Mi perro se come la pared

¡Socorro! Mi perro se come la pared

Cuando un perro se come la pared, es una situación extraña y confusa para su familia. ¿Por qué lo hace? Es un comportamiento bastante compulsivo, pero la verdad es que puede ser señal de diferentes problemas. ¡Vamos a ver cuáles son!

Por qué mi perro se come la pared

Por qué mi perro se come la pared

Situaciones ruidosas como una fuerte tormenta, fuegos artificiales, petardos o si estás pasando la aspiradora por casa pueden provocar inseguridad, miedo e incluso ansiedad a tu perro. Además, si en estas situaciones se siente atrapado y ve que no puede alejarse de ese ruido, esto puede hacer que se sienta aún peor.

En estos momentos de estrés y ansiedad, los perros pueden llegar a hacer cosas impulsivas y extrañas, como comerse la pared, posiblemente en un intento de “atravesarla” para poder escapar, o bien simplemente para desahogar toda esa tensión.

Para solucionarlo, si es posible permite que escape de ese miedo, es decir, deja que salga de esa habitación y se aleje del “peligro” yendo a otro lado de la casa. Si no es posible, puedes tratar de tranquilizarlo estando con él, o poniendo música para perros.

Instinto depredador

Mi perro se come la pared

 

Pueden darse momentos en los que tu perro escuche o huela a otro animal al otro lado de la pared: ratones, gatos, algún insecto… Podrían haberse colado en casa y tu perro los detecta desde el otro lado de la pared, ¡recuerda que tienen el olfato y el oído más desarrollado que nosotros! En este caso, intentan desgastar la pared para poder acceder al animal que hay al otro lado.

Debes educar a tu perro para que no lo haga, pero una solución temporal para mientras un perro aprende que no debe comerse la pared es rociar esas paredes con algún olor que no le guste, como cítricos o alguna especia. ¡Que no sea nada tóxico!

Ansiedad por separación

Otra razón habitual por la que un perro se come la pared es la ansiedad por separación, es decir, el estado de ansiedad y depresión que sufren algunos perros cuando se quedan solos. ¿A tu perro le ocurre?

Si tu perro se come las paredes sólo cuando no estás, es muy posible que este sea el motivo. Lo hará como forma de desfogarse, de intentar paliar el estrés, o incluso con idea de salir para ir a buscarte.

Si tu perro tiene ansiedad por separación, ¡tenemos un artículo que puede ayudarte a solucionarlo!

Aburrimiento

Mi perro se come la pared
(Foto via: expertoanimal)

Un perro aburrido puede llegar a destrozar toda una casa, especialmente si tiene energías acumuladas. Si tu perro se aburre y no tiene nada con lo que entretenerse, recurrirá a cualquier cosa, sea lo que sea. ¡Por eso se come la pared! Procura que tu perro haga todo el ejercicio que necesita para que no esté aburrido. Además, deja siempre a su disposición algún juguete, especialmente cuando vaya a quedarse solo; así, si se aburre recurrirá a él y no a las paredes.

Es muy interesante probar con juegos de inteligencia para perros, así le mantendrás motivado.

Una mala alimentación

Es muy importante que tu perro ingiera cada día los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita. Un comportamiento compulsivo como comerse la pared puede ser señal de que algo está fallando en su alimentación.

Revisa bien la tabla nutricional de su alimento y pregúntate si es lo mejor para él. ¿Sabes cómo elegir el mejor pienso para tu mascota? Te podemos ayudar con eso.

Por otra parte, también es posible que a tu perro no le guste su pienso. ¿No se lo quiere comer? Prueba a dárselo templado o a añadir una cucharadita de aceite de oliva, ¡eso lo hará más apetecible!

 

Como ves, cuando un perro se come la pared esto puede deberse a diferentes situaciones, ¡pero todas ellas necesitan solución! Si nada funciona o tienes problemas para determinar la razón, es importante que consultes con el veterinario para solucionarlo lo antes posible.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post