Trucos para mantener a tu cobaya limpia

Trucos para mantener a tu cobaya limpia

Si has optado por tener a una a una cobaya como mascota, has llegado al lugar indicado para conocer los truquitos que harán que esta mantenga una buena higiene. Y es que, de no ser así, pueden aparecer en ella y en su jaula malos olores e, incluso, enfermedades. ¡Toma nota de estos consejos para mantener a tu cobaya limpia!

Mantener a una cobaya limpia

Para mantener a una cobaya limpia debes tener en cuenta dos claves principales: la higiene de su entorno y su higiene propia.

¡Empecemos!

consejos para mantener a tu cobaya limpia

Limpia la jaula si quieres mantener a tu cobaya limpia

De nada servirá que el animalito esté impoluto si vive rodeado de suciedad. Por eso, comenzaremos hablando de los cuidados básicos que debes aplicar a su jaula.

La limpieza de su jaula debe realizarse con regularidad.

Más o menos cada semana o cada 10 días como máximo, debes hacer una limpieza completa.

Esto supone tirar todo el lecho de la base y reemplazarlo por nuevo. Pero también implica limpiar y desinfectar bien los barrotes y demás elementos interiores de la jaula.

Como es obvio, antes de empezar, saca a tu cobaya de la jaula y colócala en un lugar seguro.

Extrae todos aquellos elementos que puedas (los de fácil desmontaje) y limpia bien la jaula con agua y jabón neutro. También puedes añadir un poco de vinagre blanco para desinfectar bien.

Seca bien toda la jaula y sus elementos antes de volver a colocarlos. Puedes situar en la base algunas hojas de periódico y luego añadir el lecho encima para que su próxima retirada sea más sencilla.

Esto, como decíamos, es una tarea semanal, pero también hay cosas que debes tener en cuenta diariamente.

Como las cobayas son bastante aseadas, suelen elegir un rincón para hacer sus necesidades. Ese rincón debe ser revisado y retiradas las heces cada día, especialmente si en la misma jaula vive más de una cobaya.

limpia la jaula de tu cobaya para que esté limpia

Puedes intentar hacerlo mucho más fácil colocando en dicho rincón una pequeña bandeja con arena para roedores y entrenar a tu cobaya para que haga sus necesidades en ella.

También es importante que diariamente se retiren los restos de comida fresca que tu cobaya no haya ingerido y se limpie su plato. De esa forma evitarás la aparición de bacterias.

¡Un entorno limpio mantendrá a tu cobaya limpia!

El aseo de tu cobaya

Lo cierto es que las cobayas no necesitan ser bañadas con frecuencia. Es más, no se debe bañarlas con asiduidad para evitar que se resfríen y/o que pierdan la protección natural que les proporciona la grasa de su piel.

Si tienes que hacerlo, hazlo solo cuando esté muy sucia y nunca más de una vez al mes.

Los baños no son necesarios, pero lo que sí ayuda muchísimo en su higiene el cepillado, especialmente si la cobaya es de pelo largo, como la cobaya sheltie.

Puedes emplear un peine de dientes finos y no excesivamente duros para peinar a tu cobaya diariamente. Los hay que son específicos para roedores que te facilitarán más la tarea por su forma.

Los movimientos al peinar a tu cobaya deben hacerse a favor del nacimiento del pelo para no hacerle daño.

Con este cepillado eliminarás la suciedad superficial que se quede impregnada en su pelo, además del pelaje muerto, favoreciendo también el mantener a tu cobaya limpia más tiempo.

Además, recortárselo de vez en cuando (en el caso de las cobayas de pelo largo) para que no lo arrastren tanto por el suelo, también es una buena forma de evitar la suciedad en tu cobaya.

el aseo es importante para tener a la cobaya limpia

Otras medidas en el cuidado higiénico de las cobayas: uñas y orejas

Las uñas de las cobayas no crecen mucho, pero sí que son puntiagudas y pueden llegar a ser molestas para ellas o  hacernos un poco de daño cuando juguemos con la cobaya.

Por ello, se recomienda que una vez a la semana, se les recorte la punta o se les lime.

Hay que tener cuidado de no cortar de más, ya que, como en el caso de los gatos, hasta cierto punto las cobayas tienen una vena interna en sus uñas que no hay que cortar.

Por suerte, en el caso de la mayoría de estos animales, al ser las uñas transparentes se puede identificar con facilidad hasta dónde se puede poner la tijera. Recuérdalo: es solo la punta. Luego puedes limar un poco.

En caso de no sentirte capaz, puedes acudir a un profesional o, simplemente, limarlas con cualquier lima de uñas que tengas en casa.

Para la limpieza de los oídos debes emplear un spray ótico para roedores que encontrarás con facilidad en tiendas especializas de mascotas.

Basta con aplicar dicho spray en los oídos de la cobaya y pasar un bastoncillo sin profundizar en el oído interno de la mascota para retirar la cera y demás suciedad.

si quieres a tu cobaya limpia debes cuidar su higiene

¡Y esto es todo! Como ves, mantener a tu cobaya limpia no es una tarea ardua, pero sí muy necesaria. Hay ocasiones en las que la salud de nuestra mascota se ve afectada por una escasez de higiene en ella o en su entorno. ¡No dejes que eso le pase a tu cobaya!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 7 =