Cómo le quito el mal olor a mi perro

¡Socorro! ¿Cómo le quito el mal olor a mi perro?

¿Cómo le quito el mal olor a mi perro? El mal olor de las mascotas a veces puede llegar a ser muy molesto y desesperante, pero siempre hay alguna causa detrás de ello. Si quieres saber cómo deshacerte de los dolores desagradables de tu perro, te damos los consejos necesarios para lograrlo.

 

Cómo le quito el mal olor a mi perro

Lo primero que necesitas es identificar qué problema está causando ese mal olor en tu perro. A veces, son causas de lo más cotidianas, como por ejemplo que se haya estado revolcando en el jardín o que se le haya pegado algo que huele mal. Por otra parte, si lo que le huele mal a tu perro es el aliento, deberías llevarlo al veterinario, ¡podría tener gingivitis!

No recurras a la primera de cambio a colonias o ambientadores, ya que estos se mezclarán con el olor desagradable y será peor. Esfuérzate por buscar la raíz del problema para poderlo solucionar.

Si lo que le pasa a tu perro es que tiene muchos gases, ve al veterinario. Es probable que algo de su dieta no le esté sentando bien y haya que cambiarla. Por ejemplo, ¿sabías que los perros son intolerantes a la lactosa? Y esto les produce muchas flatulencias. Evita darle a tu perro alimentos con lactosa. Por otra parte, la dieta BARF puede ayudar a que las heces de tu perro huelan menos.

Cómo le quito el mal olor a mi perro

¿Cómo le quito el mal olor a mi perro en casa?

¿Qué cosas puedes hacer en casa para evitar que tu perro huela mal? Para empezar, pregúntate si es hora de darle un baño. Si está muy sucio y huele mal, quizás sea el momento adecuado. Por lo general, a los perros hay que bañarlos una vez al mes aproximadamente, aunque esto depende de la raza y estilo de vida; los perros que salen mucho al exterior y se manchan pueden necesitar un par de baños mensuales, mientras que otros pueden aguantar decentes dos meses o tres sin bañarse. Por otra parte, hay razas, como los pugs o los bulldogs, que tienden a tener un olor corporal más fuerte.

Además, no basta sólo con el baño: limpia bien sus orejas, su boca y recuerda que es importante cepillar su pelo con asiduidad.

Por otra parte, también es importante lavar su cama con frecuencia, ya que acumula mucha suciedad de la calle y mucho olor, así como sus juguetes (especialmente si son de tela). Puedes lavar las fundas de su cama en la lavadora, pero te recomendamos que no uses jabón demasiado fuerte ni suavizante, ya que podrían irritar su piel.

 

Si estas medidas no funcionan, puede que el mal olor de tu perro se deba a algún desajuste hormonal o a alguna enfermedad. ¡Consulta con tu veterinario!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post