Te contamos la enfermedad de la pasteurella en conejos

Te contamos la enfermedad de la pasteurella en conejos

La pasteurella en conejos es una de las enfermedades víricas, junto con la mixomatosis, que puede sufrir tu conejo. En este artículo de Wakyma descubrirás qué es, cómo se puede contagiar y qué síntomas produce; además, te explicamos el tratamiento para esta enfermedad tan desagradable que podría afectar a tu mascota.

 

Qué es la pasteurella en conejos

Qué es la pasteurella en conejos

La pasteurella en conejos es una enfermedad vírica que puede manifestarse de tres maneras:

  • Pasteurella aguda, muy difícil de detectar y realmente peligrosa, puede ser mortal.
  • Subaguda, sus síntomas son algo más evidentes y esto facilita en cierta medida su diagnóstico.
  • Crónica, un tipo de pasteurella en conejos que da sintomatología cutánea.

 

Síntomas de la pasteurella en conejos

Síntomas de la pasteurella en conejos

La pasteurella en conejos suele dar un síntoma muy peculiar, y es que los conejos inclinan la cabeza hacia un lado debido a las molestias que produce: rinitis, neumonía y otros problemas de las vías respiratorias u otitis. Además, suelen tener malestar general, por lo que lo habitual es que pierdan el apetito y se sientan algo decaídos.

La pasteurella es muy contagiosa y se transmite tanto por contacto directo como por vía aérea. Además, aunque parezca increíble, tu conejo puede desarrollar esta enfermedad sin tener contacto alguno con ningún otro conejo; esto es así porque algunos gazapos cuentan con el virus dentro de su organismo desde pequeños, quizás contagiados al nacer, pero los síntomas pueden tardar tiempo en manifestarse.

Tratamiento de la pasteurella en conejos

Tratamiento de la pasteurella en conejos

Si ves que tu conejo tiene molestias en las orejas, se siente decaído, deja de comer o inclina la cabeza, ¡no tardes en acudir al veterinario! Como decíamos, la pasteurella es algo complicada de detectar, pero eso no significa que sea imposible. Además, hay ciertos síntomas que coinciden con los de otras enfermedades, por eso debes acudir siempre al veterinario cuando notes comportamientos inusuales, es la única manera de saber qué le pasa.

Si se confirma la pasteurella, a tu conejo le recetarán un tratamiento de gotas óticas y un antibiótico para evitar infecciones secundarias. Por lo general este tratamiento dura una semana como mínimo.

 

La pasteurella en conejos es una enfermedad grave y muy contagiosa, pero ¡que no cunda el pánico! Con un diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado, tu conejo se recuperará.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post