación del conejo no debe incluir:

  • Frutos secos
  • Legumbres
  • Azúcar
  • Grasa
  • Alimentos con almidón
  • Sal
  • Fruta en almíbar
  • Cebada
  • Comida para otras mascotas
  • Comida cocinada para humanos
  • Lechuga iceberg
  • Perejil
  • Coliflor

Además, estas plantas y alimentos son especialmente venenosos para el conejo y pueden poner en grave peligro su salud:

  • Patata
  • Ajo y cebolla
  • Aguacate
  • Chocolate
  • Hojas de tomate
  • Hojas de té
  • Bambú
  • Flor de Pascua
  • Esparraguera
  • Belladonna
  • Hongos
  • Orquídeas
  • Hiedra
  • Helechos
  • Cáctus
  • Claveles
  • Geranio
  • Muérdago
  • Narciso
  • Roble
  • Cannabis
  • Aloe vera
  • Bulbos
  • Violeta
  • Enebro
  • Tejo

Si tienes estas plantas por casa, ¡asegúrate de que no los tiene a su alcance!

Recuerda que no debes dar de tu comida a tu conejo, ya que tiene sal y otros aditivos que no le convienen. La alimentación del conejo es puramente vegetariana, ¡cuanto más fresca mejor! ¿Preparado para alimentar a tu conejo?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post